Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo alimentar a un gato

Al igual que otros animales, los gatos dependen de su dieta para mantenerse sanos. Por ejemplo, si tu amigo felino supera su peso ideal, corre más riesgo de tener enfermedades del corazón, infecciones y otros problemas. Afortunadamente, hay ciertas cosas que puedes hacer para organizar las comidas de tu mascota y evitar estas complicaciones.

En Ideas en 5 minutos hemos preparado esta guía para ayudarte a saber cómo alimentar a tu gato.

Importante: Te recordamos que este artículo ha sido creado con fines informativos y no sustituye el asesoramiento profesional.

1. Visita a un veterinario para determinar las necesidades de tu gato

En primer lugar, es importante entender que la cantidad de comida que necesita tu gato puede depender de diferentes factores, como la edad, el tamaño, el ritmo metabólico, el ejercicio que realiza y las condiciones ambientales. Por ello, llevar a tu mascota al veterinario te ayudará a identificar su peso ideal y su consumo diario de calorías.

💡 Ten en cuenta que un gato doméstico debe pesar alrededor de 4,5 kg para estar sano. Sin embargo, esto puede depender de su raza y su contextura.

Mientras tanto, puedes seguir la guía de alimentación anterior, que es muy similar a la etiqueta de un alimento seco para gatos. Esto te ayudará a calcular la cantidad de alimento que debe consumir tu mascota. Sin embargo, ten en cuenta que los rangos pueden ser demasiado imprecisos para cubrir completamente las necesidades de un gato dentro de un rango de peso específico.

2. Calcula la cantidad de comida que tendrá tu gato

Después de visitar al veterinario, calcula la cantidad de comida que le vas a dar a tu gato a lo largo del día. Por ejemplo, si el veterinario indica que tu gato debe recibir 240 calorías al día y cada lata de comida húmeda tiene 73 calorías, deberás alimentar a tu mascota con 3,3 latas cada día.

💡Para mantener a un gato en su peso normal, los expertos recomiendan aportar entre 24 y 35 calorías por 0,5 kg cada día.

✅ Recuerda que la comida húmeda tiene menos calorías que la seca debido a su contenido de agua. Por lo tanto, asegúrate de darle a tu gato suficiente comida húmeda para que cumpla con su consumo ideal de calorías.

Si alimentas a tu gato con comida seca, es aconsejable determinar la cantidad de comida con una balanza digital. Este método puede ser mucho más preciso que el uso de una taza.

✅ Según los expertos, medir la comida de tu gato te ayudará a evitar la sobrealimentación, que puede provocar obesidad y otros problemas relacionados con el peso, como la artrosis y la diabetes. Además, tu mascota estará más sana y será más fácil para los veterinarios examinarla.

3. Divide los alimentos en porciones

Una vez realizado el paso anterior, divide la cantidad de comida en 3 porciones para alimentar a tu gato durante el día. Por ejemplo, si has calculado que tu mascota necesita 3⅓ latas al día, aliméntala con 1 lata por la mañana, 1 lata por la tarde y 1⅓ latas por la noche.

Recuerda que las horas de alimentación pueden depender de tu horario. Si tu rutina diaria no te permite seguir las pautas anteriores, ten en cuenta que los gatos deben ser alimentados al menos dos veces al día, con unas 12 horas de diferencia.

No olvides tener en cuenta las calorías que aportan las golosinas y otros tentempiés que puedas ofrecerle a lo largo del día.

Por otro lado, los gatitos deben ser alimentados con pequeñas porciones de comida hasta 6 veces al día, a intervalos regulares. También es aconsejable darles comida húmeda e introducir la comida seca a medida que crecen.

✅ Los gatitos pueden pasar de la comida para gatitos a la comida para gatos adultos alrededor de su primer cumpleaños o entre los 18 meses y los 2 años de edad, si el gato es de raza grande. Como esto puede depender de diferentes factores, siempre es aconsejable preguntarle a un veterinario cuál es el momento adecuado para hacerlo.

Ten en cuenta que, en el caso de los gatitos de menos de 6 meses, su peso se medirá en función de su edad en meses. Por ejemplo, un gatito de 2 meses debe pesar aproximadamente 1 kg, y un gatito de 3 meses debe pesar alrededor de 1,400 kg. Después de los 6 meses de edad, su peso puede ser más variable, ya que empiezan a llegar a la edad adulta.

❗ Asegúrate de alimentar a tu amiguito con comida específicamente formulada para gatos, ya que le aportará la cantidad necesaria de nutrientes.

Otros aspectos que debes tener en cuenta a la hora de alimentar a tu gato:

Cuidado con los alimentos poco seguros. Hay ciertos alimentos que son muy peligrosos para los gatos. Algunos de ellos son: el chocolate, la cebolla, los frutos secos, los tomates y las setas, entre otros. Al mismo tiempo, la leche y los productos lácteos tampoco son recomendables, ya que la lactosa puede causar problemas digestivos.

❗ Asegúrate de informarte bien sobre este tema antes de darle a tu gato alimentos diferentes de los formulados especialmente para él.

  • No coloques los cuencos de comida y agua de tu gato cerca de su bandeja sanitaria. Asegúrate de mantenerlos en una zona limpia. También se recomienda limpiar los cuencos de comida todos los días, ya que así se evitará la proliferación de gérmenes y bacterias perjudiciales.
  • Mantén el agua disponible. Proporciona agua fresca y limpia en todo momento en cuencos de cerámica o metal. Si puedes, coloca un segundo cuenco de agua lejos de su comida.
  • Intenta ser lo más coherente posible y mantén la dieta de tu gato. Cambiar la marca y el sabor de la comida con demasiada frecuencia puede causarle problemas estomacales.
Ideas En 5 Minutos/Animales/Cómo alimentar a un gato
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos