Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo los animales perciben los cambios de clima

Seguramente muchos de nosotros, al menos una vez en la vida, hemos escuchado historias de otros sobre cómo los animales pudieron predecir el clima: lluvia, tormentas de nieve, calor. “El gato se acurrucó como una bola, hará frío”, dicen algunas ancianas. Pero cómo nuestras mascotas logran captar estos cambios climáticos es una pregunta interesante.

En Ideas en 5 minutos decidimos investigarlo y nos encontramos con muchos hechos interesantes.

Oído

Varios animales son mucho más sensibles a los sonidos, olores y cambios en la presión atmosférica que los humanos. Por ejemplo, las orejas de un gato doméstico pueden captar los lejanos truenos de una tormenta eléctrica que se aproxima, mientras que la persona no es capaz de reconocerlo. Justo antes de una tormenta, los oídos de un gato pueden detectar la caída repentina en la presión atmosférica y, habiéndolo aprendido con el tiempo, asocia esta sensación con cambios en el clima.

Presión

Los investigadores han observado este tipo de comportamiento en un grupo de tiburones al rastrear los movimientos de estos peces durante condiciones climáticas extremas. Después de que cayera la presión barométrica, varios tiburones se alejaron nadando hacia aguas más profundas para estar más protegidos de la tormenta.

Las aves, aparentemente, también pueden sentir las caídas en la presión atmosférica. Utilizan esta capacidad para tomar decisiones que van desde cuándo y cómo alimentarse hasta dónde migrar a largo plazo.

Temperatura

Por último, algunos organismos detectan incluso los más mínimos cambios en la temperatura del aire. Por ejemplo, la frecuencia del canto de un grillo arbóreo de la nieve depende directamente de la temperatura de ambiente. El grillo tiene un organismo de sangre fría; un aumento de la temperatura intensifica su tasa metabólica y le proporciona más energía para las contracciones musculares y el canto.

Ideas En 5 Minutos/Animales/Cómo los animales perciben los cambios de clima
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos