Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos
Cómo distinguir una garrapata de una araña

Cómo distinguir una garrapata de una araña

Hay un gran número de seres vivos diferentes en la vecindad de los humanos, y algunos de ellos se parecen mucho entre sí. Por ejemplo, es fácil confundir una pequeña araña con una garrapata. Todo el mundo sabe que estos últimos arácnidos son portadores de diversas enfermedades. Por eso, a veces es importante saber distinguir uno de otro.

En Ideas en 5 minutos te mostraremos en qué se diferencia una garrapata de una araña.

Arañas

Las arañas son el orden más numeroso de la clase Arachnida, lejanamente emparentadas con otros grupos de artrópodos que también incluyen a los escorpiones y a los ácaros. Se conocen más de 45 000 especies de arañas en todo el mundo.

Su tamaño varía de muy pequeño a bastante grande, dependiendo de la especie. La más pequeña es la Patu digua, que tiene una longitud corporal total de 0,03 cm. Una de las más grandes es la araña cazadora gigante, cuyas patas miden hasta 30 cm.

El cuerpo consta de dos partes:

  • El tórax, que contiene la cabeza, el tórax, los ojos, las piezas bucales y las patas.
  • El abdomen, que contiene los órganos de hilado de la telaraña, los orificios reproductores y los órganos respiratorios.

Las dos partes del cuerpo de la araña están unidas por una fina cintura. Esta es la forma más fácil de distinguir una de estas criaturas de un ácaro. En las arañas, el cuerpo siempre está dividido en 2 partes por una fina cintura, mientras que en los ácaros no lo está.

Ojos. Normalmente, las arañas tienen 8 ojos, a veces 6. Por regla general, están dispuestos en dos filas a lo largo de la parte delantera del caparazón. Sin embargo, tanto la disposición como el tamaño de los ojos pueden variar de una araña a otra.

Patas. Las arañas tienen 4 pares de patas articuladas con 2 a 3 garras terminales. Las arañas con dos garras son cazadoras.

Piel. Al igual que otros artrópodos, el cuerpo de la araña está cubierto por una “piel” bastante dura, o cutícula (exoesqueleto), formada por proteínas y quitina.

La araña puede crecer mediante la muda. En primer lugar, se forma una nueva cutícula más grande debajo de la antigua. Entonces, la vieja cutícula se abre y sale la araña. La nueva “piel” es muy suave, por lo que las arañas intentan no moverse hasta que se endurece.

Color. La mayoría de las arañas son negras, marrones o grises. Sin embargo, en la naturaleza también hay varios cientos de especies rojas, verdes, amarillas, azules e incluso rosas.

Alimentación. Las arañas se alimentan de insectos y pequeños animales. Los humanos no les interesan en absoluto. También son depredadoras: tejen una red trampa o acechan a su presa.

Cómo se mueven. Las arañas caminan, corren, saltan, nadan y dan volteretas. Algunas especies utilizan más de un método de desplazamiento al mismo tiempo.

Una picadura de araña puede ser dolorosa o no. La persona mordida suele sentir los síntomas inmediatamente. La picadura de una no venenosa puede parecerse a la de una abeja: enrojecimiento, hinchazón y dolor en el lugar afectado. La de una araña venenosa es mucho más dolorosa.

Garrapatas

Las garrapatas pertenecen a una superfamilia de ácaros. Hay unas 850 especies en total. Se dividen en 2 categorías:

  • Duras
  • Blandas

Las duras son garrapatas en cuyo dorso se aprecia una placa dura (escudo). En los machos, esta cubre gran parte del cuerpo. Las hembras tienen un pequeño escudo, ya que necesitan alimentarse más para poner huevos, y la placa dura impediría que su cuerpo se expandiera.

La garrapata tiene cuatro etapas de vida:

  • Huevo
  • Larva
  • Ninfa
  • Espécimen adulto

Las larvas de las garrapatas salen de un huevo, se convierten en ninfa y luego en un espécimen adulto. Las larvas, ninfas y adultos se alimentan de la sangre de huéspedes vertebrados.

El cuerpo de la garrapata se caracteriza por la ausencia de una constricción entre el tórax y el abdomen. Las garrapatas no alimentadas tienen una forma de gota plana. El cuerpo de una que sí se ha alimentado se vuelve más redondeado y de color claro.

El tamaño de una garrapata depende de su especie, de su etapa de vida y de si se ha alimentado o no. Las larvas tienen el tamaño de un grano de arena, las ninfas el de una semilla de amapola, y los adultos el de una semilla de sésamo. Cuando la garrapata come, su cuerpo se expande. Una hembra adulta puede alcanzar el tamaño de una pasa de uva. Sin embargo, incluso una garrapata adulta que ha comido no suele tener más de 1 cm de longitud.

Ojos. Las garrapatas pueden tener hasta cuatro ojos.

Patas. Las larvas tienen 6 patas. Las garrapatas adultas tienen 8, cada una de ellas cubierta de cortos pelos espinosos y con una pequeña garra en el extremo.

Color. Las garrapatas pueden ser de diferentes colores, como rojo, marrón, marrón dorado, gris azulado y negro. Una vez alimentadas, se hinchan y adquieren un color gris.

Nutrición. Las garrapatas son parásitos. Se adhieren al cuerpo de un animal o de un ser humano y beben su sangre.

Cómo se mueven. Las garrapatas se arrastran, no pueden saltar ni volar.

Las picaduras de garrapata son indoloras. Inyectan un anestésico en la piel en donde morderán. El lugar de la mordedura suele ser pequeño y casi invisible. Los signos de la picadura suelen aparecer al cabo de unos días.

Ideas En 5 Minutos/Animales/Cómo distinguir una garrapata de una araña
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos