Cómo enseñar a hablar a un periquito

La anatomía de los loros no les permite pronunciar palabras como nosotros. Dado que no tienen cuerdas vocales, no pueden producir sonidos de la misma manera que los humanos. La laringe inferior es la responsable de hacerlo. Los pájaros intentan imitar lo que escuchan.

Ideas en 5 minutos averiguó cómo hay actuar para que un periquito pueda intercambiar palabras y frases cortas con su dueño.

Los factores que influyen en el deseo de un loro de aprender el habla humana

  • La edad. Es importante elegir un pájaro joven. Esto aumentará en gran medida las posibilidades de que el loro quiera hablar contigo. La mayoría de los pájaros adultos se ha mantenido en recintos con otras aves y ha crecido en un entorno en el que no tenían necesidad de comunicarse con la gente. Por ello, los loros adultos pueden aprender algunas pocas palabras, pero nada más.

  • El lazo afectivo. Si a tu loro le encanta pasar tiempo contigo, querrá hablar tu idioma. Cuanto más cercanos sean, tanto más esfuerzo pondrá en aprender. Debe ser dócil. Si el pájaro te tiene miedo, no podrás generar confianza. Nunca hagas nada para asustar o dañar a tu loro. Esto incluye movimientos bruscos, especialmente sobre su cabeza, y golpear la jaula. Trata a tu mascota con respeto y cariño.

  • El sexo. La mayoría de los machos tienden a hacer más sonidos en general que las hembras. En parte, esta es la razón por la que pueden aprender a hablar con una persona de manera mucho más fácil y rápida. Quizás esto también se deba al hecho de que tienen que cantar más alto y más seguido para atraer la atención de las hembras.

  • La presencia de otros loros. Es mejor si el pájaro está solo, no debe haber otros periquitos cerca. Dos aves que viven juntas prefieren evitar la comunicación humana y hablar entre sí. Son pájaros de naturaleza social. Y una de las razones por las que quieren aprender el habla humana es el hecho de que, en la naturaleza, hablan constantemente con otros loros. Ahora eres de su grupo y te escuchan con atención para estar en la misma onda que tú.

Proceso de aprendizaje

  • Asegúrate de que tu loro esté feliz. Si la jaula no es lo suficientemente grande, el loro está recibiendo muy poca comida o si tiene problemas de salud, no querrá aprender nada nuevo. Las señales de que un loro está feliz van desde el exceso de energía hasta los cantos constantes. Si notas que tu mascota está letárgica, no quiere comunicarse con nadie, comienza a tener problemas con el emplumado, entonces es hora de ir al veterinario, y no de aprender a hablar. Un pájaro enfermo obviamente no podrá concentrarse en ningún proceso educativo.

    💡 Un loro que ha comido bien es mucho más receptivo a aprender cosas nuevas, ya sean trucos o palabras, que uno con el estómago vacío.

  • Elige el momento adecuado para practicar. Es más probable que las aves aprendan nuevas palabras por la mañana, cuando su cerebro está bien descansado ​​después de dormir. Esto hace que la información sea más fácil de recordar. Por la mañana, los loros están llenos de energía y vigor. Sin embargo, recuerda que es muy importante interactuar con tu loro todo el día, especialmente si no tiene pareja. Debe escuchar el habla humana tan a menudo como sea posible para que le den ganas de imitarla.

  • Empieza con palabras sencillas y repítelas siempre que se presente la oportunidad. Debido a la falta de cuerdas vocales, algunas aves no pueden aprender a pronunciar palabras difíciles. Habla con tu mascota como con un niño pequeño. Cuando vengas y te vayas, di “hola” y “adiós”. Al darle comida, di “gracias”. Acompaña cada una de tus acciones con una palabra específica, deja que en la cabeza del loro se construya una asociación. Pronuncia todo de forma clara y comprensible, preferiblemente con la misma entonación.

    💡 Una vez que tu periquito haya aprendido una palabra o dos, es probable que el aprendizaje que sigue sea mucho más fácil y rápido.

  • Usa golosinas y hazle cumplidos. Recompensa siempre a tu loro por sus logros. Esto lo estimulará. Puedes utilizar brotes de mijo o trozos de fruta como recompensa. Esta técnica hará que el pájaro comprenda que está haciendo todo bien y que sus acciones son exactamente las que se esperan de él. No te olvides de decirle agradables palabras a tu mascota. A todo el mundo le gusta recibir elogios, incluso a los pájaros.

    💡 Sabrás que las lecciones son efectivas cuando veas al loro mirándote la boca o veas que sus pupilas se dilatan. A algunas aves les gusta acercar la cara a la boca del dueño cuando habla.

  • Sé paciente y no te desanimes. Idealmente, debes entrenar con tu ave todos los días. Sin embargo, incluso en condiciones ideales, no siempre hay garantía de que se logre un resultado positivo. Mientras que algunos loros captan el habla humana con bastante facilidad, otros tardan meses o incluso años en pronunciar su primera palabra. Puede ser que la mascota nunca sea capaz de combinar los sonidos en una oración que sea comprensible para nuestros oídos. Si sientes que tu loro lleva practicando sin resultado el habla desde hace demasiado tiempo, intenta enseñarle algo más fácil, como silbar. Silbar es mucho más sencillo para muchas aves. Luego podrás pasar a las palabras.

    💡 Es posible que el loro ya esté hablando, pero tú aún no te has dado cuenta. Muchas aves tienen una voz aguda y hablan rápidamente. Por tanto, puede resultar difícil distinguir entre todos los sonidos que hacen las palabras y las frases. Escucha con atención y es posible que descubras que tu amigo emplumado ya ha aprendido el habla humana.

Compartir este artículo