Cómo entender el lenguaje corporal de los gatos

Cómo entender el lenguaje corporal de los gatos

Puede ser complicado saber qué sienten los gatos. Teniendo esto en cuenta, Ideas en 5 minutos preparó una guía que podría ayudarte a entender mejor a tu misterioso felino.

1. Está acurrucado

Esto significa que tu gato se siente seguro y tranquilo. También es la posición en la que suelen dormir, ya que reduce el calor que desprende su cuerpo.

Nota: Si tu gato duerme mucho en esta posición durante el día, llévalo al veterinario por si algo va mal.

2. Está tumbado sobre sus patas, las cuales están metidas debajo de su cuerpo

Significa que está feliz. Puedes notar que se echa una siesta con los ojos medio cerrados o completamente cerrados. Sus bigotes y su cola no se mueven o se mantienen ligeramente elevados.

Nota: Normalmente es fácil darse cuenta de que tu gato se siente así, y si lo acaricias, puede empezar a ronronear.

3. Expone su pancita

Esta posición tiene dos caras. Por un lado, puede significar que tu gato está relajado, confiado y que se siente seguro. Sin embargo, también puede ser que esté listo para defenderse. Cuando está tumbado así, puede sacar fácilmente las garras y prepararse para luchar.

Nota: Todos los gatos tienen diferentes personalidades, así que no acaricies la pancita de un felino que no conozcas, aunque te la exponga.

4. Tiene los ojos abiertos y pupilas estrechas

Tu gato puede estar concentrado en un objeto en movimiento o en algo nuevo que le rodea. Presta atención a sus orejas y bigotes, ya que estarán apuntando hacia delante. Su cuerpo puede incluso estar agachado en el suelo, listo para acechar a su “presa”.

5. Su espalda está arqueada

Intenta parecer lo más grande posible porque se siente asustado o enfadado. También puede estar dispuesto a ser agresivo. Se coloca en una posición lateral para poder correr rápidamente, en caso de tener que perseguir algo.

6. Está amasando

Un gato que hace esto no solo es feliz, sino que está satisfecho. Amasar es un recuerdo que les queda de cuando eran gatitos y que continúa en su edad adulta. Puedes considerarte especial si amasan sobre ti, ya que no lo harán con cualquiera.

Compartir este artículo