Cómo limpiar de manera segura los juguetes para perros

Los juguetes pueden estimular a tu perro de diferentes maneras. Por ejemplo, fomentan la actividad física, benefician la salud dental y evitan el aburrimiento y los comportamientos no deseados. Sin embargo, es importante lavar estos objetos con frecuencia para evitar la proliferación de bacterias y otros agentes patógenos.

En Ideas en 5 minutos, te mostraremos cómo limpiar de forma segura los juguetes de tu mascota sin poner en riesgo a tu amigo de cuatro patas.

Peluches

Este tipo de juguetes son muy fáciles de limpiar, ya que puedes meterlos en la lavadora en un ciclo suave cada vez que parezcan estar sucios, pero ten en cuenta que los expertos recomiendan utilizar un detergente apto para mascotas o verter ¼ de taza de vinagre en su lugar.

Si los juguetes parecen demasiado frágiles para el método anterior, también puedes lavarlos a mano con una solución de agua y vinagre, ambos en partes iguales. Sea cual sea el procedimiento que elijas, asegúrate de limpiar los peluches en un día soleado, para que puedan secarse al aire libre.

Nota: Nunca utilices lejía ni suavizante de ropa sin diluir. Estos productos de limpieza domésticos son tóxicos para las mascotas y pueden causar diferentes problemas de salud.

Juguetes de cuerda

Aunque la textura de estos juguetes puede parecer más difícil de limpiar, hay una forma muy sencilla de hacerlo:

1. Sumerge el juguete de cuerda en agua.

2. Mételo en el microondas a alta temperatura. Déjalo durante 1 minuto.

3. Retira el juguete con cuidado y deja que se seque completamente antes de dárselo de nuevo al perro.

También puedes meterlo en la lavadora o el lavavajillas con agua caliente y sin detergente. El calor ayudará a eliminar los gérmenes y las bacterias.

Juguetes duros

Los juguetes de plástico, nailon y goma para masticar pueden ayudar a tu perro a mantener sus dientes limpios, y es importante lavarlos frecuentemente para evitar gérmenes y bacterias. Algunos de estos juguetes pueden meterse en el lavavajillas con agua caliente y sin detergente, pero los expertos recomiendan hacerlo solo si la etiqueta indica que son aptos para lavavajillas.

Otra forma de limpiarlos es utilizando agua caliente y jabón para platos, y frotando la superficie del juguete con un cepillo de dientes. Esto te ayudará a eliminar la suciedad. Después, enjuágalo bien y déjalo secar.

Nota: Comprueba que el juguete esté completamente seco y que no tenga agua en su interior antes de devolvérselo a tu perro. Para asegurarte de que los productos de limpieza no entren en su interior, cubre los orificios con cinta adhesiva antes de lavarlo.

El contenedor de juguetes

Antes de volver a colocar los juguetes limpios en su contenedor:

1. Elimina el pelo y el polvo que haya dentro con la aspiradora.

2. Prepara una solución limpiadora vertiendo partes iguales de vinagre y agua en una botella de espray.

3. Rocía la solución sobre la superficie del contenedor y límpialo. A continuación, deja que se seque al aire.

Recomendaciones generales

  • Para evitar el atragantamiento, la ingestión y otros peligros, desecha los juguetes con:

1. Piezas colgantes o muy usadas

2. Moho en el interior

3. Juguetes a los que se les salga el relleno

  • No dejes los juguetes del perro en el exterior. Pueden desarrollar bacterias y moho en su superficie cuando se dejan bajo la lluvia. Al mismo tiempo, el sol puede hacer que los juguetes liberen sustancias químicas peligrosas.
  • Intenta rotar los juguetes de tu perro una o dos veces al mes para facilitar la limpieza y evitar que tu mascota se apegue demasiado a uno solo. Agrupa los juguetes y ten un conjunto en juego, un conjunto “en lista de espera” y otro conjunto en limpieza.
Compartir este artículo