Cómo poner un arnés a un gato

Si quieres caminar con un gato o transportarlo, necesitarás un arnés. Te permitirá controlar el movimiento de tu mascota y evitar que se escape y se pierda.

En Ideas en 5 minutos, preparamos instrucciones ilustradas para saber cómo ponerle correctamente un arnés a tu adorable felino.

Cómo armar un arnés

Los arneses suelen venderse prearmados. Pero si tienes un arnés desarmado o las correas se desataron mientras tu gato lo llevaba, aquí están las instrucciones para armarlo:

1. Despliega el arnés y coloca la correa corta perpendicularmente a la correa principal, dejando un tercio de espacio desde la hebilla.

2. Toma el extremo largo de la correa principal y tira de él a través del lazo que está junto a la hebilla.

3. Tira del extremo largo de la correa principal a través del lazo de la correa corta.

4. La parte del arnés con el cierre debe estar situada en la espalda del gato, y la parte con la correa corta, en su pecho.

Cómo poner un arnés a un gato

1. Pasa el arnés a través de la cabeza del gato con el cierre hacia arriba.

2. Pasa sus patas por las correas. Asegúrate de que la correa corta se encuentre sobre el pecho del gato.

3. Toma el extremo libre de la correa principal y envuélvelo alrededor del cuello del gato. Abrocha el arnés en la espalda.

4. Asegúrate de que las correas no estén muy apretadas y que no obstruyan ninguna parte del cuerpo del gato. Al mismo tiempo, no deben colgar libremente, ya que la mascota puede intentar quitarse el arnés mientras lo lleva puesto.

5. Coloca un collar al arnés y ¡disfruta el paseo!

Compartir este artículo