Por qué los gatos entierran su comida

Si tu gato rasca el suelo alrededor de su plato de comida o pone algo encima, puedes pensar que está tratando de decirte algo. Quizás sea así, porque hay muchas razones para ello. Pero la verdad puede ser aún más inimaginable dados los múltiples matices del comportamiento gatuno.

Ideas en 5 minutos te ayudará a entender los hábitos de esta mascota y te contará por qué los gatos entierran su comida. Al final del artículo encontrarás un par de consejos de cómo actuar ante tal situación.

Comportamiento instintivo

En la naturaleza, los gatos salvajes a menudo entierran los restos de comida como medida de protección para que los enemigos no puedan rastrearlos, ya que la comida enterrada tiene un olor poco perceptible y no atrae a los carroñeros y tampoco a los depredadores. Este tipo de comportamiento de las hembras lactantes se explica por la reticencia a que los demás encuentren a su camada.

Los gatos domésticos también manifiestan un comportamiento similar. Esto es similar a esconder los alimentos que practican sus familiares. El leopardo es conocido por mantener a su presa en lo alto de los árboles para mantenerla alejada de los leones y las hienas. El lince norteamericano tapa los restos de su comida para esconderse de otros animales.

Cuando colocas hojas de periódicos debajo de los tazones, puedes notar que tu mascota las rasca y las rompe en pedazos para tapar la comida sobrante. Lo mismo puede suceder con cualquier otra cosa que esté cerca y sea adecuada para tapar.

Aunque el gatito haya crecido solo sin una madre, de todos modos puede enterrar la comida instintivamente. El animal hace este tipo de acción sin pensar.

El zoólogo amateur británico John George Wood, en su trabajo The illustrated natural history (Historia natural ilustrada), describió un comportamiento similar de su gata Pret. Después de la cena, ella trajo un pedazo de papel y lo puso encima de su tazón. También pudo sacar un pañuelo del bolsillo de la esposa de Wood con su pata y usarlo para el mismo propósito. Pero a veces hubo casos bastante inusuales. Por ejemplo, cuando no había papel o pañuelos, Pret a veces traía a uno de sus gatitos para tapar su comida. Además, podía usar los fragmentos de una alfombra o un mantel, por lo cual todos los platos de la mesa se caían.

Comida poco deliciosa

Si le cambias la alimentación de tu gato y de repente comienza a enterrar su comida, entonces lo más probable es que no le haya gustado. Si antes no habías observado este tipo de comportamiento, entonces la probabilidad de esto es particularmente alta. Puede que no le guste el sabor o el olor de la comida. También puede que hayas cambiado de lugar su tazón, ya que esto también puede molestar al gato.

Cualquiera de estas cosas puede hacer que el gato entierre la comida que no le agrada. Además, hay que tomar en cuenta que la mascota puede perder el apetito. Se sugiere acudir al veterinario si tu gato de repente comienza a manifestar tal tipo de comportamiento sin una razón aparente.

Hábito de orden

En cuanto a su espacio personal, los gatos son verdaderos guardianes de la limpieza. Para muchos de ellos, el lugar de la comida es casi sagrado. En tales condiciones, es simplemente de mal gusto comer de un recipiente sucio. Asegúrate de que el plato de tu mascota esté bien lavado, ya que esto puede terminar con “la excavación”.

En este caso, la forma de rascar con las patas cerca del tazón es similar a rascar el piso después de ir al baño. Es cada vez más usual que los gatos se comporten así para ordenar su lugar para comer. Dado que los restos de comida permanecen intactas, la mejor manera de limpiar el área es enterrar la comida sobrante.

Comer demasiado

Otra posible razón por la que los gatos intentan enterrar su comida es porque ya no quieren comer. En este caso, enterrar los restos de comida es igual que esconder juguetes con los que ya no quieres jugar. Si están fuera de la vista, entonces se crea la ilusión de que no existen en absoluto.

Cómo actuar

Enterrar la comida se considera un comportamiento inofensivo para los gatos, dado su posible origen natural. Sin embargo, si te molesta o tu mascota comienza a mostrar una tendencia excesiva a enterrar su comida, entonces puedes usar los siguientes consejos.

  • Cuando tu mascota ha terminado de comer, no dejes comida en su tazón. Enjuaga bien el recipiente, limpia el piso a su alrededor y pon agua fresca al lado.
  • Si dejas aperitivos para tu gato, entonces intenta colocarlos en unos rompecabezas especiales de comida para que tu gato los “busque”.
  • Sírvele a tu gato comida en pequeñas porciones. Lleva un registro de alimentos consumidos.
  • Cuando vuelvas a notar este comportamiento en tu mascota, distráela con algún tipo de juego o cualquier otra actividad.

Si el comportamiento de enterrar la comida se vuelve demasiado obsesivo y te preocupa la condición del gato, entonces consúltalo con su veterinario.

Compartir este artículo