Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Por qué tus mascotas te siguen al baño

Podría decirse que el baño es la habitación más privada del hogar, pero si vives con mascotas, puedes estar acostumbrado a que esa privacidad sea interrumpida por ellos cuando te siguen hasta allí. No todas las mascotas hacen esto; depende de la especie, la raza y el comportamiento individual del animal, pero sigue siendo algo común entre los dueños de mascotas. Más importante aún, es completamente normal tanto para perros como para gatos.

En Ideas en 5 minutos te contaremos las razones por las que tanto a los perros como a los gatos les gusta seguir a sus dueños al baño.

1. Es parte de su estructura social

Una de las principales razones por las que tu mascota te sigue al baño es debido a la forma en que sociabiliza. Los perros, por ejemplo, son animales de manada, por lo que están acostumbrados a hacer cosas juntos. Dado que los alimentas, es probable que te vean como el líder del grupo y, por lo tanto, querrán siempre estar cerca de ti. Además, si consideran que estás en una situación vulnerable, ellos te protegerán, ya que en las jaurías se cuidan los unos a los otros ante una eventual amenaza.
Los gatos, por su parte, son diferentes, porque no tienen mentalidad gregaria; están acostumbrados a estar solos. No obstante, son capaces de convivir con los seres humanos y de adecuarse a los grupos sociales, lo que explica por qué algunas veces nos siguen a pesar de no tener mentalidad de manada.

2. Tienen un vínculo especial contigo

Más importante aún, tanto los gatos como los perros son capaces de sentir que eres su padre o su madre si viviste con ellos cuando eran pequeños. La impronta es el proceso por el que un animal joven te verá como padre o madre y, como resultado, es probable que te siga a donde vayas.

Incluso si adoptaste a tu mascota cuando ya era adulta, es probable que haya desarrollado un vínculo especial contigo. Tal vez te extrañe, o tal vez te siga para pasar más tiempo contigo.

3. Tu mascota es un animal curioso

Los perros son criaturas intrínsecamente curiosas, especialmente si su dueño está involucrado. Cuando vamos al baño, solemos cerrar la puerta, lo que solo aumenta la intriga de las mascotas. Además de esto, pueden sentir curiosidad por patrullar la zona donde se encuentra alguien de su manada.

Los gatos experimentan un problema similar con la curiosidad, particularmente con las puertas cerradas. Esta curiosidad aumenta si estás del otro lado de la puerta. Tu gato puede incluso aprender que tiendes a cerrar la puerta del baño, lo que hace que desee aún más seguirte allí.

4. Están aburridos

Tus mascotas pueden seguirte al baño simplemente porque están aburridas. Por lo general, no tienen muchos asuntos urgentes que atender, por lo que ir al baño es una oportunidad para hacer algo emocionante.

5. Has reforzado este comportamiento

Es probable que seas al menos parcialmente responsable de que tus mascotas te sigan al baño, ya que es muy fácil reforzar este tipo de comportamiento. Tus animalitos saben que este es el momento perfecto para obtener toda tu atención, por lo que al brindarles afecto, mimos o cualquier tipo de demostración de cariño, los estás recompensando por seguirte. Puedes entrenarlos para que no te sigan si les das estas mismas recompensas cuando se comportan de la manera que deseas.

Las mascotas son criaturas de hábitos, lo que significa que disfrutan participando en las rutinas. Si has dejado que te sigan hasta el baño, es probable que también lo vean como una rutina.

6. Sufren ansiedad por separación

Otra razón por la que tus mascotas pueden seguirte al baño es que pueden experimentar ansiedad por separación cuando están lejos de ti. Esto a menudo se puede ver en los perros que siguen a sus dueños en exceso, y que entran en pánico cuando se quedan solos. La ansiedad por separación ocurre menos en los gatos, pero aún puede pasar.

Si tu mascota comienza a llorar o muestra un comportamiento destructivo cuando cierras la puerta del baño, podría ser una indicación de que sufre ansiedad por separación.

7. Es más probable que ciertas razas se queden a tu lado

También es posible que tu mascota haga esto simplemente porque su raza está programada genéticamente para permanecer cerca de ti en todo momento. Los perros pastores, como golden retrieverborder collie; las razas toy, como pug y chihuahuas; y los perros guardianes, como los pastores alemanes o los dóberman, son algunos ejemplos de razas de perros que tienden a permanecer cerca de su dueño.

También existen diferentes razas de gatos que se caracterizan por ser amigables y por querer estar cerca de su dueño. Algunas de estas razas incluyen a los gatos ragdoll, persas, escoceses y maine coon.

8. Los baños son un lugar fascinante para ellos

Al final del día, un baño es un lugar lleno de maravillas para que tus mascotas exploren. Para los perros, una de las cosas más atractivas de los baños es la variedad de olores diferentes que pueden encontrar en su interior. Si bien esto no suena atractivo para los humanos, puede ser intrigante para un perro.

Los gatos tienen aún más motivación para visitar el baño, ya que es una especie de patio de juegos para ellos. Dentro del baño, tu gato puede encontrar muchos artículos que le resultan interesantes: la bañera, los rollos de papel higiénico y la alfombra de baño, entre muchas otras cosas. Además de esto, a los gatos también les gustan los baños porque el fregadero puede funcionar como una cama fría para ellos y porque pueden encontrar fácilmente agua corriente fresca.

Ideas En 5 Minutos/Animales/Por qué tus mascotas te siguen al baño
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos