15+ Artículos imprescindibles de llevar en el bolso para evitar situaciones incómodas

Es imposible estar preparado para todo, pero es bueno tener siempre artículos compactos y multifuncionales que podrán ayudarte en diferentes situaciones.

Ideas en 5 minutos te contará qué cosas es bueno tener en tu bolso dependiendo de tus hábitos, estilo de vida e incluso la temporada.

Un par de toallitas húmedas en envoltorio individual

Muchas personas llevan consigo un paquete de toallitas húmedas. Pero en la mayoría de los casos, durante el día no se gastan más de 2 o 3 unidades. Basándose en esto, si quieres ahorrar espacio en tu bolso o usar uno pequeño, en lugar de todo un paquete, lleva un par de toallitas húmedas en envoltorios individuales. No solo los que se pueden comprar, sino también utilizar los que se han conservado tras un vuelo reciente o una visita a un café.

Vaso de silicona plegable con tapa

Es una alternativa compacta a un vaso o botella de agua común. Se puede llenar tanto con bebidas frías como calientes. Cuando se pliega, se asemeja a la tapa de un frasco, gracias a lo cual ocupa un mínimo de espacio en la bolsa. Muchos modelos tienen un lazo para sujetar el vaso a la correa de un bolso, cremallera o llavero.

Vaselina en un mini paquete

La vaselina no solo acelera la cicatrización de heridas y alivia la piel irritada, sino que también se puede utilizar como remedio para prevenir los callos. Además, la vaselina ayudará a limpiar la piel del contorno de ojos del maquillaje, dará volumen a las pestañas y un aspecto bien arreglado al cabello. Hay minipaquetes a la venta que pueden caber en cualquier mochila o bolso.

Trozos de pasta de dientes

Hay situaciones en las que necesitas refrescar el aliento o limpiar los dientes de la placa. Pero llevar un tubo de pasta de dientes a todas partes no es muy cómodo. Un par de trozos hechos con pasta de dientes y bicarbonato de sodio ayudarán. Con simplemente masticar una, te refrescarás el aliento y, en caso de emergencia, reemplazará la pasta de dientes: espera hasta que el trozo se ablande en tu boca, luego usa un cepillo de dientes o una servilleta para frotarte los dientes.

Cómo prepararlos: extiende un papel de hornear sobre una superficie plana. Exprime trozos de pasta de aproximadamente 1 cm, espolvorea con un poco de bicarbonato de sodio y espera a que se seque. Luego, pon los trozos en un recipiente pequeño. Para llevar 2 o 3 unidades, puedes usar un contenedor de plástico de dulces.

Seguritos

Coloca 2 o 3 seguritos de diferentes tamaños en el forro de tu bolso. Pueden arreglar temporalmente el botón suelto en una camisa o la correa rota de una bolsa, sujetarán un agujero o un trozo de tela rasgada y también ayudarán si necesitas quitar o reemplazar urgentemente una tarjeta SIM del teléfono inteligente.

Bocadillo favorito

Coloca una pequeña barra de proteína, un mini paquete de nueces o una pequeña barra de chocolate en tu bolso para los momentos en que no puedas comer normalmente, como durante una conferencia larga o una obra de teatro. Te aliviará el hambre y evitará un posible refrigerio no planificado en un establecimiento de comida rápida.

Lima de uñas

Una simple lima de uñas desechable ayudará en una situación en la que una uña se rompa accidentalmente. También se puede utilizar para afilar un lápiz, quitar bolitas de la ropa, quitar el pegamento adherido al cuero o la suciedad de zapatos de terciopelo o tela.

Sugerencia: si quieres, puedes usar una de metal, pero en algunos casos el personal de seguridad puede considerarla un artículo peligroso, por ejemplo, cuando te revisan antes de abordar un avión o antes de ingresar a un concierto de música.

Pastillero

Es útil llevar encima un medicamento que puede ayudar en una situación imprevista, por ejemplo, aliviar un dolor de cabeza, espasmos o problemas con el tracto gastrointestinal. Para no llevar paquetes voluminosos o un botiquín de primeros auxilios completo, puedes colocar 1 o 2 cápsulas o tabletas requeridas (para una sola dosis) junto con un apósito en un recipiente pequeño o en un pastillero especial.

Productos de higiene femenina de repuesto

La mayoría de las veces, estas cosas se pueden encontrar en el bolso de una mujer en ciertos días del ciclo. Pero también pueden resultar útiles en caso de emergencia. Por ejemplo, un tampón se puede desarmar y convertirse en una plantilla de zapato suave si tus pies tienen frío. O se puede usar para encender un fuego: simplemente enciende el tampón, cubriéndolo con ramitas. Y un trozo de toallita pegado al interior de los zapatos, en un lugar que te frote el pie de manera desagradable, te salvará de posibles callosidades.

Medias y calcetines de repuesto

Un par de calcetines o pantimedias limpias (dependiendo de la temporada actual) es útil en caso de que algo le suceda al par principal. Además, se pueden usar para tareas alternativas: por ejemplo, si te lesionas un brazo o una pierna, un calcetín o una media recortados se pueden convertir fácilmente en un vendaje elástico que fijará firmemente un apósito o un vendaje. Y en tiempo lluvioso, un calcetín se puede utilizar como funda para un paraguas plegable.

Protector solar en espray

Es una buena idea tener a mano un tubo de protector solar en todo momento para que puedas usarlo según las indicaciones a lo largo del día. Para no llevar todo el paquete y no preocuparte por el hecho de que el producto dejará una capa blanca en la piel, compra un protector solar en aerosol en un recipiente pequeño de unos 10 o 15 ml, sin óxido de zinc y dióxido de titanio en la composición.

Silbato

Es poco probable que alguna vez hayas tenido la idea de llevar un silbato encima, pero este objeto pequeño es indispensable en cualquier emergencia, cuando necesitas llamar la atención o pedir ayuda. Colócalo en un manojo de llaves, en la correa de un bolso o ponlo en un bolsillo externo para acceder a él y usarlo en el momento adecuado rápidamente.

Manta o bufanda fina

Una hecha de lana fina natural no pesa casi nada y cabe fácilmente en una bolsa o se puede atar a su asa (a diferencia de las clásicas bufandas más voluminosas). Una prenda así puede reemplazar una chaqueta liviana, convertirse en una especie de almohada y cumplir la función de una manta.

Una alternativa sería una manta isotérmica, que cuando está doblada es un poco más grande que una baraja de cartas. Es una película liviana recubierta con metal plateado o dorado que puede ayudar a retener el calor, proteger del sobrecalentamiento y de las precipitaciones.

Linterna llavero

Hoy en día, la función de linterna está disponible en cualquier teléfono inteligente moderno, pero una mini linterna alternativa en el llavero será útil si el teléfono se queda sin batería o si necesitas iluminación adicional. Colócala en tu bolso, llavero o billetera para tenerla a tu alcance en caso de emergencia.

Protectores de zapatos

Si de repente comienza a llover en medio de un día soleado, las sandalias o los zapatos pueden protegerse del agua usando cubrezapatos. Convengamos que no es muy cómodo llevar siempre encima un par de zapatos extra, pero un par de cubrezapatos ocupa un mínimo de espacio. Por supuesto que no podrás saltar por los charcos en ellos, pero llegarás a un taxi o a un transporte público con daños mínimos.

Además, unos cubrezapatos se pueden colocar en el pie antes de ponerse los tenis o mocasines, para mantener los pies secos bajo la lluvia. Otra opción es usar cubrezapatos en zapatos muy sucios antes de entrar a un automóvil para proteger el interior de la suciedad.

Bolsa de compras plegable

Una bolsa liviana que se pliega al tamaño de una caja de cerillas no ocupa mucho espacio. Te ayudará en una variedad de situaciones, por ejemplo, si después del trabajo decides ir a la tienda o quieres sentarte en un banco en el parque, pero no estás seguro de que esté lo suficientemente limpio. Una bolsa de este tipo puede ser útil para aquellos que viajan mucho: es fácil colocar en ella un abrigo, alguna prenda del equipaje de mano o de la maleta por exceso de equipaje.

Bono n.° 1: pequeña cantidad de efectivo

Ese dinero debería ser suficiente para llevarte a casa si has perdido tu bolso con la billetera y el teléfono. Ponlo no en la bolsa en sí, sino más cerca del cuerpo, por ejemplo, en el bolsillo de un pantalón de mezclilla o dentro de un calcetín.

Bono n.° 2: foto de documentos en el teléfono

No siempre llevamos con nosotros un juego completo de documentos, que pueden incluir pasaportes, licencias y permisos, certificados y pases. Pero en una situación dada, algunos de estos documentos pueden ser necesarios, por ejemplo, te pueden dar el derecho a una entrada gratuita a un museo o a un descuento en una tienda. Para estos y otros casos, es útil tomar fotos de los documentos y guardarlas en el teléfono inteligente en una carpeta protegida con contraseña.

Compartir este artículo