Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

7 Maneras útiles de aprovechar una esponja

Las esponjas pueden ser uno de los mejores utensilios de limpieza. Sin embargo, puede resultar sorprendente su utilidad fuera de la cocina.

En Ideas en 5 minutos te mostramos 7 formas inusuales de usar esponjas que te pueden sorprender.

1. Crear un frasco de quitaesmalte

Para hacerlo, necesitas un frasco, unas esponjas y quitaesmalte.

Instrucciones:

  1. Toma dos esponjas.
  2. Enróllalas o apriétalas.
  3. Mete las esponjas en el frasco.
  4. Vierte el quitaesmalte en el frasco.
  5. Cierra el frasco y deja que las esponjas absorban el quitaesmalte.
  6. Cuando necesites quitarte el esmalte de las uñas, abre el frasco, mete el dedo entre las partes de la esponja y muévelo frotando.

2. Hacer una esponja de pegamento

Si quieres evitar los charcos de pegamento sucios o el uso excesivo de pegamento, opta por una esponja de pegamento DIY.

Necesitarás un recipiente poco profundo con cierre hermético, una esponja y pegamento escolar blanco.

Instrucciones:

  1. Mete la esponja en el recipiente y vierte un poco de pegamento sobre ella.
  2. Extiende el pegamento por encima.
  3. Tapa el recipiente y déjalo reposar toda la noche.

3. Esconder dinero dentro de una esponja

Podrías considerar la posibilidad de esconder parte de tu dinero separado de tu billetera mientras viajas o te mudas. Una simple esponja doméstica puede ser la solución.

Instrucciones:

  1. Haz un pequeño agujero en la esponja con un cuchillo multiusos.
  2. Dobla el dinero para que quepa en la esponja.
  3. Colócalo dentro de la esponja.

Ahora puedes poner la esponja en tu bolsa de viaje.

4. Utilizarla como separador de dedos

Puede ser buena idea usar una esponja como separador de dedos mientras te pintas las uñas.

Instrucciones:

Tienes que cortar la esponja en cubos y ponerlos entre los dedos de los pies. Te ayudará a separarlos uno del otro para que no se junten ni se superpongan.

5. Hacer una jabonera de esponja

Es una buena idea para el baño, ya que una esponja jabonera evita que el jabón se deslice en el lavabo. Necesitarás una esponja grande sin un una capa rugosa.

Instrucciones:

  1. Toma una pastilla de jabón y ponla encima de la esponja. Traza la forma de la pastilla.
  2. Toma unas tijeras de manualidades y corta la esponja por la mitad.
  3. Sigue las líneas que has trazado haciendo un corte con un cuchillo multiusos.
  4. Recorta el trozo de esponja más pequeño con unas tijeras de manualidades.

Ahora puedes utilizar el trozo de esponja más grande como jabonera.

6. Hacer bolsas de hielo caseras

Probablemente, estés buscando una mejor solución para mantener la comida fresca, ya que los cubitos y bloques de hielo pueden parecer bastante pesados. Las esponjas pueden ayudar en este caso. Pesan tres veces menos que los bloques de hielo pequeños.

Para hacer una bolsa de hielo DYI, necesitas una esponja nueva o limpia y una bolsa de plástico para sándwiches con cierre hermético.

Instrucciones:

  1. Moja la esponja (puedes ponerla en un recipiente con agua) y apriétala suavemente.
  2. Mete la esponja en la bolsa y ciérrala.
  3. Congélala durante la noche.

Simplemente métela en una bolsa con comida cuando necesites mantenerla fresca.

7. Crear almohadillas para las patas de los muebles

Si estás cansado de los arañazos de los muebles en el piso, prueba elaborar almohadillas con esponjas utilizando un poco de pegamento blanco.

Instrucciones:

  1. Corta la esponja en cubos.
  2. Pon un poco de pegamento en la parte inferior de las patas de los muebles.
  3. Pega los cubos de esponja en las patas de los muebles.
Imagen de portada 5-Minute Crafts / YouTube
Ideas En 5 Minutos/Consejos/7 Maneras útiles de aprovechar una esponja
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos