Alimentos saludables y perjudiciales para tu gato

Si eres amante de los felinos y en casa tienes uno o varios bajo tu cuidado, es indispensable que conozcas cuáles son aquellas comidas que no debería ingerir y las que sí puede comer. No obstante, consulta con un veterinario en caso de que tu mascota necesite una dieta específica según su historial clínico.

Ideas en 5 minutos te ofrece a continuación una lista de alimentos que podrían ser dañinos o beneficiosos para el bienestar de tu gato.

Alimentos perjudiciales para tu gato

1. Frutas

Existen frutas que debemos tener lejos de los felinos porque podrían enfermarlos de gravedad. Ten mucho cuidado con las siguientes:

  • Uvas y pasas: pueden causarles problemas estomacales; luego de ingerirlas, podrían presentar vómitos, diarrea e insuficiencia renal.
  • Naranjas, limones, mandarinas y cítricos en general: les provocan irritaciones estomacales, así como vómitos, diarrea, e incluso afectan su sistema nervioso. Por lo general, los mininos tienden a evadirlas por su fuerte sabor y olor; no obstante, es preferible conservarlas fuera de su alcance.
  • Aguacate: es un alimento alto en grasa que contiene una sustancia llamada persina, la cual es tóxica para los gatos y otros animales. No deben consumirla, puesto que les causaría indigestión y daño a su páncreas.
  • Banana: a los felinos les gusta mucho su sabor y si la ven, es muy probable que deseen un mordisco de esta fruta. Aunque no es altamente tóxica, podría causarles diarrea, y su alto contenido de azúcar elevaría su nivel de glucosa en la sangre.

2. Verduras

Hay verduras muy perjudiciales para nuestros gatos; aunque se las suministremos hervidas y en muy pequeñas cantidades, son dañinas para su salud. Por ello, es mejor evitar las siguientes:

  • Cebolla y ajo: pueden causarle anemia, ya que contienen compuestos de azufre, que destruyen los glóbulos rojos de la sangre del animal. Procura no ofrecerle tus platillos cocinados, ya que muchas veces contienen estos ingredientes, y su ingesta con el tiempo puede provocar graves secuelas.
  • Puerros, echalotes, ajos tiernos: provocan el mismo problema que las cebollas y los ajos, ya que son derivados de la misma familia.
  • Tomates, papas y otros tubérculos crudos: estos alimentos crudos contienen solanina, un elemento amargo y tóxico para los felinos y otros animales. Solamente si los cocinas, podrías ofrecérselos a tu gato en pequeñas proporciones.

3. Caramelos, postres o productos que contengan xilitol

El xilitol es un edulcorante altamente tóxico para los mininos. Está presente en productos como caramelos, goma de mascar, postres, crema de cacahuate y pasta dental, entre otros.

En caso de que tu mascota lo consuma, podría disminuir el nivel de azúcar en su sangre, causarle vómitos, convulsiones e insuficiencia hepática.

Evita dejar a su alcance golosinas que contengan esta sustancia, los gatos por su naturaleza curiosa podrían ingerirlas cuando no los estás vigilando.

4. Café, té y chocolate

El café, el té y el chocolate contienen cafeína, teofilina y teboromina, respectivamente. Son sustancias tóxicas también presentes en bebidas energéticas, medicina para la gripe y analgésicos. Además, estos productos contienen un alcaloide estimulante, llamado metilxantina, que afecta el sistema nervioso de la mascota.

La ingesta de uno o varios de estos alimentos pone en riesgo la vida del animal y se debe actuar lo más pronto posible acudiendo a un veterinario. Los síntomas que puede presentar tu mascota son: vómitos, diarrea, somnolencia, taquicardia y convulsiones.

5. Lácteos

  • Tendemos a pensar que a los gatos les encanta la leche, pero en realidad la mayoría de ellos son intolerantes a la lactosa.
  • A medida que crecen, su cuerpo deja de producir la enzima necesaria para digerirla. Por esto, consumir leche o grandes cantidades de queso, entre otros productos lácteos, les puede causar diarrea e indigestión.

Alimentos saludables para tu gato

1. Frutas

A pesar de que los mininos no son capaces de detectar el sabor dulce de los alimentos, existen frutas que les agradan, y pueden ingerirlas como golosinas en cantidades moderadas y cortadas en cuadritos pequeños. Estas son:

  • Fresas, peras y manzanas (sin semillas): son ricas en vitamina C y fibra.
  • Melón, sandía y pepinos (sin cáscaras ni semillas): son refrescantes e hidratantes naturales.
  • Duraznos (solamente la pulpa): bajos en calorías, contienen vitaminas A, B y C.
  • Moras y arándanos: brindan antioxidantes y son ricas en vitaminas A, C, E y K.
  • Mangos (solamente la pulpa): tienen fibra, vitaminas C, B6 y A.

2. Verduras

Los gatos por naturaleza son carnívoros; sin embargo, su dieta puede incluir ciertas verduras cocidas, siempre y cuando no les añadas sal. Su consumo debe ser moderado y administrado en trozos muy pequeños.

  • Zanahorias y espárragos: de fácil digestión, aportan fibra y vitaminas.
  • Chícharos y judías verdes: ricos en fibra, proteína vegetal, vitaminas y magnesio.
  • Calabaza, camote, brócoli y coliflor: son de fácil digestión e ideales para mezclar con carne, hígado de pollo, etc.
  • Col y lechuga: contienen muy pocas calorías, son hidratantes naturales.

3. Cereales integrales

Los cereales integrales pueden brindar energía a los gatos, así como hidratos de carbono, fibra y antioxidantes. Incorpóralos cocidos en sus platillos preferidos en pequeñas porciones y triturados. Puedes elegir algunas de las siguientes opciones:

  • Avena cocida (sin gluten): posee un alto contenido de proteínas vegetales, vitaminas, fibras y grasas vegetales.
  • Arroz integral, cebada y trigo: son ricos en carbohidratos, contienen vitamina B, aportan magnesio y hierro.
  • Mijo y cuscús: cuentan con vitaminas del complejo B2, ácido fólico y vitamina E.
Compartir este artículo