Cómo almacenar nueces y frutos secos

Puede parecer que no existen reglas especiales para almacenar nueces y frutos secos. Puedes colocarlos en un estante e ir sacándolos según sea necesario. Sin embargo, para preservar su sabor, es importante tener en cuenta la temperatura y otras condiciones de almacenamiento.

Ideas en 5 minutos estudió los consejos de expertos y recopiló instrucciones breves sobre cómo almacenar correctamente nueces y frutos secos.

Cómo almacenar nueces

El sabor y la textura de las nueces están influenciados por la temperatura, el aire y la luz solar. Un ambiente demasiado húmedo las ablandará y afectará su forma. El aire puede oxidar el alimento y perjudicar su sabor. También lo hace la luz del sol, que seca las nueces por dentro y por fuera.

Obviamente, la mejor manera de almacenar las nueces es mantenerlas secas y en un lugar oscuro con un acceso mínimo de aire. Un refrigerador es adecuado para eso.

Coloca las nueces en un recipiente de plástico o de vidrio, cierra la tapa herméticamente y llévalo a un estante del refrigerador alejado del congelador. Además, evita colocarlo junto a alimentos de olores fuertes, como cebollas y ajos.

Cómo almacenar pasas, damascos y otros frutos secos

Se almacenan igual que las nueces, con estas recomendaciones principales:

  1. Revisa los frutos secos, separando los estropeados y apelmazados.

  2. Lava bien los frutos secos con agua corriente.

  3. Sécalos extendiéndolos sobre una toalla o toalla de papel.

  4. Coloca los frutos secos en un recipiente de plástico, cierra la tapa y llévalo al refrigerador, lejos del congelador.

Cuánto tiempo pueden almacenarse las nueces y los frutos secos

Después de abrir su paquete original, las nueces y los frutos secos deben almacenarse hasta la fecha de vencimiento indicada. Las reglas generales son:

  • Nueces crudas sin pelar: de 6 meses a un año.

  • Nueces peladas: de 3 a 4 meses.

  • Frutos secos: de 3 a 6 meses.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo