Cómo aprender a patinar

Patinar puede ser una excelente manera de mantenerse en forma o simplemente convertirse en un pasatiempo agradable. Sin embargo, tener ruedas literalmente debajo de los pies puede complicar un poco las cosas. Es por eso por lo que en Ideas en 5 minutos tenemos algunos consejos simples pero excelentes para ayudarte a comenzar a patinar en poco tiempo.

1. Ponte los patines y el equipo de protección

Una caída en patines puede ser dolorosa y peligrosa, por lo que debes protegerte de los golpes. Ponte coderas rodilleras, así como un casco. También es mejor que te pongas unas muñequeras. Estas te ayudarán a amortiguar la caída con menos dolor.

En cuanto a los patines, deben ser cómodos y tener una buena sujeción en el tobillo. Para comprobar la sujeción, toca el plástico de las botas. Si es duro y no puedes doblarlo, es lo que necesitas. Pero si puedes doblarlo con facilidad, no es un material resistente. Además, recuerda abrochar siempre bien los patines.

2. Aprende a caer

Practica primero sobre el césped. Te proporcionará suficiente tracción para que tus patines no empiecen a rodar.

Para minimizar el riesgo de lesiones por caídas, tienes que aprender a caer correctamente. Así que practica cayendo sobre tus rodillas, y luego frena con las manos.

3. Aprende a ponerte de pie

Tener ruedas en las botas puede dificultar el ponerse de pie, pero hay un truco. Sube un pie y pon la misma mano en la rodilla. Mientras empujas tu cuerpo hacia arriba, pon el otro pie detrás del otro para hacer una “T”. Después endereza tu cuerpo.

4. Mantén la postura corporal correcta y el equilibrio

Una de las cosas más importantes que hay que recordar al patinar es la postura correcta. Empieza por mantener las rodillas ligeramente flexionadas. Un pie debe estar siempre delante del otro, pero en paralelo. Esto te dará un buen equilibrio.

Además, intenta mantener el torso un poco inclinado. Tus hombros deben estar paralelos a las rodillas y a los dedos de los pies. Esta posición evitará caídas, incluso si pierdes el equilibrio.

5. Comienza con la posición “pizza”

Tus patines deben formar el ángulo perfecto de una porción de pizza. Cualquier otro ángulo no será bueno para patinar. Comienza a marchar hacia arriba y hacia abajo para practicar.

6. Continúa con la posición “vías del tren”

Coloca los pies de manera que queden rectos y paralelos, como las vías de un tren. La distancia entre los pies debe ser de una mano. Ahora, una vez que hayas practicado con la posición “pizza”, acerca los pies y mantente en línea recta en la posición “vías del tren”.

7. Utiliza el freno

Extiende la pierna con el freno delante de la otra. Flexiona la otra pierna en posición sentada. Pasa la mayor parte de tu peso a la pierna de atrás y flexiona un poco esa rodilla, como si empezaras a sentarte.

Presiona el freno de talón contra el suelo. Si es necesario, extiende el pie hacia delante aún más para que el freno haga contacto con el suelo. Para parar rápidamente, aplica una presión firme, pero si quieres detenerte lentamente, opta por una suave. Asegúrate de aplicar presión hasta que te detengas por completo.

8. Practica sobre el cemento

Una vez superadas las técnicas sobre el césped, puedes pasar al cemento. Empieza con la posición de pizza y continúa con las vías del tren. Coloca algunos conos para hacer un túnel (líneas paralelas) para facilitar la práctica.

Compartir este artículo