Cómo cuidar tu anillo de compromiso

Como muchas piezas de joyería, un anillo puede tener mucho valor sentimental, especialmente si es de compromiso. Para mantenerlo en perfectas condiciones durante los próximos años, Ideas en 5 minutos te dará algunos consejos sobre cómo cuidarlo.

1. Evita el desgaste innecesario de tu joya

No importa qué tan dura sea la piedra de tu anillo, o si tu sortija está hecha de los metales más duros, todo es propenso a desgastarse. Debes hacer todo lo posible para no golpear tu anillo contra materiales resistentes. Si te gusta hacer ejercicio, senderismo o cualquier otro deporte, quítatelo antes de realizar tal actividad.

2. Mantén limpio tu anillo

Los diferentes metales y piedras necesitan distintos tipos de soluciones de limpieza. Es por eso por lo que nunca debes limpiar tu anillo con un líquido aleatorio que encontraste en casa como solución rápida. Te recomendamos que lleves tu preciosa joya a profesionales que puedan limpiarla con vapor, teniendo el cuidado adecuado.

3. Diles “no” a los productos químicos nocivos

Exponer tu anillo a productos químicos nocivos como soluciones de limpieza doméstica puede hacer que este pierda su brillo. Por eso es mejor quitárselo al manipular este tipo de sustancias.

También es recomendable que te quites la sortija al aplicarte loción y protector solar, ya que estos productos pueden dañarla potencialmente.

4. Asegura tu anillo

El seguro siempre es útil cuando se trata de proteger un anillo, en caso de que se pierda, te lo roben o se dañe. Además de esto, cada 5 años asegúrate de tasar tus joyas, ya que los precios de los diamantes y los metales preciosos tienden a subir.

5. Quítate el anillo cuando realices ciertas actividades

También se recomienda que no uses nunca tu anillo mientras trabajas en el jardín, haces ejercicio, mueves muebles o incluso lavas los platos. La esencia es mantenerlo alejado del desgaste. Puedes intentar colocarlo en una cadena como especie de dije si deseas mantenerlo cerca.

6. Selecciona un plato especial para tu anillo

Mantén un plato especial para esa sortija en lugares de la casa donde creas que es probable te la quites para realizar alguna actividad o simplemente para mantenerla segura. Coloca un plato de anillo cerca de tu camaotro en la cocina. Hay muchos proyectos de Ideas en 5 minutos que son excelentes soluciones para mantener tus joyas seguras.

7. Intenta no tocar la piedra central

Si deseas quitarte o ponerte el anillo, sostenlo por los lados en lugar de tomar la piedra central. Esto se debe a que los diamantes tienden a atraer mucho polvo, suciedad y grasa corporal.

  • Si la piedra se ve borrosa o turbia, existe la posibilidad de que haya algo atascado debajo. Consulta a un profesional sobre sus cuidados especiales.

8. No cambies el tamaño de tu anillo más de una vez

A medida que pasa el tiempo, nuestras manos tienden a hincharse y a cambiar de tamaño. En lugar de modificar la talla del anillo una y otra vez, guárdalo en un lugar seguro y úsalo una vez que se ajuste nuevamente a tu dedo. Siempre existe la opción de cambiar el tamaño de la sortija, pero este procedimiento tiende a desgastar el metal y lo hace especialmente vulnerable a daños.

9. No te quites el anillo en público

Es higiénicamente obligatorio lavarse las manos cuando se ensucian en público. Pero trata de no quitarte el anillo y no lo coloques en el borde del fregadero. Lo peor que podría pasar es que se deslice por el desagüe y se pierda para siempre.

  • Si necesariamente debes quitarte el anillo, colócalo en una cadena (como se muestra arriba) para mantenerlo seguro.

Compartir este artículo