Cómo cultivar una violeta a partir de una hoja

La violeta africana, o Saintpaulia, es una planta que es fácil de cultivar en casa a partir de una hoja pequeña. Solo necesitas conocer las reglas básicas para enraizar violetas y tener un poco de paciencia.

Ideas en 5 minutos te ofrece recomendaciones detalladas sobre cómo cultivar una violeta a partir de una hoja.

Qué necesitarás

  • Violeta de la cual sacar la hoja

  • Tijeras

  • Maceta con tierra

  • Vaso no muy alto de agua

  • Bolsa de celofán o recipiente de plástico con tapa suelta

Procedimiento

1. Corta o arranca con los dedos una hoja con un esqueje a unos 2 cm de la planta madre. Para el enraizamiento, es mejor elegir hojas del medio, ya que son capaces de producir más plantas.

Importante: Elige hojas verdes que estén libres de grietas, imperfecciones u otros daños para que se arraiguen bien.

2. Llena un vaso pequeño con agua limpia y sumerge el tallo de la hoja en él.

Importante: la hoja no debe estar sumergida en agua.

3. Para que la hoja se arraigue más rápido, coloca el vaso de agua en una bolsa de plástico o un recipiente de plástico con una tapa suelta, o cúbrelo con papel film. Así se creará una especie de invernadero para la hoja, que acelerará la germinación.

4. Coloca el vaso de agua en un lugar cálido y con luz para la germinación.

5. Controla el nivel de agua en el vaso y agrega líquido periódicamente si queda poco en el recipiente.

Importante: si notas que la hoja se ha marchitado o ha empezado a pudrirse, no la tires: corta la punta del esqueje, cambia el agua del vaso y sigue germinando. Después de un tiempo, la hoja cobrará vida.

6. Después de aproximadamente 2 a 3 semanas desde el comienzo de la germinación, en la hoja comenzarán a aparecer las raíces. Cuando esto suceda, la hoja se puede trasplantar a una maceta.

7. Para evitar el encharcamiento del suelo, coloca un drenaje de 1,5 a 2 cm de espesor en el fondo de la maceta. Esto puede ser arcilla expandida, poliestireno, perlita, carbón o musgo Sphagnum. Pon tierra encima, haz una pequeña hendidura en el centro y planta la hoja.

8. Cubre la maceta con la hoja con una bolsa de plástico. Continúa germinando en la bolsa hasta que comiencen a aparecer pequeñas plantitas alrededor de la hoja. Cuando esto suceda, la bolsa se puede abrir periódicamente para ventilar y, después de un tiempo, se puede quitar por completo.

9. Después de unos 3 meses, las nuevas plantitas de violeta se pueden colocar en macetas separadas.

Variaciones

  • Además de germinar en un vaso de agua, la violeta se puede plantar directamente en el suelo. Esto reducirá la probabilidad de que los esquejes se pudran, pero ralentizará la germinación.
  • Puedes plantar una hoja de violeta en una pastilla de turba húmeda. Cuando la violeta dé nuevas plantitas, se puede trasplantar a una maceta junto con la turba.
Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo