Cómo distinguir 10 alimentos producidos orgánicamente

Si eres de aquellas personas que optan por alimentarse sanamente consumiendo principalmente productos libres de pesticidas y químicos, Ideas en 5 minutos te brinda algunos consejos para que puedas identificar alimentos no orgánicos y de este modo los puedas evitar de tu dieta alimenticia.

1. Miel de abeja

  • Coloca una cucharada del producto sobre un plato y vierte un chorrito de agua. Remueve el agua sobre la superficie de la miel delicadamente. Si se cristaliza, significa que es orgánica, ya que las abejas poseen unas encimas especiales que ayudan a remover el exceso de líquido de la miel.

2. Perejil

  • El perejil que ha sido producido de manera orgánica posee un color verde oscuro, sus ramas son cortas y no se doblan.

3. Mantequilla

  • Llena hasta la mitad un vaso transparente con agua tibia y agrega una cucharada de mantequilla. Remuévela bien. La mantequilla no orgánica se disolverá lentamente y dejará una capa de grasa en la superficie del agua.

4. Ajo

  • Cuando desees comprar ajo, asegúrate que tenga raíces en la parte de abajo. Esto te indicará que ha sido cultivado de manera orgánica.

5. Sandía

  • Al adquirir frutas, si son visiblemente muy coloridas, puede ser porque contienen muchos nitratos. Coloca un trozo de sandía en un vaso de agua, la pulpa debe ser de un color rosado pálido y no debería enrojecer el líquido.

6. Queso cheddar

Si deseas identificar que el queso cheddar que compraste es orgánico, déjalo a temperatura ambiente por al menos media hora, si el producto no ha cambiado su textura, podría contener aditivos que ayudan a que no se estropee al no encontrarse refrigerado. El queso orgánico se ablandará.

7. Queso cottage

  • Echa unas gotitas de yodo sobre un poco que queso cottage, si el líquido cambia de color se debe a que posee almidón y no es enteramente orgánico.

8. Arroz blanco

  • Pon a calentar aceite en una sartén u olla pequeña, cuando esté muy caliente echa unas cucharadas de arroz, si los granos se sumergen hasta el fondo y cambian de color significa que podría contener pesticidas, aditivos y colorantes. Si flotan, es orgánico.

9. Salmón

Puedes comprobar si una porción de salmón no es orgánico verificando el color y la cantidad de grasa que tiene sobre su superficie. Un pescado de granja cuenta con un color rosado y uniforme a diferencia de un orgánico, que es más anaranjado. Al ser criado en un ambiente controlado, posee más grasa, ya que no nada contra la corriente como los que se crían naturalmente.

10. Huevas de salmón

  • Un método para identificar si las huevas de salmón son orgánicas es colocando una cucharada del producto en un vaso transparente y llenarlo con agua tibia hasta la mitad. Si el agua se vuelve de color blanco, las huevas son orgánicas.

Compartir este artículo