Cómo elegir agua embotellada

Las descripciones complicadas de las etiquetas hacen que sea difícil darse cuenta de por qué una botella de agua es mejor que otra. Podría parecer que no queda más que centrarse en el precio y la popularidad de la marca. Pero incluso en este caso es posible que te esperen descubrimientos desagradables y trucos de los especialistas en marketing.

En Ideas en 5 minutos, te diremos a qué cosas hay que prestar atención al comprar agua embotellada.

Envase

La mayoría de las veces, el agua embotellada se vende en envases de plástico. Pero el plástico puede ser diferente, lo que afecta su precio y seguridad. Puedes determinar el tipo de plástico por las marcas en la botella:

  • HDPELDPE: polietileno de alta densidad y polietileno de baja densidad. Este plástico se utiliza a menudo para fabricar recipientes para aceite, papel plastificado y envases para hojuelas de maíz. Son considerados tipos de plásticos relativamente seguros.
  • PP: polipropileno. A menudo se utiliza para hacer vasos de yogur y recipientes de comida desechables. Los recipientes de PP se pueden calentar en el microondas y el plástico en sí no reacciona con alimentos o líquidos. El plástico marcado como PP puede considerarse el menos peligroso.
  • PETE (PET): tereftalato de polietileno. Es probable que la mayoría de los frascos de plástico y recipientes para bebidas en tu hogar estén hechos de este tipo de plástico. Por ejemplo, se usa para hacer botellas de refresco de 2 litros, latas de crema de cacahuete o empaques de aderezos para ensaladas. El plástico PET reciclado se considera seguro en el envasado de alimentos y bebidas.
  • PVC (V): cloruro de polivinilo. No se recomienda utilizar botellas de agua fabricadas con este material, ya que se considera peligroso.
  • PS: poliestireno. Es mejor no utilizar botellas hechas de este plástico: es un producto de polimerización de estireno que puede estar asociado con la formación de células cancerosas.
  • Otro (O): otros tipos de plásticos. Lo mejor es abstenerse de beber de una botella fabricada con este tipo de plástico, ya que en principio su uso como envase para alimentos o bebidas puede resultar peligroso. Especialmente si no se comprende bien el tipo de plástico específico que es.

Dependiendo del tipo de plástico, el embalaje indica su marcación (identificador de material), un cartel de reciclaje triangular y un número que corresponde a un código de reciclaje específico y también caracteriza el material del que está hecho el paquete.

Si prefieres un envase más sostenible, es mejor optar por una botella de vidrio. El vidrio no libera ni absorbe nada, ni siquiera cuando se calienta. Una botella de vidrio se puede reutilizar y el vidrio en sí es más fácil de reciclar para su reutilización.

Por otro lado, el tamaño también importa. Por ejemplo, en lugar de comprar agua en pequeñas botellas de plástico, puedes optar por un dispensador y pedir agua en bidones grandes y reutilizables que son 100 % reciclables. Es conveniente verter agua de un dispensador de este tipo en una botella individual hecha de metal, cerámica o vidrio, para que siempre puedas llevarla contigo.

Carbonatada, mineral, de grifo: ¿cuál es la diferencia?

  • El agua potable es agua que se puede consumir a diario y utilizar para cocinar en cantidades ilimitadas. Su composición, propiedades y grado de depuración deben cumplir con determinadas normas. No debe confundirse con agua dulce, que puede no ser potable sin un tratamiento adicional. El agua de una fuente para beber en un parque puede ser más segura y saludable que el agua de un manantial de montaña, incluso si se rumorea que la última tiene propiedades medicinales.
  • El agua mineral es agua que contiene sales disueltas, oligoelementos y componentes biológicamente activos. Puede ser carbonatada o sin gas. En general, tiene un efecto positivo en la salud y puede ser recomendada para su uso por personas que padecen tal o cual enfermedad, como parte de una terapia. Pero no hay que comprar agua mineral en envases de plástico, y también se recomienda estudiar detenidamente la etiqueta antes de adquirirla: en algunos casos, los fabricantes de agua mineral no recomiendan beberla en grandes cantidades a diario.
  • El agua carbonatada es una bebida a base de agua mineral u ordinaria saturada con dióxido de carbono. Las bebidas carbonatadas pueden afectar la absorción de medicamentos en el tracto gastrointestinal, por lo que esta agua no debe tomarse con medicamentos.
  • El agua alcalina es agua con nivel de acidez (pH) elevado. Se cree que su uso tiene un efecto positivo en la salud.
  • El agua destilada es agua que se ha purificado de sales minerales disueltas, sustancias orgánicas y otras impurezas mediante destilación. Se puede consumir agua potable destilada, pero entonces es necesario sumar fuentes adicionales de minerales.

Importante: los productores de agua embotellada a menudo usan agua corriente del grifo, pero la someten a un procesamiento adicional, luego la embotellan en botellas individuales y la venden en la tienda en el mismo estante con el agua mineral.

Cómo reemplazar el agua embotellada

El principal problema del agua embotellada son los envases de plástico, que pueden ser peligrosos para la salud y no respetuosos con el medio ambiente cuando se trata de reciclaje. Una alternativa sería utilizar recipientes individuales (tazas, vasos, termo o botellas) fabricados con materiales más sostenibles como cerámica, vidrio, acero inoxidable o bambú. Las copas de silicona plegables, como en la imagen de arriba, son cómodas de usar: ocupan tan poco espacio que siempre puedes llevarlas contigo.

En este caso, vale la pena pensar en una fuente alternativa de agua, por ejemplo, un sistema de filtración adicional que se instala además de un grifo regular y, como resultado, se obtiene agua limpia directamente del grifo. Esto te permitirá ahorrar dinero y llevar un estilo de vida más sostenible.

Compartir este artículo