Cómo elegir la carne

En los supermercados y en el mercado, puedes comprar carne de cualquier categoría de precio y para todos los gustos. Como era de esperar, es fácil confundirse entre tanta diversidad.

Ideas en 5 minutos te contará cómo elegir la carne con base en 2 criterios: la frescura del producto y el tipo de preparación que vayas a darle.

1. Decide para qué plato vas a comprar la carne

La carne de cerdo es adecuada para:

  • papada: para asar, hornear entera y hacer sopas;

  • paletilla (codito): para sopas, para hervir, freír y guisar;

  • espinazo (la parte deshuesada del espinazo se llama chuleta de cerdo): adecuado para freír, hornear, hacer carne picada y chuletas;

  • cabeza de lomo: para hornear, hacer carne picada, para asados ​​y sopas, para freír y guisar;

  • costillar: para freír, hornear, cocinar sopas, cocinar a fuego abierto;

  • solomillo: para freír y hornear;

  • lomo: para cocinar sopas, freír, hornear.

  • pierna: para freír, hornear, hacer carne picada, sopas;

  • tocino: para preparar tocino salado.

La carne de res es adecuada para:

  • pescuezo: para sopas y carne picada;

  • paleta: para hervir (sopas, caldos), guisar en trozos pequeños y preparar carne picada;

  • espadilla: para hornear en una pieza grande y freír;

  • parte de la cadera (nalga y cuadril): para freír, hacer carne picada, cocinar caldo;

  • lomo: para freír, preparar carpaccio, tartar, hornear en una pieza grande;

  • pierna: para freír, cocinar, guisar;

  • bala: para preparar caldos;

  • costillar: para cocinar sopas;

  • pecho: para guisar, cocinar sopas y hacer carne picada.

La carne de cordero es adecuada para:

  • cuello: para arroz pilaf y estofado;

  • pecho: para sopas, arroz pilaf, goulash;

  • chuletas: para arroz pilaf, freír y barbacoa;

  • pierna y paleta: para hornear, arroz pilaf, barbacoa;

  • costillar: para cocinar, guisar, asar.

2. Elige la carne fresca

Cómo saber si la carne está fresca:

  • Huélela: no debe haber ningún olor extraño, solo el olor natural de la carne fresca.

  • Presta atención al color. El cerdo y la carne de ternera deben ser de color rosa, la carne de res debe ser roja o rojo oscuro y la grasa debe ser blanca o color crema. El color del cordero fresco es rojo claro. La grasa gris y la carne marrón indican que ese producto no es fresco.

  • Para determinar la frescura de la carne picada, también observa su color. El color de la carne picada fresca varía de rosa claro a rojo, dependiendo de la carne. La carne picada no debe tener un tono gris o manchas oscuras. Ambos son indicadores de un producto vencido.

  • Coloca la pieza de carne sobre una superficie plana y presiónala con el dedo. Si el corte es fresco, recuperará su forma inmediatamente después de que retires el dedo. Pero si está rancio, quedará una abolladura. Además, la carne no debe estar pegajosa.

  • Si compras carne congelada, presta atención a su fecha de vencimiento. Sin embargo, si se han violado las condiciones de almacenamiento, el producto puede estropearse incluso con una fecha de vencimiento aún vigente. Por lo tanto, descongelar y congelar repetidamente la carne es inaceptable. Los cristales de hielo rosados ​​en la carne y dentro del paquete pueden indicar que esto le pasó al corte. Además, en el empaque de la carne que fue descongelada pueden aparecer manchas de sangre.

Compartir este artículo