Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo elegir mandarinas dulces y sin semillas

En las tiendas se pueden encontrar mandarinas grandes y pequeñas, de cáscara gruesa y delgada, redondas y ligeramente aplanadas, de color naranja claro e intenso. Pero entre tanta variedad, ¿cómo se puede encontrar una que sea dulce y no tenga semillas?

Ideas en 5 minutos te preparó una guía fácil de entender para distinguir las mandarinas, sus variedades e híbridos, además de enseñarte cómo elegir entre ellas las más dulces y sin semillas.

Qué variedades de mandarinas existen y frutas que se parecen a ellas

La mandarina no es una variedad de la naranja. Al igual que la naranja y el limón, es una fruta cítrica y forma parte de las rutáceas. Tiene varios rasgos que son muy comunes para la mayoría de ellas:

  • Por lo general, la fruta no es redonda, sino ligeramente aplastada en la parte superior.
  • El color de la cáscara es más oscuro e intenso que el de las naranjas.
  • La cáscara se pela fácilmente.
  • La pulpa es dulce.

Asimismo, existen híbridos de mandarina que a veces se consideran especies distintas. Visualmente no resulta tan fácil encontrar diferencias, por lo que en las tiendas a menudo se venden como mandarinas. Como resultado, la compra se parece a una lotería y, en lugar de una mandarina dulce, puede tocarte un híbrido agridulce con semillas y cáscara gruesa que es difícil de pelar.

En la imagen de arriba se representan 4 frutas. Parecen ser iguales, pero solo a simple vista.

1. La clementina es un tangor, un híbrido de mandarina y naranja dulce. Es de tamaño pequeño, de cáscara delgada, y tiene un sabor más dulce que la mayoría de las mandarinas. Por lo general, las clementinas casi no tienen semillas o tienen de 1 a 2. A veces, el fabricante indica en la etiqueta o la estampa de la caja de frutas que no son mandarinas.

2. A menudo, a la fruta de esta imagen se le llama mandarina Murcott, pero también se le conoce como mandarina de miel. También es un tangor de la variedad Murcott. Es una fruta de tamaño mediano, con una parte superior que puede ser un poco aplastada o tener una forma de bola. Tiene una cáscara delgada y difícil de quitar. La fruta madura adquiere un color naranja amarillento, y la pulpa tiene un sabor intenso y jugoso. No es tan fácil identificar tal mandarina a simple vista, por eso es mejor prestar atención a las etiquetas. A menudo los fabricantes indican que se trata de Murcott.

3. Esta es una tangerina, conocida popularmente como mandarina, pero a veces la consideran como otra especie. Estas frutas son de tamaño mediano, de color rojo anaranjado, y tienen una cáscara delgada que es fácil de quitar. Tienen semillas, pero pocas, y la pulpa es dulce. La tangerina no debe confundirse con el tangelo, un híbrido de mandarina y pomelo. Este se reconoce por su forma, ya que es más redondo, pero tiene una inserción con el pedúnculo. Por dentro, la fruta es dulce y jugosa, perfecta para hacer jugo recién exprimido.

4. Es una tangerina de la variedad Sunburst, que se ha obtenido mediante el cruce de dos tangelos, los cuales, a su vez, son híbridos de tangelo y clementina. Esta fruta se distingue por su tamaño bastante grande en comparación con otras mandarinas e híbridos. Tiene un color naranja intenso y brillante, y una forma más redonda. Asimismo, tiene una pulpa jugosa y dulce, varias semillas, y es fácil de pelar.

Por lo tanto, todas estas frutas, que se parecen a las mandarinas, son bastante similares entre sí. Pero aun así existen algunas diferencias notables:

  • La mayoría de las mandarinas son fáciles de pelar y suelen tener una pulpa dulce.
  • Los tangerinos tienen una cáscara delgada, de un color más intenso, y son un poco más grandes en tamaño.
  • Las clementinas son más pequeñas que los tangerinos y normalmente no tienen semillas, por eso a menudo se las compran a los niños.
  • Los tangelos son más grandes que las tangerinas, son fáciles de pelar y tienen una pulpa más agria y jugosa.

Cómo elegir mandarinas dulces y maduras

  • Si te encantan las mandarinas dulces y sin hueso, entonces busca mandarinas unshiu (también llamadas “Satsuma”) y clementinas. A menudo se reconocen por su tamaño pequeño y su cáscara de naranja intenso que se pela fácilmente.
  • Si las semillas no te causan incomodidad, entonces prueba las mandarinas Murcott.
  • El tangelo Minneola es una fruta grande, dulce, jugosa y sin semillas.
  • Si al tomar una mandarina, la sientes ligera, entonces no la compres. Las frutas con una pulpa jugosa tienen suficiente peso.
  • Presta atención a la cáscara, ya que tiene que estar firme. Si se siente flácida, entonces indica que la fruta ya no está fresca.
  • Presta atención al lugar donde la mandarina colgaba del árbol. Debe ser suave y de color blanco. Si se ha vuelto café y se ha secado, entonces la fruta ya está perdiendo su frescura.
Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cómo elegir mandarinas dulces y sin semillas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos