Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos
Cómo evitar que un gato arañe los muebles

Cómo evitar que un gato arañe los muebles

Si tienes uno o varios gatos, seguro que sabes que nada se salva de sus garras: sofás, alfombras, sillones o marcos de puertas de madera. Y aunque disfrutan rascando muebles, probablemente a ti no te guste que lo hagan.

En Ideas en 5 minutos, queremos responder a la pregunta de por qué los gatos tienen ganas de arañar cosas y cómo evitar que lo sigan haciendo.

A. Por qué los gatos arañan los muebles

Arañar es un comportamiento natural de los gatos. Lo hacen por varias razones, entre ellas:

  • Manicura felina: eliminan las capas exteriores muertas de sus uñas y las mantienen afiladas y sanas.
  • Marcar territorio: los gatos tienen glándulas odoríferas entre sus garras, y cuando están arañando muebles u otra cosa, liberan un olor que les permite a otros gatos saber que es su territorio.
  • Ejercicio: de esta manera, los gatos pueden fortalecer y estirar la parte superior del cuerpo.
  • Para sentirse bien: les alivia el estrés y así evita que desarrollen otras conductas no deseadas.

B. Qué no debes hacer nunca

Quitar las uñas no es cortarle las uñas a tu gato. Es un procedimiento quirúrgico donde se amputan la uña y el hueso terminal de cada dedo de la pata. La mayoría de los gatos que pasan por este procedimiento tienen problemas de equilibrio y para caminar después de la operación. Además, el gato puede volverse agresivo y empezar a morder, así como a orinar fuera de la caja de arena. Además, nunca se les puede dejar vivir al aire libre porque son incapaces de defenderse o cazar sin sus garras.

C. Qué hacer

Hay algunas cosas que sí puedes hacer para que tu gato se mantenga alejado de los muebles. Solo necesitarás un poco de paciencia y tiempo.

1. Recorta las uñas de tu gato

Si quieres mantener a tu gato alejado de tus muebles, lo primero que puedes hacer es recortarle las uñas:

  1. Antes de empezar, debes crear un entorno tranquilo y pacífico.
  2. Empieza a cortarle las uñas con un cortaúñas para gatos.
  3. Presiona suavemente la almohadilla del gato y, cuando la uña salga, corta la punta.
  4. Para no hacerle daño al animal, evita el área rosa porque esa es una vena que lleva la sangre a la uña.

2. Proporciona postes para rascar

Comienza a entrenar a tu gato cuando sea joven. Los gatitos comienzan a necesitar un rascador a la edad de 8 a 12 semanas. Puedes proporcionar postes o soportes para rascar, árboles para gatos u otros dispositivos similares. Descubre qué es lo que prefiere tu gato: cuerda de sisal, alfombras, cartón corrugado o madera natural y, con base en eso, selecciona un rascador. Coloca el rascador en un lugar donde el gato quiera rascarse. Si le gusta rascar la pared junto a la puerta principal, coloca el rascador cerca de la puerta principal. Si le gusta rascar el sofá, ubica el rascador al lado del sofá.

3. Usa cinta adhesiva especial

Una forma de evitar que tu gato arañe los muebles es pegar sobre ellos una cinta adhesiva especial. A los gatos no les gusta nada pegajoso en las patas y, por lo tanto, evitarán tus muebles. La cinta adhesiva de doble cara se aplica y retira fácilmente de los muebles. Pero igual necesitarás un rascador cerca que a tu gato le guste usar.

4. Protege tus muebles con protectores de vinilo

Puedes poner paneles de vinilo en los muebles donde a tu gato le gusta rascar. Están disponibles en muchos tamaños y también tienen tornillos para que puedas colocarlos fácilmente. O puedes colocar una alfombra de vinilo frente al lugar donde le encanta rascarse las garras.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cómo evitar que un gato arañe los muebles
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos