Cómo guardar correctamente las llantas de automóvil

Muchos automovilistas se enfrentan al problema del almacenamiento de las llantas de su vehículo. No solo basta con saber cambiarlas, también se debe encontrar un buen lugar para almacenarlas y conocer algunas reglas para que no se arruinen antes de tiempo.

En Ideas en 5 minutos, hemos recopilado algunas recomendaciones para guardar tus neumáticos y que te duren el mayor tiempo posible.

Cómo preparar los neumáticos

  1. Limpia las llantas antes de guardarlas.

  2. Para que los neumáticos se conserven mejor, dales mantenimiento con una fórmula especial.

  3. Determina cómo guardarás las llantas: con rines o por separado.

Cómo guardar los neumáticos con rines

  • Las llantas con rines se pueden guardar de 2 formas: colgadas o en posición horizontal. Para una mayor comodidad, coloca una llanta encima de la otra.

  • Nunca guardes las llantas con rines en una posición vertical.

Cómo guardar las llantas sin rines

  • Los neumáticos sin rines se pueden guardar solo en posición vertical.

  • Se recomienda colocarlos en una repisa y no dejarlos en el suelo.

Condiciones para guardar las llantas

  • Guarda las llantas únicamente en un lugar fresco. Este puede ser un balcón cálido o en tu garaje.

  • Nunca guardes las llantas bajo el sol. Si dejas tus llantas en tu balcón con ventanas, pero aun así ves que les dan los rayos del sol, crea una sombra artificial o mueve los neumáticos a una parte del balcón a la que no llegue el sol.

  • No guardes las llantas en la calle: no deben de someterse a cambios bruscos de temperatura.

  • Si guardas las llantas en un estante en posición vertical, entonces verifica que esté un poco libre. Si tiene una presión por parte del estante vecino, entonces la llanta puede deformarse.

  • Nunca guardes las llantas al lado de un calentador.

  • Dales la vuelta a las llantas al menos una vez cada cuatro semanas bajo cualquier método de almacenamiento.

  • Si no usas tu automóvil por más de 2 meses, se recomienda quitar los neumáticos para que se conserven mejor.

Compartir este artículo