Cómo guardar los vegetales

Sería increíble que todos los vegetales vinieran acompañados de instrucciones para su correcto almacenamiento. Pero en su ausencia, simplemente compramos los productos y los guardamos en el refrigerador. Sin embargo, después de unas cuantas semanas, descubrimos que se han echado a perder.

Ideas en 5 minutos ha preparado una lista que te ayudará a evitar tales situaciones. En ella te contaremos cómo almacenar correctamente los vegetales para que permanezcan frescos y seguros para su consumo.

1. Cómo guardar el ajo y la cebolla

El ajo y todos los tipos de cebolla se almacenan en un lugar fresco y oscuro, por ejemplo, en la alacena de la cocina. Colócalos en un recipiente de plástico o bolsa. Así, la cebolla puede durar de 1 a 2 meses y el ajo hasta medio año.

No vale la pena guardar en el refrigerador los bulbos de la cebolla y las cabezas de ajo, ya que esto influye en su sabor y textura. Sin embargo, guardar estos vegetales triturados en el refrigerador es una excelente idea. Colócalos en un recipiente y úsalos dentro de los siguientes 10 días.

2. Cómo almacenar la zanahoria, la remolacha y el rábano

La zanahoria, la remolacha y el rábano son tubérculos. Estos se deben almacenar en el refrigerador. Estando a una baja temperatura, servirán durante 2 semanas como mínimo. Antes de colocarlos en el refrigerador, mételos en una bolsa de plástico.

3. Cómo guardar las papas y calabazas

Guarda todos los tipos de papas y calabaza en un espacio fresco, oscuro y seco, por ejemplo, en una bodega o en la alacena de la cocina. Estos vegetales pueden guardarse así de 2 a 3 meses. Una papa joven, por el contrario, se debe guardar en el refrigerador; además, intenta consumirla en un plazo de una semana.

4. Cómo almacenar la col

El refrigerador es el lugar perfecto para almacenar la col blanca, morada, de Saboya y demás. Envuélvela en una película de plástico y colócala en la sección de verduras. De esta manera, se mantendrá fresca de 2 a 3 semanas.

5. Cómo guardar el brócoli y la coliflor

Ambas verduras pertenecen a la misma familia de las crucíferas y se conservan en las mismas condiciones. Coloca la cabeza de la coliflor o los racimos separados en una bolsa de plástico y ponla en el refrigerador. Así, las verduras permanecerán frescas durante una semana.

6. Cómo almacenar los tomates

Los tomates se deben de guardar a temperatura ambiente, ya que así conservan su humedad, sabor y aroma. Colócalos en un plato por separado y mantenlos alejados de la calefacción y los rayos directos del sol. De lo contrario, madurarán rápidamente y se echarán a perder antes de que consigas prepararlos. Pero, en cualquier caso, no se conservarán por más de 5 días, por eso se tienen que consumir lo antes posible.

7. Cómo guardar los pepinos y pimiento morrón

Guarda el pimiento morrón y pepinos por menos de una semana a temperatura ambiente. También se pueden mantener en el refrigerador de 1 a 3 semanas y usarlos inmediatamente después de sacarlos.

8. Cómo almacenar la verdura de hoja

La rúcula, espinacas y lechugas son parte de las verduras de hoja. Frecuentemente, se venden en bolsas de plástico ya separadas de los tallos. En casa, selecciona las hojas y deshazte de aquellas que sean inservibles, estén en mal estado o a punto de echarse a perder. Coloca el resto en un gran recipiente de plástico con una toalla de papel o paño humedecido en el fondo. Almacénalas en el refrigerador en la sección para las verduras.

9. Cómo guardar las hierbas

Después de comprarlas, lava cuidadosamente las hierbas, selecciona las ramitas y separa las que ya se hayan echado a perder. Después, envuélvelas con una toalla de papel o servilleta húmeda y colócala en una bolsa de plástico. Otra opción es cortar los tallos un par de centímetros, colocar el manojo en un frasco con agua purificada, envolverlo con una bolsa de plástico y meterlo al refrigerador. La albahaca es una excepción, ya que debe ser almacenada a temperatura ambiente.

Consejos útiles

  1. Mantén los vegetales secos. Para esto, lávalos y sécalos cuidadosamente con una toalla de papel antes de almacenarlos.

  2. Si los vegetales que tienes que conservar a una temperatura ambiente comienzan a echarse a perder, muévelos al refrigerador e intenta consumirlos en entre 1 y 3 días. Lo mismo aplica para cualquier vegetal picado en trozos y triturado.

  3. Congela el exceso de vegetales si no estás seguro de que conseguirás comerlos por completo. Previamente, córtalos, colócalos en un recipiente de plástico y ciérralo con una tapa. Las verduras pueden durar hasta 3 meses en el congelador.

Compartir este artículo