Cómo leer más libros: 9 consejos para niños y adultos

La lectura es un pasatiempo apasionante para el que a menudo no tenemos tiempo suficiente. Por la mañana estamos inmersos en un torbellino de asuntos, y por la noche estamos tan cansados ​​que parece que no hay fuerzas para concentrarse en el texto y ahondar en el contenido del libro.

Ideas en 5 minutos ha recopilado 9 consejos que te ayudarán a dedicarle más tiempo a la lectura, a no posponerla para más tarde y a disfrutar de tu actividad favorita.

1. Lleva siempre un libro contigo

Lleva tu libro adondequiera que vayas. Te vendrá bien para pasar el tiempo:

  • En el transporte mientras vas al trabajo
  • En el hall de una estación o un aeropuerto
  • En la sala de espera para ver a un médico
  • Durante el descanso en el trabajo mientras tomas una taza de té

Leer solo de 10 a 15 minutos al día puede parecer insignificante. Pero los minutos suman horas y las horas suman días, y entonces tendrás otro libro leído.

2. Lee desde un teléfono inteligente o un dispositivo especial

No tienes que llevar un libro de papel a todas partes. Puedes utilizar un dispositivo especial (libro electrónico) o simplemente descargar una aplicación de lectura en tu teléfono inteligente.

Esto último te ayudará a hacer frente al hábito de revisar constantemente el feed de las redes sociales. En su lugar, abre un libro ligero de no ficción y haz como si estuvieras leyendo una publicación interesante en Facebook. Mueve el ícono de la aplicación a la pantalla de inicio y oculta los íconos de las aplicaciones de redes sociales. Con el tiempo, cuando desbloquees tu dispositivo móvil, tu dedo irá solo en la dirección deseada.

3. Haz que la lectura sea parte de tu rutina diaria

Reserva algo de tiempo para leer y pídele a tu familia que no te moleste en ese momento. Una buena idea es vincular la actividad con sucesos específicos. Esto creará el hábito de volver a leer cada vez que se active el “disparador”. Por ejemplo, puedes leer:

  • Por la mañana o por la noche, inmediatamente después de una comida

  • Una hora antes de acostarte

  • A la hora del almuerzo en el trabajo

  • Después de una sesión de yoga, estiramiento o meditación

4. Escucha audiolibros

Los audiolibros son una buena manera de conectarte con la lectura mientras estás ocupado con tus rutinas y preocupaciones diarias. Puedes escucharlos mientras conduces, preparas la cena, limpias la casa, haces ejercicio en el gimnasio o sales a correr por el parque.

Además, algunas aplicaciones te permiten cambiar libremente entre el texto y los audiolibros y comenzar la reproducción desde donde la dejaste. Esto es conveniente si, por ejemplo, estás en un tren y estás cansado de leer. En este caso, puedes cerrar los ojos, relajarte y seguir escuchando el libro en formato de audio.

5. Establece una meta

Puedes establecer una meta y fijar cuántos libros deseas leer en un mes o en un año. Sobre todo, sé realista y no pienses en más de lo que puedes manejar. Si eres disciplinado, además, puedes establecer el número de páginas para leer cada día o cada semana.

Por último, desafíate a ti mismo y participa en algún reto de libros. Por ejemplo, en una de las muchas plataformas de lectura en línea. La cantidad de libros se puede configurar de forma independiente y el sitio compartirá recomendaciones y te ayudará a realizar un seguimiento del progreso.

6. Haz una lista de lectura

Haz una lista de los libros que deseas leer. Puede ser una gran lista general o una lista dividida por género. Por ejemplo, novelas, no ficción y artículos científicos.

Si no sabes por dónde empezar, sigue estas pautas. Mira las listas de lectura de personajes famosos (como las que suelen publicar Bill GatesEmma Watson) o la calificación de los mejores libros según las versiones de varias publicaciones (por ejemplo, la ВВС, la Encyclopedia BritannicaShelves).

7. Deja los libros aburridos

Si el libro te parece aburrido o poco interesante, no dudes en dejar de leerlo. No tienes que terminar de hacerlo solo porque comenzaste. Recuerda: leer es un pasatiempo, no una obligación. Lee solo lo que te gusta y no te canses con historias que no te enganchan. Simplemente pasa al siguiente libro de tu lista. Quién sabe, tal vez te guste más.

8. Lee varios libros a la vez

Leer siempre el mismo libro te puede aburrir. Especialmente si empezaste a leer una obra monumental, como La guerra y la paz de León Tolstói. Elige otro libro, pero más fácil. Por ejemplo, algo entretenido del género de no ficción. Altérnalo con el libro principal y vuelve a consultarlo cuando desees relajarte y leer algo interesante y ligero.

9. Lee blogs y escucha pódcast sobre libros

Inspírate en Internet:

  • Suscríbete a páginas interesantes en las redes sociales, donde los blogueros publican reseñas de libros leídos recientemente.

  • Escucha pódcast en los que analizan las características y los momentos interesantes de libros populares, y también comparten recomendaciones sobre qué leer.

  • Únete a un club de lectura en línea. Puedes discutir lo que lees con personas de ideas afines, escribir reseñas, leer reseñas de otros usuarios y agregar nuevas ideas a tu lista de lectura.

Compartir este artículo