Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo limpiar y cocinar calamares

La carne de calamar contiene mucha proteína, ácidos grasos omega-3, hierro y calcio. Por eso, en ocasiones vale la pena diversificar la dieta con platillos de este manjar del mar. Las ensaladas de calamares decoran tradicionalmente las mesas festivas, y el sabor y el olor de este producto a la parrilla recuerdan a una cálida tarde de verano junto al mar.

En Ideas en 5 minutos explicaremos qué se debe saber antes de comprar, limpiar y cocinar calamares, además de compartir las técnicas de chefs profesionales, gracias a las cuales la carne seguramente resultará deliciosa y tierna.

Qué es importante saber antes de comprar calamares

  • Antes de comprar un calamar, revísalo: elige uno que sea de color blanco brillante y firme, con un agradable aroma salado. Cuanto más pequeños son, más tierna es su carne.
  • Guarda los calamares frescos en el refrigerador durante aproximadamente 24 horas en una bolsa de plástico sellada, en un recipiente lleno de hielo.
  • La mayoría de los calamares se venden limpios, así que basta con lavarlos con agua y luego secarlos con una toalla de cocina antes de cocinarlos.
  • Si compras calamares frescos, se recomienda cocinarlos el mismo día.

Cómo limpiar calamares

  • Primero es recomendable ponerse guantes de goma.
  • Coloca el calamar frente a ti. Sosteniendo su cuerpo con una mano y su cabeza con la otra, tira suavemente en diferentes direcciones para separar ambas partes. Para hacerlo más fácil y rápido, haz movimientos giratorios. Considera que las entrañas del calamar saldrán del cuerpo siguiendo la cabeza.
  • Toma la cabeza con las manos y separa los tentáculos de ella. Para hacer esto, córtalos de forma que la incisión pase por debajo de los ojos.
  • Hay un trozo de hueso dentro de la parte de los tentáculos.
  • Este hueso debe extraerse con cuidado utilizando un cuchillo. Después de eso, deja los tentáculos a un lado, pero no los tires.
  • Toma el cuerpo del calamar. A lo largo de este y hasta la aleta podrás sentir una placa quitinosa dura. Necesita ser removida. Tómala de un extremo y, sujetándola, gira ligeramente para desengancharla de la carne. Luego jálala hacia ti para sacarla. Ten cuidado; de lo contrario, la placa puede romperse en varios pedazos y será más difícil removerla.
  • Ahora necesitas quitar la piel fina del cuerpo. Agárrala del borde y tira para quitarla. Retira las aletas del cuerpo si quieres. Pero también puedes dejarlas si, por ejemplo, asarás el calamar entero.
  • Lava con agua los tentáculos y las aletas. Limpia bien el cuerpo del calamar, especialmente el interior, donde puede haber restos de entrañas.

Consejo: Si se trata de un calamar congelado, después de descongelarlo vierte un poco de agua hirviendo sobre él o mételo rápidamente en agua hirviendo y luego ponlo en agua fría. Este método simplificará la eliminación de la piel: bastará con levantar el borde y tirar de él. La piel se quitará fácil y rápido, como una media.

Cómo cocinar calamares

  • Para que la carne de calamar sea más tierna, bátela suavemente por ambos lados un par de veces con un martillo de cocina. Además, puedes remojarlo en jugo de limón durante 5 minutos.
  • El calamar puede volverse “gomoso” si se cocina demasiado. Para que esté tierno, se debe cocinar rápidamente a alta temperatura o lentamente, pero a baja temperatura. No importa si se asa a la parrilla, se fríe o se guisa.

Ensalada de calamar, tomate, huevo y queso

Ingredientes:

  • 500 g de calamares
  • 1 cebolla mediana
  • 2 tomates
  • 3 huevos
  • 150 g de queso duro
  • Mayonesa
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hierbas
  • 1 diente de ajo
  • Medio limón

Preparación:

  • Pon los calamares en agua hirviendo con sal durante 40 segundos. A continuación, retira la olla del fuego y deja los calamares en ella durante unos minutos. Esto hará que la carne esté tierna y jugosa.
  • Después, saca los calamares del agua caliente, exprime el jugo de medio limón encima y deja enfriar a temperatura ambiente.
  • Mientras tanto, hierve los huevos duros y pica finamente la cebolla. Vierte la cebolla en agua hirviendo y déjala por unos 15 minutos para quitarle el amargor.
  • Corta la carne por la mitad a lo largo y raspa del interior hacia afuera con una cuchara para que quede lisa, como en la foto de arriba. Luego córtala en tiras.
  • Ocúpate de los tomates: si son cherry, córtalos por la mitad. Los que son carnosos pueden cortarse en cubos o trozos pequeños.
  • Pon la cebolla en un colador para eliminar el exceso de líquido.
  • Pica los huevos finamente.
  • Mezcla todos los ingredientes en un recipiente y agrega el queso duro previamente rallado en un rallador mediano. Solo quedaría condimentar la ensalada con mayonesa, sal y pimienta al gusto, y meterla en el refrigerador. El platillo tardará varias horas en absorber todos los sabores.

Tentáculos de calamar a la parrilla

Si preparaste una ensalada con la carne del calamar, no te apresures a tirar las otras partes del cuerpo. Por ejemplo, si abres la bolsa de tinta, esta puede usarse para hacer risotto negro, pasta o pan de hamburguesa negro. Y las aletas o alas, junto con los tentáculos, se cocinan mejor a la parrilla.

Ingredientes:

  • 800 g de tentáculos de calamar (también se pueden agregar las aletas)
  • 1 limón
  • 2 dientes de ajo (picado con un machacador)
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharaditas de vinagre de vino

Preparación:

Vierte aceite de oliva en el recipiente donde se encuentran los tentáculos de los calamares. Agrega el resto de los ingredientes. Exprime el jugo de medio limón. Revuelve bien, cubre y deja marinar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Luego retira los tentáculos de la marinada y ásalos a la parrilla durante 3-4 minutos por cada lado.

Pon el jugo de la segunda mitad del limón sobre los tentáculos, colócalos sobre cualquier ensalada verde espolvoreada con aceite de oliva, agrega los tomates picados y el platillo estará listo para servir. ¡Buen provecho!

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cómo limpiar y cocinar calamares
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos