Cómo proteger tu auto del sol y del calor extremo (7 modos)

En la época de verano habrás notado lo caliente que se siente el interior de un auto luego de haberlo dejado estacionado y cerrado un par de horas. Esto puede estropear la tapicería, así como desteñir la tela e incluso la pintura de la carrocería.

Ideas en 5 minutos te brindará algunos consejos para proteger tu auto y mantenerlo fresco durante altas temperaturas.

1. Bloquea los rayos solares del parabrisas y ventanas

Cuando estaciones tu automóvil bajo la luz solar directa, bloquéala con un parasol para parabrisas. Colócalo sobre el tablero, procurando cubrir toda el área. Esto disminuirá el ingreso de los rayos solares.

Lleva tu vehículo a un taller especializado para polarizar los vidrios. Esta capa oscura disminuirá la cantidad de luz solar directa según la coloración permitida por las regulaciones de tu ciudad o país.

Con estos trucos, protegerás el interior de tu auto contra la radiación ultravioleta. Ten presente que mientras mayor sea la exposición a los rayos solares, más probable será que el tapizado y el panel de control se dañen y se quiebren.

2. Estaciona en áreas cubiertas o sombreadas

A la hora de estacionar tu vehículo, evita dejarlo expuesto a los rayos solares directos. Busca árboles, sombras de edificios o estacionamientos cubiertos.

La sombra ayudará a bloquear los rayos solares directos, manteniendo el auto fresco. Así evitarás que el volante se sobrecaliente y lastime tus manos al volver a manejar.

3. Usa un cobertor para autos

Si no cuentas con un estacionamiento con sombra, invierte en un cobertor para automóvil. Asegúrate de adquirir un protector de alta calidad que sea del tamaño adecuado para cubrir tu vehículo en su totalidad.

4. Lávalo frecuentemente

Lavar frecuentemente tu automóvil no solo removerá el polvo y la suciedad, sino que también ayudará a prevenir que la pintura envejezca o luzca manchada por el exceso de rayos solares que recibe a diario.

En el interior del vehículo, aplica productos protectores. Esto sirve para que los materiales de la tapicería y el tablero no se resequen ni se rompan, además de hacerlos lucir limpios y brillantes. Así alargarás el tiempo de vida del vinilo o cuero.

5. Encera la carrocería

Encera tu auto cada 4 a 6 semanas con un producto certificado para proteger la pintura de tu auto.

De esta manera, la cera reflejará los rayos ultravioleta en lugar de absorberlos, evitando el calentamiento excesivo.

6. Revisa el nivel de refrigerante

Si habitas en un área con clima caluroso es recomendable que revises periódicamente el nivel de refrigerante de tu auto. Asegúrate de que este sea el adecuado según su fabricante. Antes de abrir la tapa del radiador, deja que el motor se enfríe.

Un nivel bajo de refrigerante es una de las razones más comunes detrás del sobrecalentamiento de un vehículo.

7. Llévalo a un taller automotriz

Acude a un taller especializado para solicitar un mantenimiento preventivo. Pídele al mecánico que chequee:

  • La presión de los neumáticos según las recomendaciones del fabricante. Las llantas desinfladas, al rodar sobre el pavimento caliente, pueden reventarse.
  • Los niveles del aceite del motor, el aceite de la transmisión, el líquido de la dirección hidráulica y el líquido de frenos. El motor puede sobrecalentarse cuando los niveles de estos líquidos están por debajo de los recomendados.
Compartir este artículo