Cómo reciclar la basura correctamente

Anualmente, en los tiraderos alrededor del mundo se encuentran 2 mil millones de toneladas de residuos domésticos. Aproximadamente un tercio de los desechos son materiales secos reciclables (papel, cartón, vidrio y plástico, limpios y secos). Por eso es tan necesario separar las cosas que pueden reciclarse del resto de desechos que no.

Ideas en 5 minutos preparó instrucciones sobre cómo reciclar la basura en el hogar, y te contará qué residuos deben considerarse reciclables y cuáles pueden ser tirados en un contenedor común.

1. Pon un bote de basura especial

Coloca otro bote de basura al lado del habitual para residuos reciclables. En él deberás poner:

  • Botellas, frascos, recipientes, vasos y tapas de plástico

  • Latas de conservas y de aluminio

  • Frascos, botellas y vajilla de vidrio

  • Papel, cartón y artículos impresos

Tira en el bote de basura habitual las cosas que no sean reciclables, tales como residuos alimenticios, productos de higiene y envases mixtos. Esto último incluye cartones de huevo, vasos desechables para café y envolturas de papel de la comida rápida.

Recolecta por separado los desechos peligrosos como pilas usadas, baterías, lámparas de mercurio y termómetros médicos. Estos deben entregarse en puntos especiales.

2. Separa el plástico

Todos los envases de plástico están marcados con un triángulo con un número en su interior. Este símbolo puede encontrarse en la parte trasera de la etiqueta del producto o en la parte inferior del recipiente. El número indica el tipo de material que compone el plástico. En total son 7:

  • Tereftalato de polietileno (PET). La mayoría de las botellas y los envases de alimentos de plástico se fabrican con esta composición.

  • Polietileno de alta densidad (HDPE). Se utiliza para fabricar botellas, frascos y recipientes duraderos, ya sea para cosméticos o para productos químicos del hogar.

  • Policloruro de vinilo (PVC). Normalmente se usa como material para ventanas, tuberías de alcantarillado, juguetes, pisos y elementos de plástico en el interior de los automóviles.

  • Polietileno de baja densidad (PEBD). Se utiliza para producir bolsas desechables, film plástico y empaques para mercancías.

  • Polipropileno (PP). Este material se utiliza para producir tuberías, recipientes para alimentos, platos desechables, envases para cosméticos y productos químicos para el hogar.

  • Poliestireno (PS). Sirve como material para artículos desechables. Por ejemplo, soportes de espuma para frutas, verduras, embutidos y otros productos.

  • Otros tipos de plásticos (OTROS). Se usa para marcar los envases de tipos raros de plástico o mixtos.

Este último tipo de plástico aún no se acepta para su reciclaje. Por lo tanto, tíralo en el bote de basura de residuos generales. Los tipos de plástico del 1 al 6 se aceptan de forma selectiva.

Prácticamente todos aceptan los tipos 1 y 2 para reciclar. Si cerca de tu casa tienes un contenedor especial para el plástico, probablemente puedas tirar estos tipos allí. Los plásticos del 3 al 6 se aceptan de forma limitada y, a menudo, solo en puntos especiales.

3. Separa las latas de conservas y los frascos de vidrio

Al reciclar se aceptan todos los tipos de envases de vidrio y de latas de alimentos. Por ejemplo:

  • Frascos de salsas, encurtidos o setas

  • Botellas de aceite vegetal, vinagre o salsa

  • Recipientes de conservas de verduras, carne o pescado

  • Latas de leche condensada

Antes de entregar el recipiente para reciclar, tira los restos de comida y enjuágalo con agua. Si tienes la posibilidad de quitar las etiquetas, hazlo. Pero si son difíciles de remover, no pasa nada. Solo pon el envase en un contenedor. Por cierto, se recomienda hacer todo esto también con los recipientes de plástico.

4. Prepara las latas de aluminio

También pueden reciclarse las latas de aluminio de refrescos. Pero, a diferencia de los envases de hojalata y de vidrio, se recomienda aplastarlas primero. Esto hará que ocupen menos espacio en el contenedor de reciclaje.

5. Prepara el papel y el cartón

Casi todos los tipos de papel y cartón se aceptan para el reciclaje. La excepción son los artículos de papel con revestimiento de plástico o resistentes a la grasa. Por ejemplo:

  • Vasos de café desechables

  • Envases de cartón para alimentos de establecimientos de comida rápida

  • Empaques de papel para productos con film plástico por dentro

  • Cartones de huevo comprimidos

  • Recibos de cajeros automáticos

  • Papel adhesivo

  • Papel laminado

Colócalos en los contenedores de residuos mixtos. El resto puede entregarse para reciclar, y, al igual que las latas de aluminio, es mejor aplastar y doblar el papel y el cartón.

6. Lleva los residuos para reciclar

Los residuos reciclables pueden llevarse a:

  1. Contenedor cerca de tu casa. Si en tu región se introdujo la recolección separada de basura, entonces es probable que se encuentre afuera, en donde sueles colocar los materiales reciclables. Descubre qué tipos de residuos y de plásticos son aceptados para reciclar. Busca información en la etiqueta del contenedor o en el sitio web de la empresa que recoge la basura en tu zona.

  2. Puntos de reciclaje. Algunas empresas se dedican a recoger y reciclar determinados tipos de residuos. Muchas pueden aceptar plástico de tipo 5, otras papel y cartón, y, por último, hay quienes solo reciben envases de vidrio. Por lo general, estos puntos están marcados en un mapa por ecoactivistas.

  3. Contenedores especiales por la ciudad. Se encuentran en las paradas de autobús o en lugares públicos. Las botellas de plástico de tipo 1 (PET) y los envases de vidrio a menudo se tiran en estos contenedores.

7. Entrega los residuos peligrosos en puntos especiales

Ciertos tipos de residuos no deben de ser tirados en los botes de basura de tu hogar. Por el contrario, las sustancias peligrosas que contienen pueden contaminar el medioambiente. Por lo general, están marcados con un bote de basura tachado. Esos desechos son los siguientes:

  • Pilas

  • Cualquier tipo de batería

  • Lámparas de mercurio de bajo consumo

  • Termómetros de mercurio

  • Neumáticos

  • Electrodomésticos viejos

  • Medicamentos caducados

Se entregan en puntos de recolección especiales, los cuales pueden encontrarse en los mapas de los ecoactivistas. Además, a menudo, los electrodomésticos viejos se aceptan en tiendas especializadas, y las baterías y pilas pueden dejarse en cajas separadas instaladas comúnmente en las grandes cadenas minoristas.

8. Reduce la cantidad de basura

Entre menos basura generemos, menos necesidad de reciclar habrá. Intenta reducir la cantidad introduciendo a tu vida hábitos ecológicos saludables. Por ejemplo:

  • Reemplaza las bolsas desechables por otras de tela y guarda ahí las verduras y las frutas.

  • Ve de compras solo con bolsas reutilizables. Entonces no tendrás que recoger una montaña de bolsas de plástico en la caja.

  • Echa un vistazo a los productos a granel: cereales, pasta, azúcar, nueces y frutos secos. Si son de la misma calidad que los productos familiares envueltos en plástico, sustitúyelos. También puedes guardar estos artículos en bolsas de tela.

  • Si no te gusta comprar productos a granel, trata de adquirirlos en bolsas grandes. De esta forma, generarás menos basura y ahorrarás dinero. Los artículos en cantidades más grandes suelen ser más baratos.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo