Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cuántas calorías contienen los productos crudos y cocidos

Se considera que una persona digiere más calorías de los productos cocidos que de los crudos. Al mismo tiempo, el contenido calórico de un producto puede variar dependiendo de cómo se prepare. Por ejemplo, al cocer un huevo, su contenido calórico prácticamente no cambiará, pero al freírlo en aceite, el valor nutricional aumentará de inmediato. Esta información no la encontrarás en el empaque, porque los fabricantes indican el contenido calórico del producto tal como se encuentra en el envoltorio.

En Ideas en 5 minutos hemos comparado el contenido calórico de algunos productos antes y después de ser preparados de cierta manera.

Papa

Se cree que 100 gramos de papas crudas contienen 93 kcal. Este indicador puede cambiar durante el proceso de cocción. Por ejemplo, la cocción aumenta un poco el contenido calórico de las papas, y al freírlas, absorben un poco de aceite. Como resultado, esos mismos 100 gramos contendrán hasta 267 kcal.

Arroz

En el caso de arroz, es todo lo contrario. El envase indica el contenido calórico del producto crudo. 100 g de arroz crudo contienen 370 kcal y el mismo peso de arroz cocido contendrá 130 kcal. Esto se debe a que el arroz se infla durante la cocción, aumenta de tamaño y peso. Como resultado, el contenido calórico del producto en realidad no cambia.

La misma situación sucede con otros cereales. Durante la cocción, se inflan, su peso aumenta. Por lo tanto, 100 gramos de cereal cocido contendrán menos calorías que 100 gramos del producto crudo.

Pasta

El empaque de la pasta indica el contenido calórico del producto crudo: aproximadamente 371 kcal por 100 g. Al cocinarla, absorbe agua y, al igual que el arroz, se vuelven más grandes y pesados, por lo que 100 g de pasta cocida contendrán alrededor de 158 kcal.

Carne

100 gramos de pechuga de pollo cruda contienen unas 165 kcal. Pero al freírla, la carne absorberá el aceite y el contenido calórico aumentará a 269 kcal (por 100 g). El pollo cocido contiene muchas menos calorías. Lo mismo sucede con la carne de res y cerdo. Por cierto, el adobo también puede aumentar el contenido calórico de la carne cocida.

A veces no se trata de un tratamiento térmico, ya que la carne puede cambiar su contenido calórico debido a la salazón. Por ejemplo, 100 g de salmón salado ligeramente contienen 254 kcal, mientras que el salmón fresco salvaje es casi 1,5 veces menos calórico.

Cereal para desayunar (copos de maíz y muesli)

En el envase del cereal se indica el contenido calórico del producto seco sin tomar en cuenta la leche o el yogur. Al mezclar 100 g de granola, cuyo contenido calórico es de aproximadamente 400 kcal, con yogur, se obtendrán 100 g de desayuno preparado con un contenido calórico de alrededor de 150 kcal. Por supuesto, todo depende de la cantidad de yogur y su contenido calórico.

Huevos de gallina

100 g de huevos frescos contienen alrededor de 143 kcal. Al cocerlos, esta cifra aumenta un poco. Sin embargo, 100 g de huevos revueltos fritos contienen más de 200 kcal.

Plátanos

100 g de plátano fresco contienen menos de 100 kcal. Pero si no preparas nada con los plátanos, sino que solo los secas al sol, su contenido calórico aumenta. Como resultado, los plátanos secos contienen 3,5 veces más calorías que los plátanos frescos.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cuántas calorías contienen los productos crudos y cocidos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos