Qué hacer si lavaste una chamarra de pluma y terminó toda arrugada

Se acerca la temporada de frío y empezamos a ordenar la ropa abrigada. Pero ¿qué pasa si después de lavar una chamarra, esta se ve desagradable?

En Ideas en 5 minutos nos apresuramos a tranquilizarte: todo se puede arreglar, lo principal es seguir las instrucciones de este artículo.

Paso n.º 1: Lava la chamarra de nuevo

  • Necesitarás una lavadora de carga frontal. Además, algunos expertos recomiendan lavar las chamarras de pluma con un producto especial para este tipo de prendas.
  • No utilices jabones en polvo; estos pueden hacer que las plumas se peguen.
  • Elige el modo de un lavado delicado en ciclo suave con una temperatura del agua de 30 °C.
  • Coloca pelotas de tenis o bolas especiales para lavar ropa en el tambor. Ayudarán a que la chamarra de pluma se esponje.
  • Enjuaga la prenda 2-3 veces para quitar bien cualquier resto de jabón posible.

Paso n.º 2: Seca la prenda

  • Cuando la chamarra de pluma esté seca, colócala en la secadora durante 2-3 horas con pelotas de tenis.
  • Si no tienes secadora, cuélgala en un gancho. Pero ten en cuenta que el proceso de secado llevará mucho más tiempo.
  • Dale la vuelta a la chamarra cada 20-30 minutos para que se seque de manera uniforme. Dale unas palmadas a la tela para mantener las plumas en movimiento. Si no se está secando en una secadora, agítala y dale unas palmadas a la chamarra cada dos horas.

Paso n.º 3: Quita los grumos

Este método funcionará sin lavado repetido.

  • Coloca la chamarra sobre una superficie plana y encuentra los grumos.
  • Desarma cada uno de ellos con los dedos dentro de la tela, tratando de distribuir uniformemente las plumas por la superficie de la prenda.
  • Para acelerar el proceso, usa una secadora de pelo en modo frío y dirige una corriente de aire hacia el grumo mientras lo desarmas.

Recomendaciones y consejos adicionales

  • No guardes la chamarra de pluma comprimida en una bolsa de vacío. Simplemente dóblala o enróllala si no hay posibilidad de colgarla en el armario.
  • No utilices quitamanchas. Puede dañar el relleno.
  • Antes del lavado, consulta las instrucciones. Algunas chamarras de pluma solo se pueden lavar en seco.
Compartir este artículo