Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué hacer si se desinfla un neumático

Muchos de nosotros no sabríamos qué hacer si se nos desinfla un neumático e incluso ni siquiera habíamos pensando en eso hasta que llega el momento de orillarnos a mitad de la carretera.

Para que puedas manejar fácilmente este problema, Ideas en 5 minutos ha preparado este artículo. En el bono sabrás qué puedes hacer si no tienes una llanta de refacción.

Cómo evitar esta situación

  • Cada mes se debe verificar la presión de las ruedas, incluyendo la llanta de refacción.
  • Reducir la velocidad antes de pasar por cualquier obstáculo en la carretera.
  • Evitar subirse a los bordillos y golpearlos al estacionarse.
  • Verificar de forma frecuente si los neumáticos presentan un desgaste irregular, grietas u objetos extraños. Comprobar que todos los neumáticos tengan tapones en sus válvulas.
  • Prestar atención al momento de transportar cargas pesadas, ya que una sobrecarga junto con una baja presión en los neumáticos es capaz de sobrecalentarlos, lo cual puede provocar una avería.
  • Comprobar la presencia de llanta de refacción y los instrumentos necesarios para reemplazar el neumático. Se requiere una llave de cruceta, gato, cuñas o calzas, guantes y lámpara. También se recomienda adquirir un sellador.
  • Cambia los neumáticos cada 6 meses.
  • Si el automóvil vibra a la hora de conducirlo o se escuchan silbidos de los neumáticos, se debe acudir inmediatamente a la vulcanizadora o taller mecánico.
  • Al manejar, siempre se debe observar el camino en busca de obstáculos. Los baches y los estorbos de tamaño considerable en las carreteras pueden dañar los neumáticos.

Qué hacer si se desinfla un neumático

Señales de un neumático con baja presión:

  • Complicaciones para ganar velocidad.
  • Sensación de arrastre del lado afectado del vehículo
  • Ruidos o silbidos extraños
  • El auto no responde al querer cambiar de carril, en vueltas u otras maniobras.

Si se ha desinflado un neumático se deben encender las luces intermitentes y reducir suavemente la velocidad. Se debe frenar en cuanto se vea un tramo vacío a la orilla del camino. Conducir con una llanta baja puede provocar un daño grave al vehículo y también puede ser peligroso tanto para ti como para los demás conductores. Comprueba si tienes una llanta de refacción, llave de cruceta, gato, cuña o calza, guantes y lámpara. Si se tiene todo esto, entonces se puede intentar cambiar el neumático por cuenta propia:

  • Colocar la cuña para evitar que el vehículo ruede. Se debe colocar en la rueda trasera si se va a cambiar el neumático delantero o en la rueda delantera en caso de cambiar el neumático trasero.
  • Retirar el tapón (en caso de tenerlo) y aflojar ligeramente las tuercas del neumático desinflado, girando en sentido contrario a las manecillas del reloj con ayuda de la llave de cruceta.
  • Utilizar el gato para elevar el neumático desinflado a una altura de 15 cm.
  • Retirar por completo las tuercas.
  • Jalar el neumático hacia tu dirección para quitarlo.
  • Colocar la llanta de refacción, alineando la rueda con los pernos.
  • Colocar las tuercas y girarlas en sentido de las manecillas del reloj. Comprobar que estén bien colocadas.
  • Baja el automóvil hasta que el neumático entre ligeramente en contacto con el suelo. Pero se debe tomar en cuenta que aún no podrá soportar el peso completo del vehículo.
  • Apretar las tuercas con ayuda de la llave de cruceta.
  • Bajar por completo el automóvil y retirar el gato.

Si no puedes reemplazar el neumático, llama al servicio de emergencias para conductores.

Qué tan lejos se puede llegar con un neumático desinflado

Conducir con un neumático desinflado es una forma de poner en riesgo la seguridad de los pasajeros y dañar seriamente el vehículo. Tal conducción no solo empeora la maniobrabilidad del auto, sino también puede provocar daños estructurales en las llantas, frenos, suspensión y sistema de dirección. Puede que se tenga la tentación de llevar el auto hasta el taller mecánico más cercano, pero al final se terminará pagando mucho más por la reparación del auto que por simplemente reemplazar el neumático.

Bono: qué hacer si se desinfla un neumático y no se tiene una llanta de refacción

  • Revisar el neumático para tratar de encontrar pinchazos evidentes u objetos extraños. Si no se encuentra nada, se puede acercar el oído a la llanta e intentar escuchar un ligero silbido. A veces, un pinchazo invisible se puede descubrir colocando directamente la mano en la llanta para sentir fugas de aire.
  • Si nada de eso ayuda, se puede llenar un bote de agua y añadir jabón para trastes. Posteriormente, se debe colocar la mezcla en el exterior de la llanta hasta que se cubra con espuma. Espera a que el aire del pinchazo forme una pequeña mancha de burbujas. Marca el lugar y enjuaga con agua el resto de la espuma.
  • Utiliza un sellador para ponchaduras en el lugar del pinchazo. No olvides que esto se trata de una medida temporal, la cual te ayudará a llegar al taller mecánico más cercano. Antes de utilizar un sellador para ponchaduras, se recomienda leer las instrucciones en el envase.
Ideas En 5 Minutos/Consejos/Qué hacer si se desinfla un neumático
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos