Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos
Qué tipos de harina existen y para qué se suelen utilizar

Qué tipos de harina existen y para qué se suelen utilizar

A pesar de que la mayoría de nosotros está acostumbrada a usar solo dos tipos de harina: maíz y trigo, existen otras variedades. Algunas de ellas son aptas para hacer productos de repostería mientras que otras son perfectas para cocinar o hacer un pan.

Junto con Ideas en 5 minutos conocerás qué tipos de harina existen y para qué es mejor utilizar cada una de ellas.

Harina de maíz

La harina de maíz contiene todas las partes de los granos de maíz triturados y por eso se considera de grano integral. Tiene un color amarillo, sabor dulce, textura densa y arenosa.

Características: no contiene gluten. 100 g contienen 361 kcal.

Para qué se usa: es apta para productos de repostería, panes, crepas, waffles y galletas. También se puede utilizar como agente espesante para salsas, sopas y otros platillos.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas: para hacer productos horneados, usa 1/4 taza de harina de maíz por cada taza de la harina indicada en la receta.

Harina de coco

La harina de coco se elabora con la pulpa triturada y seca del coco. Es rica en fibra y grasas buenas. Tiene un ligero y dulce sabor a coco. Debido a su estructura fibrosa, la harina de coco es capaz de absorber mucho más líquido en comparación con otras harinas. Esto se debe de tener en cuenta a la hora de cocinar para no obtener un pan seco.

Características: no contiene gluten. Posee un alto contenido de fibra y es baja en carbohidratos. Se puede utilizar para recetas que no requieran de horneado. 100 g contienen 400 kcal.

En qué se utiliza: es perfecta para hacer pasteles, galletas, cupcakes y crepas. También se utiliza como agente espesante para la elaboración de productos horneados y otros platillos.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas: para la mayoría de las recetas será suficiente verter de 1/4 a 1/5 de taza de harina de coco, en lugar de 1 taza de harina normal. Pero al mismo tiempo se recomienda agregar la misma cantidad de líquido o aceite, dado que la harina de coco absorbe mucho líquido. También, al reemplazar la harina por una de coco, se deben de usar más huevos (aproximadamente el doble).

Harina de mijo

La harina de mijo se obtiene al moler granos de mijo. Contiene muchas vitaminas, minerales y fibra alimentaria. Tiene un fino sabor dulce a nuez y una textura arenosa.

Características: es una harina integral. No contiene gluten. 100 g contienen 382 kcal.

En qué se utiliza: para hacer postres, repostería, crepascupcakes.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas: debido a su dulce sabor, a menudo la harina de mijo se utiliza con otras harinas, pero también puede utilizarse por separado. 1/21/3 de taza de harina de mijo puede sustituir una taza entera de harina de trigo para hornear.

Harina de avena

La harina de avena se obtiene al moler granos de avena. Contiene tanto fibra soluble como fibra insoluble, la cual puede reducir los niveles de azúcar en la sangre y normalizar la microflora intestinal.

Dado el hecho de que la harina de avena no contiene gluten, no tendrá una textura suficientemente voluminosa y tendrá un efecto diferente en los productos horneados en comparación con la harina de trigo.

Características: es una harina integral, que no contiene gluten. 100 g contienen 404 kcal.

En qué se utiliza: para hacer crepas, waffles, muffins, cupcakes, pasteles de queso.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas: los productos horneados y elaborados con harina de avena se sienten más húmedos, por lo que será difícil usar en recetas en lugar de harina de trigo. La mejor opción es utilizar la harina de avena en recetas que desde un inicio la tienen prevista en la composición del platillo.

Harina de centeno

La harina de centeno es rica en nutrientes. Contiene hierro, fósforo, calcio, potasio, sodio, manganeso, vitaminas del grupo B, A y E, alicina, niacina, entre otros.

Los productos elaborados con este tipo de harina tienen una textura menos esponjosa que los de trigo. Esta harina es integral y contiene gluten (aunque en cantidades más pequeñas que la de trigo).

El color de la harina puede variar de un tono más claro a uno más oscuro, dependiendo de la cantidad de salvado eliminado durante la molienda.

Características: es baja en gluten. Esta harina se considera integral. 100 g contienen 349 kcal.

En qué se utiliza: para pan, pastelitos, panecillos y crepas.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas: 1 taza de harina de trigo se puede reemplazar por 1 taza y 2 cdas. de harina de centeno.

Harina de trigo

La harina de trigo se considera una harina tradicional para hacer panes horneados y una gran cantidad de postres. Por alguna razón, también se le denomina harina de uso general. Esta harina se obtiene a partir de granos de trigo triturados, previamente separados del salvado y el germen. La harina de trigo posee un sabor suave y contiene una gran cantidad de hierro y vitaminas del grupo B.

Características: esta harina contiene gluten, es refinada. 100 g contienen 364 kcal.

En qué se utiliza: para hacer productos horneados, pasteles y galletas. Puede utilizarse como agente espesante para salsas y sopas.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas: para reducir el contenido de gluten de la harina, puedes mezclar harina blanqueada con una de grano integral. Por ejemplo, en una proporción de 1:1.

Harina de arroz

Esta harina elaborada con granos triturados de arroz no contiene gluten. Es rica en proteínas, vitamina B y zinc. También posee una textura esponjosa y se digiere mejor que la harina de trigo.

Características: no contiene gluten. 100 g contienen 366 kcal.

En qué se utiliza: es perfecta para hacer fideos de arroz, crepas, pasteles y galletas.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas: puedes reemplazar 1 taza de harina de trigo por 1/3 taza de harina de arroz. Para que tu masa sea más esponjosa, te recomendamos usar harina de arroz con alguna otra harina que no contenga gluten.

Harina de almendras

Esta harina se obtiene al triturar las almendras. En comparación con la harina habitual, la harina de almendras contiene más grasas y menos carbohidratos. Tiene un aroma fino a nuez y una textura más densa.

Características: no contiene gluten. 100 g contienen 590 kcal.

En qué se utiliza: es perfecta para hornear panes, masa de pizza y postres. Con ayuda de este tipo de harina, puedes hornear crepas, panecillos y usarla para hacer macarrones dulces.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas:taza de harina de almendras equivale a 1 taza de harina de trigo. No obstante, tienes que tener en cuenta que la harina de almendras contiene más humedad. Se recomienda mezclarla con otra harina (por ejemplo, harina de coco) para obtener mejores resultados.

Harina de trigo sarraceno

Se obtiene a partir de granos de trigo sarraceno triturados. Esta harina no contiene gluten y es perfecta para personas con intolerancia a esta proteína. Además, la harina de trigo sarraceno es nutritiva, ayuda a regular los niveles de colesterol y aporta fibra al organismo.

La harina de trigo sarraceno puede ser de tono claro u oscuro. El primer tipo está elaborado con trigo sarraceno sin cáscara, tiene una textura y un aroma más fino. El segundo se obtiene del trigo sarraceno no refinado, contiene más fibra y un aroma más intenso.

Características: es una harina de grano integral, no contiene gluten. 100 g contienen 335 kcal

En qué se utiliza: para hornear panecillos, galletas, pan, crepas, galletas cracker y para hacer fideos soba.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas: este tipo de harina tiene un sabor intenso, por eso se recomienda mezclarla con una harina de sabor más neutro (por ejemplo, con la harina de arroz). La mejor opción es reemplazar 1/4 de la harina indicada en la receta con harina de trigo sarraceno.

Harina de cebada

Por lo general, la harina de cebada tiene color blanco grisáceo y no tiene un sabor ni olor pronunciados. Contiene una cantidad significativa de fibra y proteínas. Además, es una buena fuente de vitaminas A, B, PP y oligoelementos como hierro, potasio, sodio, entre otros.

Debido a que la harina de cebada contiene una cantidad de fibra, los productos horneados suelen tener un sabor astringente.

Puede ser un sustituto de harina universal: puedes reemplazar un 20–25% de harina universal por harina de cebada sin preocuparte por hacer otros cambios en la receta.

Características: es de grano integral y baja en gluten. 100 g contienen 345 kcal

En qué se utiliza: para hacer galletas, waffles, cupcakes y crepas.

Cómo usarla para reemplazar otras harinas: taza de harina blanca se puede reemplazar fácilmente con 1/2 taza de harina de cebada sin realizar ningún otro cambio en la receta.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Qué tipos de harina existen y para qué se suelen utilizar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos