Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

4 Pares de productos que siempre confundimos

Vivimos rodeados de muchas cosas, y algunas de ellas se parecen tanto entre sí que es difícil distinguir unas de otras. Esto es lo que ocurre con algunos alimentos. Por ejemplo, el bulgur y el cuscús son muy similares visualmente, lo que provoca que mucha gente los confunda.

En Ideas en 5 minutos contamos cómo aprender a distinguir productos parecidos.

Bulgur y cuscús

El bulgur se hace de granos de trigo triturados. Se cuecen, se secan y se trituran (en trozos relativamente grandes), lo que da lugar a un producto integral que se cocina bastante rápido. El bulgur existe de diferentes variedades, según el grado de molienda del grano. Necesita al menos 15-20 minutos de cocción.

El cuscús también se elabora con trigo, pero de una manera diferente: la sémola se rocía con agua, se espolvorea con harina seca y se tamiza. El resultado son pequeñas bolas. El cuscús que se puede encontrar en los estantes de los supermercados probablemente haya sido sometido a un procesamiento adicional: se coció al vapor y se secó. Suele prepararse añadiéndole agua o caldo hirviendo y dejándolo reposar durante 5 minutos.

Perejil y cilantro

Estas hierbas se ven casi iguales, pero tienen un sabor muy diferente y es casi imposible reemplazar una con otra al cocinar. La principal diferencia de aspecto son las hojas. En cilantro las tiene más redondeadas, mientras que el perejil posee unas angulosas y puntiagudas. Estas hierbas también se pueden distinguir por su olor: en el perejil es bastante suave y discreto, mientras que el cilantro tiene un aroma brillante y marcado con notas de metal (algunas personas lo encuentran similar al cítrico).

Chirivía y raíz de perejil

Ambas son tubérculos (o cultivos de raíz) que completan su ciclo de vida en dos años. Es bastante fácil confundirlas, pero también albergan diferencias significativas. Ambas raíces son de color amarillo blanquecino, pero las chirivías suelen ser más grandes. La raíz de perejil también se puede distinguir por su aroma fuerte y pronunciado, el mismo que el de las hojas de perejil. La chirivía no tiene ese olor. También hay que comparar el lugar donde crecen los tallos: la raíz de perejil es muy parecida a la zanahoria, y sus tallos parecen ser una continuación directa de la raíz. En las chirivías, los tallos forman un hueco alrededor de la parte superior. E incluso si se quitan en el supermercado, el hoyuelo queda, lo que facilita su distinción.

Mejillones y ostras

La principal diferencia en el aspecto de estos moluscos es su concha. En los mejillones, las conchas son de color azul oscuro o negro, tienen una forma oblonga y pueden brillar y relucir al sol. Las de las ostras son ásperas al tacto y pueden ser de color marrón, blanco o gris. Su forma no es tan regular y lisa como la de los mejillones.

Ideas En 5 Minutos/Cultura/4 Pares de productos que siempre confundimos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos