6 Maneras de tomar mejores fotografías de una ciudad

La fotografía urbana es una excelente manera de capturar la esencia de un viaje que realizaste o simplemente de crear un recuerdo de una ciudad que amas. Lo más importante, cuando se trata de retratar una ciudad, es encontrar elementos que le sean únicos. Puede ser la geografía o la arquitectura, y hasta personas cuando se capturan en una imagen sincera.

Tomando Madrid como ejemplo, Ideas en 5 minutos recopiló algunos consejos para mejorar tus fotos y capturar realmente la esencia de un lugar en particular que es querido por ti para que puedas compartirlo con todos.

1. Captura edificios con contenido

Si bien es cierto que las composiciones deben ser sólidas y ordenadas, también es importante tener una profundidad de contenido en una sola imagen. Centrarte en el estilo arquitectónico típico de la ciudad en la que te encuentras puede ser una excelente manera de contar su historia.

  • Consejo: los monumentos famosos no son el único tipo de arquitectura interesante que puedes encontrar. Busca tiendas, estaciones de tren, edificios corporativos modernos, etc.

Sobre el ejemplo:
Arriba puede ver una imagen de la Plaza de la Puerta Cerrada que captura la rica historia de Madrid. Esta plaza es uno de los últimos lugares donde se guardan partes de las antiguas murallas cristianas así como las típicas cruces ultramontanistas que se podían encontrar por todo Madrid antes de que fueran retiradas allá por el siglo XVIII. A la derecha se ve la Colegiata de San Isidro y, al fondo, un trampantojo pintado por el artista español contemporáneo Alberto Corazón.

2. Encuadra tus fotografías con arcos

Utiliza la arquitectura de la ciudad a tu favor buscando arcos para enmarcar tus imágenes. También puedes buscar las sombras interesantes que genera el sol a través de los arcos.

Sobre el ejemplo:
Esta es otra toma de la Colegiata de San Isidro vista desde la Plaza Mayor de Madrid. La imagen captura una vista impresionante que se esconde a plena vista cuando caminas por la ciudad.

3. Céntrate en la comida local

Comer es una parte importante de experimentar la ciudad que estás visitando o en la que vives. La cocina y las tradiciones gastronómicas son algunas de las formas más emblemáticas de entender la cultura local. Son tangibles y hacen que una ciudad se distinga de otra.

Sobre el ejemplo:
En la imagen de arriba puedes ver piernas curadas de cerdo, conocidas como jamón ibérico, colgadas en una cafetería. Esta es una vista típica en España al entrar en una cafetería o restaurante popular.

4. Toma fotos de escenas nocturnas

Considera tomar algunas fotos nocturnas que muestren las luces de la ciudad, especialmente mostrando edificios que cuentan con una iluminación única. La mayoría de los centros de las ciudades se convierten en grandes espectáculos de luces por la noche. Hay una variedad de colores, desde edificios hasta luces de automóviles que pasan. Algunas ciudades incluso se ven mejor o muy diferentes después de la puesta del sol.

Sobre el ejemplo:
Este típico café madrileño se encuentra en un callejón del centro de la ciudad. La pronunciada inclinación de la calle le da al edificio ya de por sí peculiar un efecto dramático que, cuando se combina con las luces rojas de neón, convierte la foto en una toma casi de cine negro.

5. Céntrate en los detalles

Los edificios son agradables y fáciles de detectar, pero también debes estar atento a los detalles interesantes que se pueden encontrar por toda la ciudad. A veces, esos pueden ser muy reveladores del carácter de una ciudad. Mira en patios vacíos o calles abandonadas donde puedes encontrar una joya escondida.

Sobre el ejemplo:
En la imagen de arriba se puede ver uno de los semáforos instalados en Madrid como celebración de su carácter inclusivo y de igualdad de género. Cuenta con una pareja del mismo sexo.

6. Utiliza el color a tu favor

Aprovecha al máximo las explosiones de colores vibrantes en todo tu entorno urbano. Los colores están por todas partes. Busca colores que combinen en la ciudad o cualquier cosa que pueda revelar el carácter del lugar que estás capturando.

Sobre el ejemplo:
Esta es una toma de Lavapiés, el barrio más “típico”, pero a la vez humilde y algo descuidado, de Madrid. Es conocido por su gran población inmigrante que le ha dado un sabor exótico y cosmopolita. Los colores de los edificios de esta imagen pueden entenderse como una metáfora de la diversidad del barrio.

Compartir este artículo