6 Maneras sencillas de disminuir los residuos de papel

El papel se utiliza desde hace mucho tiempo, y el 93 % proviene de los árboles. Por ello, la deforestación es un grave problema al que se enfrenta el mundo hoy en día.

En Ideas en 5 minutos, queremos mostrarte 6 maneras fáciles de reducir potencialmente el uso de papel en casa, en la escuela o en la oficina.

1. Leer las noticias en Internet en lugar de comprar los periódicos

Los periódicos utilizan una gran cantidad de papel, ya que las páginas son bastante grandes y se imprimen todos los días. En lugar de comprar uno, intenta leer las noticias diarias en tu teléfono o tableta.

2. Evitar imprimir

En lugar de imprimir, considera la posibilidad de guardar tus documentos electrónicamente. Además de reducir la cantidad de papel que utilizas, también puedes encontrar tus archivos mucho más rápido. Solo recuerda nombrar todos los archivos y hacer un seguimiento de dónde los guardas.

3. Utilizar pañuelos de tela en lugar de servilletas descartables

Cada día se desperdicia una gran cantidad de papel en artículos de un solo uso, como toallas y servilletas descartables. Cambiar a algo reutilizable, como los pañuelos de tela, puede evitar que se desperdicie tanto papel.

4. Tomar notas en el teléfono en lugar de en un anotador

Los blocs de notas son otro elemento común que se emplea a diario. Pero si en lugar de ello utilizáramos los ordenadores o los smartphones para escribir nuestras notas y listas de la compra del supermercado, acabaríamos ahorrando mucho papel.

5. Enviar correos electrónicos en lugar de cartas

El correo tradicional y las cartas también requieren mucho papel. Los correos electrónicos se entregan mucho más rápido que las cartas y se pueden enviar en cualquier momento. Si prefieres no enviar un correo electrónico a la persona con la que quieres contactarte, una llamada o un mensaje de texto son dos opciones adicionales.

6. Reutilizar papel

Si tienes papel viejo en casa, intenta reutilizarlo en lugar de tirarlo y generar más residuos. Aquí tienes algunas formas de hacerlo:

  • Envolver regalos
  • Embalar materiales frágiles, como jarrones o cristales
  • Utilizarlo como revestimiento de los contenedores para mascotas
  • Limpiar con él
  • Utilizarlo como abono
  • Hacer origami
  • Utilizarlo como iniciador del fuego en la chimenea
Compartir este artículo