Cómo afinar una guitarra

Afinar una guitarra es una habilidad básica que todo guitarrista debe conocer para poder tocar. Si eres un principiante, además de tu guitarra, probablemente necesitarás un afinador cromático. Después de un tiempo, puedes memorizar cómo deben sonar los acordes, y luego puedes afinar tu guitarra de oído o haciendo coincidir las notas con otros instrumentos, como un piano. Ideas en 5 minutos te mostrará ambas técnicas, que pueden funcionar para guitarras eléctricas y acústicas.

1. Elige la afinación

Al tocar la guitarra, normalmente utilizarás una afinación estándar, que es:

  • E — A — D — G — B — e

Las notas generalmente se enumeran desde la cuerda más gruesa hasta la más delgada. Su orden se invierte: la cuerda más gruesa de tu guitarra se conoce como la sexta y la más delgada, como la primera. Debido a que la afinación estándar tiene dos cuerdas E, algunas personas usan una letra mayúscula para referirse a la más gruesa y una letra minúscula para referirse a la más delgada.

Si bien esta afinación estándar es, con mucho, la más popular, algunas canciones o géneros requieren que uses un conjunto diferente de notas. Por eso, a veces, las afinaciones alternativas son una buena opción. Si bien normalmente utilizarás una afinación específica para un tipo de música, esto no significa que no puedas usarla con otros géneros. Algunas de las afinaciones alternativas más populares son:

  • Drop D (metal y rock alternativo)

D — A — D — G — B — e

  • Open D (folk, blues rock)

D — A — D — F# - A — d

  • Drop C (metal y hard rock)

C — G — C — F — A — D

  • Open C (folk, rockrock alternativo)

C — G — C — G — C — E

  • Open G (blues, folkrock clásico)

D — G — D — G — B — d

  • Open E (blues, folkrock)

E — B — E — G# - B — e

  • Drop A (hard rockheavy metal)

A — E — A — D — F# - B

Como habrás notado, algunas de las afinaciones más bajas requieren que aflojes las 6 cuerdas. Esto puede provocar un golpeteo contra el diapasón, porque el instrumento está calibrado para la afinación estándar y las cuerdas quedan demasiado sueltas. Si planeas utilizar este tipo de afinación, puede ser buena idea visitar a un luthier que calibre tu guitarra de la manera adecuada, o bien usar cuerdas más gruesas.

2. Consejos generales antes de comenzar

  • Si eres un principiante, lo mejor es que comiences por dominar la afinación estándar antes de familiarizarte con las alternativas que mencionamos anteriormente.
  • Afina siempre una sola cuerda a la vez.
  • Usa una plumilla o el pulgar para puntear firmemente la cuerda que deseas afinar. No lo hagas demasiado fuerte ni demasiado suave.
  • En la mayoría de los casos, si giras hacia ti las clavijas de afinación, la nota emitirá un sonido más grave (más bajo).
  • Si, en cambio, alejas de ti las clavijas, la nota emitirá un sonido más agudo (más alto).
  • La forma de girar las clavijas de afinación es importante. Si tu acorde es demasiado agudo y necesitas un tono más grave, es mejor bajarlo un poco más de lo necesario y pasar a una nota o un tono más agudo desde allí.
  • Para reducir el riesgo de que una cuerda se rompa al afinarla, gira lentamente la primera clavija de afinación un cuarto de vuelta cada vez. Luego, continúa pulsando la cuerda mientras giras con cuidado la clavija hasta que la cuerda alcance el tono correcto. A partir de ahí, pasa a la siguiente cuerda y repite el mismo procedimiento.
  • Para la mayoría de los principiantes, usar un afinador cromático (ya sea electrónico o digital) es la forma más sencilla de encontrar el tono correcto, porque se puede regular la afinación observando una pantalla (consulta la sección 3).
  • Si has desarrollado un “oído” para las notas musicales y los intervalos después de tocar durante un tiempo, es posible que prefieras utilizar un afinador de tono o un tubo de tono para afinar de oído (consulta la sección 4). Estos accesorios emiten el sonido de cada cuerda, que luego tendrás que igualar de oído. También puedes utilizar otro instrumento como referencia, como un piano.

3. Cómo utilizar un afinador electrónico o digital

Paso 1: Selecciona el instrumento correcto

Los afinadores electrónicos o digitales brindan la opción de afinar diferentes instrumentos de cuerda, no solo guitarras. Asegúrate de seleccionar el instrumento correcto, que, en este caso, es una guitarra acústicaguitarra eléctrica. Algunos de estos aparatos también te permiten elegir una afinación en particular.

  • Si estás usando una guitarra eléctrica, puedes conectarla a un afinador electrónico o digital.

Paso 2: Toca la cuerda y afina

Comienza por afinar la sexta cuerda (la E baja, la más gruesa). El afinador cromático, ya sea digital o electrónico, “escucha” y te muestra el tono/afinación de la nota que está sonando. Toca la cuerda que te interesa y gira la clavija de afinación, este aparato te indicará el momento en que suene el tono que estás buscando. Una vez que la sexta cuerda esté afinada, pasa a la siguiente (la quinta cuerda, la A) y repite el mismo procedimiento. Muévete en orden descendente hasta que todas las cuerdas estén afinadas.

4. Afinación de oído (solo para afinación estándar)

Paso 1: Afina la cuerda E baja

Comienza afinando la sexta cuerda (la E baja, la cuerda más gruesa). Si no recuerdas cómo debe sonar una E baja, puedes usar un piano o un tubo de tono como referencia para comparar el tono de la cuerda y la nota E real. En el piano, la nota que estás buscando está 2 octavas por debajo del do central.

Toca la sexta cuerda mientras giras la clavija de afinación hasta que coincida con la nota que estás tocando en el piano o en el tubo de tono.

Paso 2: Afina la cuerda A

Presiona el quinto traste en la sexta cuerda (la E baja que acabas de afinar) y toca la nota: lo que escuchas es una A, que utilizarás como referencia para hacer coincidir el sonido de la quinta cuerda (A) con esa nota. Toca la sexta cuerda y luego la quinta. Gira la clavija de afinación de la quinta cuerda y vuelve a tocar ambas cuerdas. Compara y ajusta hasta que ambas notas suenen exactamente igual.

  • Si te sientes más cómodo usando un tubo de tono como referencia en lugar de la sexta cuerda de la guitarra, también puedes hacerlo.

Paso 3: Repite el proceso con las otras cuerdas

Repite el mismo proceso que en el paso 2 pero con el resto de las cuerdas. Tendrás que presionar el quinto traste en todas las cuerdas por encima de la que estás tratando de afinar, excepto con la cuerda G. En este caso, debes hacer sonar la nota del cuarto traste para obtener el sonido (nota B) que usarás como referencia para afinar la segunda cuerda.

  • Al igual que en el paso anterior, si prefieres usar un piano o un tubo de tono como referencia para todas las cuerdas en lugar de tu propia guitarra, también puedes hacerlo.
Compartir este artículo