Cómo funcionan las pruebas de embarazo

Para verificar si estás embarazada o no, puedes recurrir a 2 tipos de pruebas de embarazo: análisis de orina y análisis de sangre. Por lo general, ambos informan los resultados con gran precisión. Sin embargo, es posible que no siempre sepamos cómo se obtienen, exactamente, los resultados.

Ideas en 5 minutos quiere revelar todos los secretos de las pruebas de embarazo y explicarte cómo funcionan.

La hormona importante

Tanto los análisis caseros como los de sangre funcionan de manera similar. Son necesarios para detectar una hormona especial para el reconocimiento del embarazo: la gonadotropina coriónica humana (hCG). Cuando el embrión se adhiere al útero, se desencadena la producción de hCG. Su concentración en el cuerpo de la mujer crece gradualmente hasta las semanas 10 a 12 del embarazo y luego se reduce hasta el final. Existen algunas pruebas de embarazo que pueden determinar los niveles de hCG alrededor de 8 días después de la fertilización.

Pruebas de embarazo caseras

Las pruebas de embarazo que puedes usar en casa son fáciles y cómodas. Te permiten controlar los niveles de hCG en tu orina. Por lo general, puedes comprarlas en farmacias.

Paso 1: debes aplicar tu orina a una almohadilla de muestra (generalmente está en el extremo de una varilla de prueba).

Paso 2: el líquido se mueve a la zona de reacción.

Paso 3: Si la hCG está presente en la orina, se unirá a anticuerpos especiales con diferentes enzimas que reaccionan a ella. La existencia de hCG también desencadenará un cambio de color en las moléculas de tinte dentro de la tira reactiva, lo que hará que aparezca la primera franja si una mujer está embarazada.

Paso 4: el líquido seguirá avanzando por la tira reactiva y llegará a la zona de control donde desencadenará un cambio de color. Entonces, aparecerá otra línea sin importar si la mujer está embarazada o no.

🧪 1 línea en la tira reactiva: la mujer no está embarazada.

🧪 2 líneas en la tira reactiva: la mujer está embarazada.

Cuando realices esta prueba en casa, ten en cuenta estos consejos:

1. Es mejor usar la orina de la mañana porque la concentración de hCG es la más alta. Si lo haces durante cualquier momento del día, asegúrate de no haber vaciado la vejiga durante al menos 4 horas.

2. Antes de realizar la prueba, no bebas cantidades excesivas de líquidos, ya que pueden diluir los niveles de hCG en la orina.

Pruebas de embarazo de sangre

Tu médico puede ayudarte tomando una muestra de sangre para realizar este tipo de prueba de embarazo. Funciona de manera similar a las pruebas realizadas en casa, ya que verifica los niveles de hCG en la sangre. Este tipo de pruebas las realizan médicos especialistas en un laboratorio. Un análisis de sangre es un poco más sensible a la hCG y, por lo tanto, más preciso que el de la orina. Además, puede brindarle resultados confiables antes, dentro de los 9 a 12 días posteriores a la concepción.

Compartir este artículo