Cómo se llaman correctamente los números grandes y por qué esto puede depender de cada país

Cómo se llaman correctamente los números grandes y por qué esto puede depender de cada país

Un alumno de primaria puede distinguir fácilmente entre cien y mil, y entre mil y un millón. Pero no todos los adultos saben que lo que en algunos países es 1000 millones, en otros es un billón.

Ideas en 5 minutos te recordará cómo se suelen nombrar los grandes números y por qué en diferentes países esto puede variar.

Cómo se llaman los números grandes

Para muchos no es difícil imaginarse el número mil millones. Pero en realidad, no es sencillo darse cuenta del tamaño de este valor. Se cree que entre un millón y mil millones no hay mucha diferencia. Sin embargo, si observas estos números desde otro ángulo, entonces tu punto de vista puede cambiar. Por ejemplo:

  • Un millón de segundos es igual a 12 días.
  • Mil millones de segundos es igual a 31 años.

Se vuelve mucho más difícil imaginar y nombrar números mayores a mil millones. Por otro lado, es más fácil cometer un error después de enterarte de que estos mismos números pueden llamarse de diferente forma, ya que la mayoría de los países utilizan dos variantes de la escala numérica: la larga y la corta.

Escala numérica corta

Se llama escala numérica corta. Todos los nombres de los números en la escala corta terminan en “illón”.

Los nombres de los números se forman de la siguiente manera:

  • El prefijo que acompaña a “illón” se convertirá en una parte de la potencia de 1000,
    que además nos servirá para calcular la cantidad de ceros que lleva el número (ver la flecha roja del gráfico).

Por lo tanto, imaginamos un millón como mil elevado al cuadrado, o más bien como 10001 + 1, mil millones como 10001 + 2 , un trillón como 10001 + 3, y así sucesivamente. La potencia que agregamos al lado del 10001 nos da el nombre del número gigante al que hacemos referencia.

Para averiguar la cantidad de ceros de un número gigante, tienes que aplicar la fórmula 3n + 3, donde n es el número que acompaña al 1.er grado de mil, o 10001 (con n ≥ 1).

Ejemplo: un trillón es 10001 + 3. Usemos la fórmula y sustituyamos el tres que tenemos por n (esta es la potencia que agregamos al 10001). Obtenemos:
3n + 3 = 3 × 3 + 3 = 9 + 3 = 12. Entonces un trillón es un número con 12 ceros, o 1 000 000 000 000, o 1012.

Escala larga

En la escala numérica larga, los nombres de los números pueden terminar en “illón” y también en “illardo”.

El nombre del número se forma de la siguiente manera:

  • A diferencia de la escala corta, el prefijo que acompaña a “illón” será la potencia directa de un millón (ver la flecha roja del gráfico).
  • El nombre del siguiente número que es 1000 veces mayor se forma a partir del mismo número latino, pero con la terminación “illardo”.


De esta forma, representamos al millón como un millón a la primera potencia (1 000 0001) y a un millardo como 1000 millones, o bien como un millón a la potencia de 1,5 (1 000 0001,5). Después sigue un billón expresado como un millón a la segunda potencia (1 000 0002). Y así seguimos la misma lógica.

En la escala larga, para conocer la cantidad de ceros que lleva uno de estos números, utilizamos la fórmula 6n + 3, en donde n es el número latino con el que empieza el número si termina en “illardo”. Si el número termina en “illón”, entonces se utiliza 6n, en donde n es el número latino con el cual comienza el número.

Ejemplo: un billardo (es decir, dos millardos) es 1 000 0002,5 (1 + 1,5). Aplicamos la fórmula y colocamos en lugar de n el número 2 (el 2 viene del billardo). Entonces un billardo es un 1 seguido de 15 ceros, o 1 000 000 000 000 000, o 1015.

A qué hay que prestarle atención al usar las escalas numéricas larga y corta

Hay números que no tienen un nombre específico. Por ejemplo, 106 es un millón. Pero para el número 107 no hay un nombre en particular, solo decimos “10 millones”.

Mucho depende de la escala que estés utilizando. Por ejemplo, 6 sextillones en la escala numérica corta equivalen a 6 mil trillones en la escala larga. Si usas la escala numérica corta, entonces “miles de billones” te sonará extraño.

Por consiguiente, los mismos nombres pueden corresponder a diferentes números dependiendo de la escala que se utilice:

  • 1 000 000 000, o 109, en algunos países es un billón.
  • 1 000 000 000 000, o 1012, en otros países también es un billón.


Además, si encuentras un número en un libro de literatura del Reino Unido, tienes que tomar en cuenta el año de su publicación. Lo que ocurre es que hasta 1974, en el Reino Unido se utilizaba la escala numérica larga. Luego el país comenzó a usar la escala numérica corta. Debido a esto, pueden surgir algunas dificultades a la hora de traducir libros y películas lanzados antes de 1974.

De esta forma, si tomamos el ejemplo que se encuentra al inicio del artículo, entonces un millón de segundos son casi 12 días en el Reino Unido, en donde hoy en día se usa la escala numérica corta. Por su parte, en Francia se prefiere la escala numérica larga. Así, un billón de segundos en el Reino Unido equivalen a poco más de 31 años, mientras que un billón de segundos en Francia son más de 31 000 años.

Existen varios países donde se utilizan ambas escalas. En particular, Canadá y Sudáfrica. Y hay muchos países donde no se utiliza ninguna de ellas. Japón, Corea del Sur, China, India, Mongolia, Tailandia y otros países tienen sus propias escalas numéricas.

Compartir este artículo