Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo surgieron los nombres de los meses y quién inventó el calendario

Probablemente, muchas personas alguna vez se han preguntado de dónde provienen los nombres de cosas o fenómenos que nos son familiares. Por ejemplo, ¿por qué enero se llama enero y no de otra manera? En la mayoría de los casos, todo lo que nos rodea recibe su nombre por un motivo en especial.

En Ideas en 5 minutos te contamos cómo los meses del año obtuvieron su nombre y quién inventó el calendario.

Calendario romano antiguo

La gente de la mayoría de los países vive según el calendario gregoriano de 12 meses. Su prototipo fue el calendario romano. Se cree que este calendario fue inventado por Rómulo, el primer rey de Roma, alrededor del año 753 a.C.

El calendario romano antiguo se basaba en las fases de la luna y por eso se consideraba lunar. También tenía 12 meses, pero solo 10 de ellos tenían nombre. De esta manera, el invierno se consideraba un período de estancamiento. Por lo tanto, los antiguos romanos les dieron nombres solo a los 10 meses activos, de marzo a diciembre. Luego se agregaron los nombres de enero y febrero. Pero según ese calendario, estos eran los últimos meses del año.

Calendario juliano

Más tarde, Julio César cambió el calendario romano para que 12 meses correspondieran a las revoluciones de la Tierra en torno al Sol. Era un calendario solar, tal como lo tenemos hoy. Enero y febrero se trasladaron a principios de año. Fue entonces cuando aparecieron los años bisiestos. Son necesarios para que el año natural coincida con el año solar. En el calendario juliano, cada cuatro años era un año bisiesto.

Debido a varios cambios en los meses y la creación de algunos nuevos, los nombres dejaron de corresponder a su posición en el calendario. Por ejemplo, septiembre se convirtió en el noveno mes, pero su nombre proviene de la palabra latina septem, que significa siete. Los emperadores posteriores intentaron cambiar el nombre de diferentes meses en su honor, pero estos cambios no se arraigaron.

El calendario juliano se usó desde el año 46 a.C. hasta el año 1582.

Del calendario juliano al gregoriano

En 1582, el Papa Gregorio XIII modificó ligeramente el calendario juliano. El hecho es que sobrestimó el tiempo durante el cual la Tierra da una vuelta alrededor del Sol. Según el calendario gregoriano, el año natural se redujo de 365,25 a 365,2425 días.

Como ya hemos dicho, el calendario romano antiguo se basaba en las fases de la luna y se consideraba lunar. Los calendarios juliano y gregoriano tienen como fundamento la rotación de la Tierra alrededor del Sol. En promedio, nuestro planeta tarda 365 días, 5 horas, 48 ​​minutos y 45 segundos en completar una revolución alrededor del Sol.

Los calendarios juliano y gregoriano tienen 2 tipos de año:

  • año normal
  • año bisiesto

En un año normal, los 365 días se dividen en 12 meses. Un año bisiesto tiene 366 días. Se agregó otro día a febrero porque entonces era el último mes del año. En el calendario juliano, un año bisiesto ocurre cada 4 años. Y en el gregoriano, un año bisiesto (365 días) es aquel que se puede dividir por 4. Pero, si el número del año es divisible por 4 y 100 sin resto, solo es un año bisiesto si también es divisible por 400.

Hablemos del origen de los nombres de los diferentes meses. Casi todos ellos nos llegaron de los antiguos romanos.

Invierno

Diciembre. Todos sabemos que diciembre es el último y duodécimo mes del año. Pero no siempre fue así. Los antiguos romanos, de quienes los meses obtuvieron sus nombres, tenían solo 10 meses, y diciembre era el décimo. Del latín decem se traduce como “diez”. De ahí el nombre de diciembre.

Enero. Enero obtuvo su nombre en honor al dios romano Jano. Lo representaban con dos rostros, uno de los cuales miraba al pasado y el otro al futuro. Este dios era considerado como el protector de puertas y portones.

Febrero. Febrero lleva el nombre de la fiesta de la purificación. Del latín februa significa “purificar”. Februārĭus era una fiesta de purificación y redención, que se celebraba en febrero.

Primavera

Marzo. El mes de marzo lleva el nombre del dios romano Marte. El calendario romano comenzaba originalmente en marzo. Enero y febrero se agregaron más tarde, tras la reforma del calendario.

Abril. El nombre del segundo mes de primavera proviene de la palabra latina aperio, que significa “abrirse”. Es en abril cuando muchas plantas comienzan a abrir sus capullos, así como empiezan a florecer los árboles. Este mes es la renovación de la naturaleza.

Mayo. Mayo recibió su nombre en honor a la diosa romana Maya, que observaba el crecimiento de las plantas. Maya era considerada la diosa de la tierra, lo que también la relaciona con este mes primaveral.

Mayo también hace referencia a la palabra latina maiores, que significa “mayores”, por lo que la gente más vieja y sabia se homenajeaba durante este mes.

Verano

Junio. El primer mes de verano lleva el nombre de la diosa romana del matrimonio y la maternidad, Juno. Ella era la esposa de Júpiter, el rey de los dioses.

Julio. Julio obtuvo su nombre en honor al dictador romano Julio César. Esto sucedió después de su muerte. En el año 46 a.C. Julio César, junto con el astrónomo y matemático griego Sosígenes, desarrollaron el calendario juliano. Fue este que precedió al gregoriano, que usamos hasta hoy en día.

Agosto. Agosto lleva el nombre de Augusto César. Fue el primer emperador romano y sobrino nieto de Julio César. Agosto proviene de la palabra latina augustus, que significa “venerable, noble y majestuoso”.

Otoño

Septiembre. En el calendario actual, septiembre es el noveno mes del año. Su nombre proviene de la palabra latina septem, que significa “siete”. El hecho es que en el calendario romano primitivo, septiembre era el séptimo mes.

Octubre. En el ya mencionado calendario romano antiguo, octubre era el octavo mes del año. Su nombre proviene del latín octo, que significa “ocho”. Cuando los romanos pasaron a un calendario de 12 meses, intentaron cambiar el nombre de este mes en honor a varios emperadores romanos. Pero los cambios no se mantuvieron.

Noviembre. Noviembre obtuvo su nombre de la misma manera que septiembre y octubre. Novem significa “nueve” en latín, y noviembre era el noveno mes en el calendario romano antiguo.

Imagen de portada pixabay
Ideas En 5 Minutos/Cultura/Cómo surgieron los nombres de los meses y quién inventó el calendario
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos