Por qué hay menos rascacielos en Europa

Descubrirás que los rascacielos europeos se concentran principalmente en 5 ciudades: París, Moscú, Londres, Fráncfort y Estambul. Esto se debe a que, en general, estos edificios ni siquiera se construyen en esa parte del mundo. En Ideas en 5 minutos fuimos más allá y descubrimos por qué podría estar sucediendo esto.

Por qué en Europa no se construyen muchos rascacielos

1. No hay espacio para ellos

La mayoría de las ciudades europeas ya estaban bien establecidas cuando aparecieron los rascacielos. Debido a esto, hay poco o ningún espacio para construir estructuras más grandes y nuevas.

2. Los rascacielos podrían arruinar el patrimonio cultural de las ciudades europeas

En la década de 1960, se destruyeron muchos edificios en Bruselas para dar paso a construcciones más altas y nuevas. Esta remodelación indiscriminada fue perjudicial, ya que los edificios destruidos eran importantes para mantener el patrimonio cultural de la ciudad.

Los arquitectos y otras figuras importantes llamaron a esto “Bruselización”. En pocas palabras, el término significa destruir edificios históricos para dar paso a otros nuevos y más modernos. La bruselización también llevó a que se establecieran algunas regulaciones en esa ciudad que protegían las fachadas históricas y dictaban qué tan alto podía ser un edificio. Estas normas se propagaron como una marea en otras urbes europeas.

3. En algunas ciudades europeas, estos edificios se establecen en un distrito especial

París, por ejemplo, construye todos sus rascacielos en un distrito específico llamado La Défense. Permite construcciones de gran altura, al mismo tiempo que protege el centro histórico de la ciudad.

4. Los rascacielos no pueden bloquear la vista en Londres

En Londres hay una regla establecida que dice que ningún rascacielos puede bloquear las vistas de la catedral de San Pablo, el Monumento, la Torre de Londres y algunos otros puntos de referencia. Son vistas importantes que conforman el horizonte de la ciudad. Por ejemplo, puedes ver la catedral mencionada desde Richmond Park.

Por qué otros países sí los construyen

El aumento de las actividades comerciales y de oficina ha acarreado una mayor necesidad de rascacielos a lo largo de la historia. Son funcionales porque permiten que la ciudad crezca ocupando un espacio mínimo. Además, los rascacielos son arquitectónicamente fascinantes y pueden ofrecer una hermosa vista, como el famoso horizonte de Nueva York, por ejemplo.

Compartir este artículo