Por qué los tenistas visten uniformes blancos tan seguido

El tenis es un deporte con una larga historia. Por eso, no es de extrañar que algunas de las características del juego ya se hayan convertido en una tradición. De esta manera, por ejemplo, el uniforme blanco de los atletas en muchas competiciones se considera preferible, y en el Campeonato de Wimbledon es completamente obligatorio.

Ideas en 5 minutos explicará por qué vemos a los tenistas vestidos de blanco con tanta frecuencia en las competiciones.

De dónde viene la tradición de vestir de blanco

El uniforme blanco para los torneos de tenis se introdujo a fines del siglo XIX, después de que Wimbledon ordenara a los jugadores usar trajes blancos en el año 1890. Y ya en el siglo XX, esa ropa se convirtió en la norma de la decencia en los torneos.

Pero entre muchos otros colores, el blanco no se eligió al azar, sino por varias razones.

  • Razón n.º 1: El blanco refleja bien los rayos del sol.
    Durante el clima cálido, el blanco hace que los atletas se sientan más cómodos. No absorbe, sino que refleja los rayos del sol, gracias a lo cual los jugadores no se sobrecalientan durante la competición.
  • Razón n.º 2: Las marcas de sudor son menos visibles en el uniforme blanco.
    A finales de 1800 y principios de 1900, usar ropa sudada se consideraba inquietantemente indecente. Las manchas de sudor no eran tan notorias en la ropa blanca, por lo que a los jugadores les gustaban mucho los trajes de ese color, que también lucían elegantes.
  • Razón n.º 3: La ropa blanca parece cara.
    Durante mucho tiempo, el tenis fue un juego para gente adinerada que podía llevar ropa de colores claros sin miedo a ensuciarse (los trabajadores no podían permitirse ese lujo). Se veía hermoso y noble.
    Cuando los miembros de la clase media también comenzaron a jugar al tenis, empezaron a usar trajes blancos, al igual que los ciudadanos más ricos que jugaban antes que ellos.

El uniforme de tenis de finales del siglo XIX y principios del siglo XX no era muy cómodo. De acuerdo con las reglas de etiqueta, se suponía que los hombres debían usar pantalones blancos largos, y las mujeres tenían que llevar faldas largas y pesadas, sujetadores, corsés y sombreros, que no ayudaban a moverse técnicamente en el campo durante el juego.

La moda de los trajes de tenis estéticos fue muy conservadora durante mucho tiempo. El primer hombre que se arriesgó a usar pantalones cortos para un torneo de tenis fue Bunny Austin. Ocurrió en 1932. Los vestidos de mujer se volvieron más ligeros un poco antes: en 1919, los corsés desaparecieron, y la ropa elegante fue reemplazada por vestidos con mangas cortas hasta los tobillos.

En el presente

Hoy en día, los fabricantes de ropa de tenis utilizan tejidos de diferentes colores. Sin embargo, los atletas que participan en el Campeonato de Wimbledon deben usar exclusivamente uniformes blancos.

En otras competiciones, tampoco es raro que los tenistas vistan de blanco, aunque es opcional. A menudo, su elección es un tributo a la tradición, pero este no es el único punto. En varias ocasiones, los propios patrocinadores de ropa proponen uniformes de colores claros debido a que los logotipos se ven mejor en ellos. Gracias al contraste del emblema sobre el tono del uniforme, incluso los televidentes pueden ver quién proporcionó la ropa a los atletas.

Compartir este artículo