Todos los Horrocruxes de Voldemort

Al leer los dos últimos libros sobre Harry Potter o ver la franquicia de películas del mismo nombre, es difícil hacer un seguimiento de todos los Horrocruxes del villano principal: Lord Voldemort.

Especialmente para los fanáticos de la saga sobre Harry Potter, Ideas en 5 minutos ha preparado una lista de todos los Horrocruxes de Voldemort en el orden de su destrucción por parte de los protagonistas.

Qué es un Horrocrux

Un Horrocrux es un objeto material en el que una persona esconde parte de su alma. Su propósito es salvar el cuerpo del propietario de la destrucción física y hacerlo inmortal.

Para crear un Horrocrux, una persona divide su alma, lanza un hechizo especial y esconde parte de ella en un objeto vivo o inanimado. Después de eso, si alguien ataca al dueño del Horrocrux, no podrá matarlo, ya que parte de su alma permanecerá anclada en la Tierra. El alma se divide mediante la mayor atrocidad: el intento de quitarle la vida a alguien. Por lo tanto, en el universo de Harry Potter, la creación de Horrocruxes pertenece a la magia oscura.

Después del ataque, el dueño del Horrocrux está condenado a existir entre la vida y la muerte hasta que encuentre la manera de recuperar su cuerpo. Así fue como Voldemort describió sus sentimientos después de que el hechizo Avada Kedavra rebotara en él: “Fui arrancado de mi cuerpo, me convertí en menos que un espíritu, que el fantasma más sórdido... Pero aún estaba vivo”.

Cómo destruir un Horrocrux

Primero, el mismo propietario puede eliminar el hechizo del Horrocrux. Para hacer esto, necesita arrepentirse profundamente de su acto, después de lo cual podrá reunir los fragmentos de su alma.

En segundo lugar, los Horrocruxes pueden ser destruidos por poderosos hechizos u objetos mágicos. Por ejemplo, el hechizo del fuego maligno, el veneno de basilisco o la espada de Gryffindor.

Horrocrux n.º 1: el diario de Tom Riddle

La historia del diario se remonta a la época en que Voldemort se llamaba Tom Marvolo Riddle. Durante sus estudios en Hogwarts, abrió la Cámara de los Secretos y usó al monstruo que vivía allí, el basilisco, para atacar a la estudiante Myrtle Warren. Así le quitó la vida, necesaria para crear el primer Horrocrux.

Voldemort confió la custodia de su diario a Lucius Malfoy, quien luego lo llevó de regreso a Hogwarts. Le dio el libro a Ginny Weasley, quien puso su alma en sus páginas. El espíritu del diario de Riddle capturó a Ginny y la usó para reabrir la Cámara de los Secretos y liberar al Basilisco. Cuando la aterrorizada Ginny intentó deshacerse del diario, este cayó en manos de Harry Potter.

El Horrocrux fue destruido por Harry Potter con la ayuda del veneno de basilisco.

Horrocrux n.º 2: el anillo de Marvolo Mrax

El anillo pertenecía al abuelo de Voldemort por parte materna: Sorvolo Gaunt. Después de la muerte de este último, pasó a su hijo, Morfin Gaunt.

Cuando todavía era estudiante en Hogwarts, Voldemort se reunió con su tío y vio la reliquia familiar. Luego se enteró de que su padre, Tom Riddle, Sr., vivía cerca. Voldemort fue a su casa y le quitó la vida a su padre y a sus abuelos paternos. Así fue como creó el segundo Horrocrux y luego le impuso a su tío Morfin un recuerdo falso, por lo que él asumió la culpa de los crímenes de Voldemort y fue a la prisión de magos, Azkaban.

Por un tiempo, Voldemort usó el anillo. Al menos lo vemos en los recuerdos del profesor Slughorn. Sin embargo, posteriormente Voldemort llevó el Horrocrux a la casa de los Gaunt y lo rodeó con hechizos protectores. Fue allí donde lo encontró Albus Dumbledore.

El Horrocrux fue destruido por Albus Dumbledore con la ayuda de la espada de Gryffindor.

Horrocrux n.º 3: el guardapelo de Salazar Slytherin

El guardapelo de Slytherin es otra reliquia de los Gaunt.

La madre de Voldemort, Merope Gaunt, lo robó de la casa de su familia y huyó a Londres con Tom Riddle Sr. Algún tiempo después, su esposo la dejó. Se quedó sola, embarazada de su único hijo y sin medios de subsistencia. Desesperada, Merope vendió el guardapelo en la tienda Borgin y Burkes, de donde pasó a la colección de la hechicera Hepzibah Smith.

Después de graduarse de Hogwarts, Voldemort consiguió un trabajo en la misma tienda y conoció a Hepzibah. Él le robó el guardapelo, le quitó la vida a un vagabundo sin hogar y creó otro Horrocrux. Luego, Voldemort lo escondió en una cueva remota en medio del mar y lo protegió con todo tipo de hechizos.

El Horrocrux fue descubierto y robado por el antiguo seguidor de Voldemort, Regulus Black. Posteriormente, fue robado de la casa de los Black por el mago Mundungus Fletcher y entregado a Dolores Umbridge como soborno para evadir la responsabilidad por la venta de una propiedad robada. Harry Potter le robó el guardapelo a Dolores junto con sus amigos, Ron Weasley y Hermione Granger, durante su infiltración en el Ministerio de Magia.

El Horrocrux fue destruido por Ron Weasley con la ayuda de la espada de Gryffindor.

Horrocrux n.º 4: la copa de Helga Hufflepuff

La copa de Helga Hufflepuff fue robada junto con el guardapelo de Slytherin a la hechicera Hepzibah Smith. El Horrocrux fue creado después del ataque a esta última. Como en el caso de su tío Morfin, Voldemort le creó un recuerdo falso a la elfina doméstica de la hechicera: Hokey. Estaba segura de que fue ella quien había atacado a su ama.

Voldemort le dejó la copa a su seguidora más cercana, Bellatrix Lestrange, quien la guardó en la caja fuerte de la familia en el banco Gringotts. Posteriormente, Harry, Ron y Hermione se infiltraron en la bóveda y recuperaron el Horrocrux.

El Horrocrux fue destruido por Hermione Granger con la ayuda del colmillo de basilisco.

Horrocrux n.º 5: la diadema de Rowena Ravenclaw

El joven Voldemort se enteró del paradero de la legendaria diadema de Rowena Ravenclaw por su hija Elena. Después de eso, fue a Albania, encontró la diadema perdida, le quitó la vida a un campesino y creó otro Horrocrux. Durante una entrevista en Hogwarts para el puesto de profesor de Defensa contra las Artes Oscuras, Voldemort escondió la diadema en la Sala de los Menesteres. Fue allí donde Harry Potter la encontró durante una batalla en Hogwarts.

El Horrocrux fue destruido por Vincent Crabbe. Lo hizo por accidente cuando atacó a Harry, Ron y Hermione en la Sala de los Menesteres y lanzó el poderoso hechizo del Fuego Maligno. Este se salió de control rápidamente, envolviendo tanto a la diadema como al propio Crabbe.

Horrocrux n.º 6: Harry Potter

Harry Potter fue un Horrocrux que Voldemort no tenía la intención de crear.

En la noche del ataque a Harry, la madre del niño se sacrificó, siendo un escudo humano entre su hijo y Voldemort. Debido a esto, el hechizo de Voldemort rebotó y golpeó al atacante. Un fragmento de su alma penetró en la única criatura viviente que estaba cerca: en Harry. La parte del alma de Voldemort que vivía dentro de Harry le dio la habilidad de hablar con las serpientes y ver los pensamientos de su némesis.

La creación del sexto Horrocrux fue una manifestación de uno de los efectos secundarios de este hechizo: el alma se vuelve tan frágil e inestable que puede romperse sin el deseo del dueño.

El Horrocrux fue destruido por un hechizo lanzado por el propio Voldemort en un nuevo intento de atacar a Harry Potter.

Horrocrux n.º 7: Nagini

El último Horrocrux fue creado por Voldemort poco antes de su renacimiento con la ayuda de su fiel compañero Peter Pettigrew. En ese momento, Voldemort se escondía en Albania, donde la hechicera Bertha Jorkins pasaba sus vacaciones. Al quitarle la vida, Voldemort creó un Horrocrux y colocó parte de su alma en el cuerpo de la serpiente Nagini.

Posteriormente, Voldemort se encariñó con Nagini, la adoptó como mascota y, a menudo, le daba instrucciones. Cuando se dio cuenta de que la mayoría de sus Horrocruxes habían sido destruidos, colocó a la serpiente en una esfera mágica para protegerla. Después del ataque a Harry, Voldemort pensó que había destruido a su enemigo de toda la vida y, por lo tanto, le quitó la protección a Nagini. Su muerte llevó a la derrota final de Voldemort.

El Horrocrux fue destruido por Neville Longbottom con la ayuda de la espada de Gryffindor.

Por qué los Horrocruxes eran 7

Lord Voldemort no estaba interesado en crear solo 1 Horrocrux, porque, según sus palabras, “...¿cuántos beneficios puede haber en un solo Horrocrux? ¿No es mejor, para ganar más fuerza, dividir el alma en varias partes? Acaso el 7, por ejemplo, ¿no es el número mágico más poderoso?”.

Inicialmente, Voldemort iba a crear 6 Horrocruxes y así dividir su alma en 7 partes. La última parte habría quedado viviendo en el propio villano. Sin embargo, durante el ataque a Harry Potter, él, sin saberlo, creó un Horrocrux adicional.

En el final de la saga, después de la destrucción de todos los Horrocruxes, Voldemort volvió a usar el hechizo Avada Kedavra contra Harry. Harry lo desvió con el hechizo protector Expelliarmus, y así destruyó el cuerpo y el último fragmento del alma de Voldemort.

Compartir este artículo