10 Técnicas para decir “No”

En la vida hay momentos cuando rechazar algo resulta incómodo o simplemente no sabemos cómo hacerlo. Es un arte que requiere entrenamiento, y para saber cómo proceder en estas situaciones existen herramientas que podrían ayudarte a determinar la mejor forma de lograrlo sin quedar mal con la otra persona.

Ideas en 5 minutos te trae diferentes maneras de decir “No” para que las tengas siempre en mente.

1. Sé tajante pero amable

  • Esta técnica de decir “No” puede usarse cuando se trata de una persona desconocida con la que no tienes un vínculo y que no tiene mucha importancia para ti. Con respecto a la gente que queremos, por ejemplo, amigos y familia, este tipo de “No” generalmente no funciona, ya que puede perjudicar la relación.

2. Propone una alternativa

  • Esta es una manera más “delicada” de decir “No”. Se trata de ofrecer “algo a cambio”. Si no tienes la posibilidad de ocuparte del tema en ese instante, busca el momento más cómodo para ti. Así podrás posponer el asunto y no parecerá que te niegas a ayudar. Esta técnica puede ser utilizada con personas conocidas o compañeros de trabajo. De esta forma no quedarás mal.

3. Genera un silencio momentáneo

  • Si tú eres de las personas a quienes les cuesta decir “No” y te encuentras en una situación donde alguien te pide algo y no te gustaría responderle que “Sí”, haz una pausa. Cuenta hasta tres y espera a que la otra persona llene el vacío.

4. Gana tiempo

  • Cuando no sepas si decir “Sí” o “No” y necesites pensar en la respuesta, utiliza este truco. No aceptes de inmediato tener una conversación sobre un tema que pueda ponerte incómodo. En su lugar, postérgala. De esta forma podrás conseguir el tiempo necesario para pensar bien lo que vas a contestar.

5. Diluye la responsabilidad

  • Esta técnica funciona bien cuando no puedes asumir una responsabilidad por alguna razón y sabes de alguien más que sí puede ocuparse del tema. Pide ayuda a tus conocidos, pregunta si pueden darte una mano con ese asunto. De esta forma, puedes ayudar a la persona que necesita algo de ti vinculándola, por ejemplo, con un colega.

6. Sé sincero

  • Aunque por momentos cueste, ser sincero es el método que mejor funciona cuando tienes que decir “No” a alguien. Comenta lo que te ocurre al responder y cambia el enfoque de la situación: agradece la solicitud y, si tienes que rechazarla, da siempre una buena razón con firmeza.

7. Aclara que no tienes tiempo disponible

  • Esta técnica es perfecta para usar en el entorno de trabajo. Si alguien te pide hacer algo y sabes que no podrás cumplir a tiempo con tus compromisos, solo díselo a tu compañero. Incluso puedes utilizar este método con el jefe. Pregúntale qué tarea prefiere que dejes de lado para cumplir con el nuevo pedido. Seguramente cambiará de idea y se lo pedirá a otro colega.

8. Aprovecha los momentos no esenciales

  • Siempre habrá personas a quienes les gustaría que les dedicaras tu tiempo para encontrarse. Pero muchas veces exigirán horarios que pueden ser incómodos para ti por una u otra razón, ya que pueden romper tus planes. En casos como este, aprovecha los huecos de tiempo libre que tengas.

9. Resuelve los asuntos ahora

  • Es normal que las personas que buscan algo de ti quieran ocupar tu tiempo para poder tratar algo contigo. Seguramente intentarán conseguir tu atención, pero para contar con más espacio y tranquilidad, querrán que sea en alguna otra oportunidad, todo para tener más tiempo. En un caso así, para proteger tu momento preciado, trata de que el asunto sea resuelto en esa misma ocasión.

10. Acepta parcialmente

  • Esta es una táctica muy útil cuando se trata de insistencias. Si una persona te presiona de forma explícita y ves que ningún otro método funcionará, acepta la propuesta parcialmente, manteniendo tu postura.
Compartir este artículo