Cómo convertirse en una persona más interesante

Atrás quedaron los días en que ser interesante se limitaba a tener pasatiempos únicos que podían hacerte famoso. Ahora, tener una personalidad fascinante se trata más de ser una persona sociable y de tener algo cautivador que decir sobre lo que consideras “tu vida”. Esto también ayuda a construir vínculos más fuertes con los demás. Para aprovechar al máximo estos beneficios, Ideas en 5 minutos quiere sugerirte algunos consejos para que los uses y puedas convertirte en alguien interesante.

1. No tengas miedo de no ser interesante

El miedo nos inhibe de hacer muchas actividades interesantes. Y cuando nos impide realizar cosas, promueve la ociosidad. Cuanto más perezoso eres, menos interesante te vuelves y viceversa. Por lo tanto, debes luchar contra el aburrimiento si quieres convertirte en una personalidad fascinante que inspira a la gente. Intenta decir afirmaciones como estas:

  • Hago actividades interesantes.
  • No soy aburrido o aburrida.
  • Soy una persona interesante con quien hablar.

Luego, supera la inactividad leyendo los consejos anteriores.

2. Sé apasionado por algo

Cuando compartes algo que te apasiona con otras personas, ganas toda su atención. La gente que te rodea cree en ti y le encantaría escuchar más de tu parte sobre esos temas. El entusiasmo por tu pasión te da un sentido de propósito en la vida. Por lo tanto, te abre las puertas para que apoyes las causas en las que crees profundamente. Marca la diferencia y los demás te seguirán.

3. Practica la humildad

Ser humilde demuestra que tienes en mente dar lo mejor para las personas. También hace que los demás confíen en ti y estén más dispuestos a estar en tu empresa. Aquí hay algunas señales que demuestran que eres humilde.

  • Eres un oyente activo: consideras cada punto de vista que se te expone y escuchas las historias de los demás desde diferentes ángulos.
  • Practicas lo que sabes: si no sabes algo, no lo finges. En cambio, buscas más información sobre el tema que te comentaron. Y también estás abierto a otras opciones disponibles.
  • Te enfocas en mejorar tu persona: además de considerar tus propias opiniones, también les preguntas a los demás qué puedes hacer mejor.
  • Le das crédito a quien se lo merece: no dudas en dar crédito a otras personas por su arduo trabajo y reconoces cuando se lo merecen.

4. Haz preguntas interesantes a las personas

Las personas interesantes se saltan las charlas triviales y siempre buscan cosas fascinantes para explorar y discutir con otros. Considera buscar respuestas que hagan pensar a los demás en lugar de simplemente seguir las aburridas preguntas sociales como “¿Cómo estás?”. Intenta hacer preguntas como:

  • ¿Qué es lo más extraño que has comido?
  • ¿Cuál es el proyecto que más te apasiona?
  • ¿Qué película cambió tu vida por completo?
  • ¿Qué nuevas habilidades estás aprendiendo?

5. Escucha transmisiones multimedia

Las transmisiones por Internet o multimedia están cargadas de historias, detalles y hechos interesantes. Así que, cuando las escuchas, seguramente llenas tu mente con información fascinante. Si no eres lector, escuchar este tipo de programas es una alternativa perfecta. Compartir tus aprendizajes de los pódcast con otras personas puede ayudarte a entablar conversaciones interesantes y a mantener a la gente intrigada durante mucho tiempo.

6. Desarrolla el sentido del humor

Ser gracioso tiene muchas ventajas. La gente tiende a pasar más tiempo con otras personas que son divertidas, ya que el humor promueve la confianza, hace que los demás se sientan cómodos y los pone a gusto. Tener humor también puede ayudarte a descubrir tu yo auténtico, desarrollar más confianza y un sentido de seguridad acerca de tus habilidades sociales. Estas percepciones reflejarán tu personalidad extrovertida, que eventualmente captará la atención de los demás y también aumentará tu red de amistades.

7. Celebra tu encanto particular

Ser “raro” o único significa que no tienes miedo de mostrar tu verdadero yo. Y cuando los demás vean lo bien que te sientes siendo como eres, naturalmente estarán encantados con tu presencia. Ser coherente con la uniformidad y ser formal es aburrido. Dejar salir tu rareza interior hará que los demás se interesen en ti, te hablen y te miren. Si hay algo interesante y siniestro que siempre quisiste hacer, como cantar en voz alta y en público o bailar como si nadie estuviera mirando, entonces hazlo.

8. Ignora a los pesimistas

Para convertirte en una persona interesante, es importante ignorar lo que dicen los demás y divertirte en tu propia aventura. Sé expresivo, incluso si sabes que a los pesimistas no les gusta eso. Lo más probable es que haya algunos que favorezcan la forma en que vives, y estarás orgulloso de ti mismo por mejorar en volverte más interesante.

Compartir este artículo