Cómo lidiar con una suegra controladora

Cómo lidiar con una suegra controladora

A veces, tu suegra puede ser autoritaria, molesta, irrespetuosa con los límites, y puede tener ganas de interferir en los asuntos de pareja, lo que podría generar estrés a largo plazo e incluso destruir la relación con tu pareja. Es por eso que a Ideas en 5 minutos le gustaría mostrarte cómo lidiar con una suegra difícil y controladora.

1. Date un tiempo muerto

✅ Antes de intentar resolver el conflicto con tu suegra, tómate un tiempo para evaluar mejor la situación y hacer un plan que funcione para ti.

✅ Encuentra un lugar tranquilo sin distracciones y anota todos los eventos que han tenido lugar hasta la fecha. Presta atención a tus sentimientos y al comportamiento de tu suegra durante estos eventos, así como a las posibles formas de solucionar las situaciones difíciles.

✅ Una vez que hayas expresado todos tus sentimientos en el papel, vuelve a mirar la lista que hiciste con una mente más tranquila. Esto te ayudará a tomar decisiones de forma más racional.

2. Expresa tus sentimientos a tu pareja

✅ Si te sientes atacada cada vez que ves a tu suegra, asegúrate de que tu pareja esté al tanto de lo que está pasando. Cuéntale acerca de tus sentimientos, usando declaraciones sobre ti (por ejemplo, “Me siento herida cuando tu madre...”). Esto ayudará a tu pareja a comprender mejor el problema.

⛔ Evita ser crítica con tu suegra, ya que puede causar una respuesta protectora en lugar de empatía.

✅ Si tu pareja insiste en que el comportamiento de su madre es normal y usa frases como “Así es ella” o “Ella no quiere decir nada malo con eso”, dale algunos ejemplos de lo que se considera normal en tu propia familia y explica por qué crees que esto es más saludable.

✅ Luego dale a tu pareja algo de tiempo para procesar todo y cambiar su comportamiento de acuerdo a tus sentimientos.

3. Establece los límites

✅ Cuando hables con tu pareja, identifica claramente los cambios que deseas ver en el comportamiento de tu suegra y qué es exactamente lo que te gustaría que tu pareja hiciera al respecto.

✅ Explica tu necesidad de límites y reglas y defínelos junto con las cosas que estás de acuerdo en aceptar. Por ejemplo, puedes explicar que necesitas tu espacio personal y que no quieres ver a tu suegra en casa todos los días. Sin embargo, podrías invitarla a cenar los domingos o una vez a la semana.

✅ Si tu pareja quiere manejar el problema de manera diferente, intenta negociar y decidir juntos en qué partes de sus vidas estará involucrada tu suegra.

✅ Anima a tu pareja a asumir la responsabilidad y tratar directamente con sus padres. Tu pareja puede transmitir tu mensaje de antemano (por ejemplo, haciéndole saber lo que harán durante las vacaciones con varias semanas o meses de antelación) o cada vez que surja un problema.

4. Ábrete con tu suegra

✅ Trata de hablar directamente con tu suegra, pero no la culpes. Abre tu corazón y dile cómo te sientes realmente y cuánto deseas llevarte bien con ella.

✅ Se empática. Trata de ponerte en el lugar de tu suegra para descubrir qué sentimientos causan su negatividad o la necesidad de cruzar los límites.

✅ En lugar de aislar completamente a tu suegra, administra sabiamente el tiempo que tú y tu familia pasan con ella. Por ejemplo, pueden empezar a verse menos e incluso elegir días concretos para sus visitas.

Pregúntale a tu suegra qué papel quiere desempeñar en tu vida familiar y trata de involucrarla sin sobrepasar tus propios límites. Por ejemplo, puedes pedirle que cuide a tus hijos mientras estás en una cita con tu pareja, y probablemente ella estará feliz de ayudarte.

✅ Sé positiva: elogia y agradécele a tu suegra por lo que salió bien en el pasado y lo que está bien en la actualidad, para ti, tu pareja, tus hijos y todos los demás miembros de tu familia.

✅ Convence a tu suegra de que eres una buena opción para su hijo mostrándole cuánto te preocupas por él.

Compartir este artículo