Cómo volver a comunicarse con un viejo amigo

Probablemente hayas escuchado a personas decir que los amigos son la familia que eliges. Desafortunadamente, a veces pierdes el contacto con ellos debido a diferentes circunstancias, como una mudanza a una nueva ciudad, intereses divergentes o incluso alguna pelea tonta. En este caso, es posible que desees volver a comunicarte con las personas que desempeñaron un papel importante en tu vida.

En Ideas en 5 minutos, compilamos algunos consejos para facilitar este proceso.

1. Presta atención a lo que ha cambiado desde que ya no están en contacto

Pensar en lo que es diferente les ayudará a los dos a decidir si su amistad es lo suficientemente fuerte para una segunda oportunidad. Después de todo, probablemente ambos hayan cambiado. Quizás sus intereses ya no coincidan o ya no tengan nada que compartir. Por otro lado, si se vuelve a conectar, es probable que se refuerce un sentido de conexión y pertenencia, lo que podría tener un impacto positivo en tu vida.

2. Reduce tus expectativas

Si decides que le darás una oportunidad a la amistad, ir con la mente abierta es la mejor manera de honrar lo que ya han compartido juntos. Pensar que serán los mejores amigos de inmediato después de años de no hablar, o cualquier otro tipo de expectativa, podría presionar esta nueva fase de la amistad que está a punto de comenzar.

3. Piensa en cómo te pondrás en contacto con tu viejo amigo

Enviar un mensaje de texto o enviar un mensaje privado con un simple “Hola” o “Pensando en ti” es una buena manera de iniciar una conversación. No es necesario que escribas un mensaje largo y detallado. Lo más probable es que tu amigo se alegre de saber de ti. También puedes reconocer el hecho de que no se han comunicado por un tiempo y preguntarle si está interesado en reunirse.

Nota: trata de evitar dejar un mensaje en un chat público o en un muro para no forzar una reunión. En términos generales, la mayoría de las personas se sienten más cómodas comunicándose en privado que en público.

4. Haz planes concretos

Ya sabes cómo termina el habitual “vamos a tomar un café en algún momento” cuando lo dices solo por cortesía: probablemente no te encontrarás con la persona pronto. Entonces, en cambio, si realmente lo dices en serio, haz la propuesta estableciendo una fecha y una hora reales para la reunión. De esa forma, la otra persona verá que realmente quieres verla.

5. Usa la nostalgia como punto de partida

Según un estudio realizado en 2018, los científicos descubrieron que la nostalgia fomenta los lazos sociales y hace que la vida sea más significativa. Esto la convierte en un excelente punto de partida para construir una relación con un viejo amigo que no has visto en un tiempo, ya que ambos comparten recuerdos que pueden usar para vincularse nuevamente.

6. Haz preguntas abiertas

Si las cosas no están funcionando tan bien como pensabas y parece que hay un elefante en la habitación, hacer preguntas abiertas podría ser una buena estrategia para ayudar a la otra persona a hablar sobre su vida. Según los científicos, hablar de uno mismo es muy gratificante.

7. Encuentra cosas nuevas en común

Si bien es posible que sientas la tentación de desarrollar tu amistad de forma que sea lo más cercana posible a lo que solía ser, las personas cambian. Nuevos pasatiempos, una nueva carrera o cualquier otra elección que hayan hecho que cambie su vida influirán naturalmente en su relación, y está bien, acéptalo e intenta conocer a tu viejo amigo como la nueva persona que es.

Compartir este artículo