Etiqueta telefónica, o cómo comportarse para que los demás se enfaden sin lugar a duda

Si quieres provocar un tic nervioso a los que te rodean o a tus interlocutores, solo debes tener en cuenta los consejos de nuestro artículo.

Ideas en 5 minutos, de una manera un tanto humorística, quiere contarte los conceptos básicos de la etiqueta telefónica.

Habla en voz alta por teléfono en lugares públicos

Sorprendentemente, todavía hay personas que no dudan en discutir sus asuntos personales en lugares públicos en voz alta y en detalle por teléfono, ya sea en una tienda o en el transporte.

Esto no solo es molesto para los demás, sino que es completamente grosero. Si hay otras personas a nuestro alrededor, vale la pena ser respetuoso con ellas y no entretener sus oídos con detalles de nuestra vida privada.

Deja mensajes de voz en los chats

Sí, hay situaciones en las que enviar un mensaje de voz es lo mejor. Por ejemplo, si tu interlocutor y tú habían llegado a un acuerdo de este tipo o si es importante para ti transmitir un tono de voz.

Sin embargo, recuerda que estos mensajes deben ser escuchados y que no siempre es conveniente hacerlo. No sabes si él o ella tiene esa posibilidad o no. Si envías un mensaje de texto, la persona puede echar un vistazo al asunto y decidir si es urgente responder o si puede terminar sus tareas antes de hacerlo. En el caso de un mensaje de voz, esto no es posible.

Mira los teléfonos de otras personas

Incluso existe un término especial en inglés para aquellos a los que les gusta espiar las comunicaciones de otras personas: “el surf de hombro”. No siempre se hace con mala intención. Suele deberse a la simple curiosidad o al aburrimiento. Sin embargo, debes tener más cuidado si se te da por revisar tu teléfono en un lugar público.

Haz videollamadas sin previo aviso

Recuerda la regla: antes de hacer una videollamada, debes avisar a la persona que vas a ponerte en contacto con ella. Envía un mensaje de texto o haz arreglos por adelantado, pero no hagas llamadas sorpresa. Sí, algunos dirán que puedes cortar la llamada y no sufrir, pero eso no es educado.

Así que es mejor avisar con antelación y darle tiempo a la persona para que se prepare adecuadamente.

Pon el sonido a todo volumen

¡Oh, esos tonos de llamada! Por supuesto, nadie te dirá que no pongas tu canción favorita como tono en tu teléfono. Pero en el trabajo o en la escuela vale la pena poner el celular en modo silencioso, ya que la gente que nos rodea puede no apreciar nuestro gusto musical.

Deja tu teléfono sobre la mesa

Por supuesto, puedes dejar el teléfono sobre la mesa durante una reunión y distraerte con llamadas si la situación es inusual. Por ejemplo, la experta en paternidad, etiqueta y finanzas Brett Graff dijo: “Si suena el móvil y tienes que atender la llamada, explica a tus contactos que tu hijo está solo en casa o que estás esperando el cierre de un gran negocio”.

Los expertos de Psychology Today creen que al poner el móvil sobre la mesa distraes involuntariamente a los participantes de la reunión. Sé educado y no hagas que tus amigos se peleen con tu teléfono por tu atención.

Distráete con el teléfono en el trabajo

No debes usar el teléfono en el trabajo de esta manera por muchas razones. Aparte de las obvias, como darse cuenta de que es simplemente descortés, vale la pena recordar que estas “distracciones” pueden afectar a la reputación de tu empresa, especialmente si tienes un cargo ejecutivo. De nuevo, si esperas una llamada urgente, avisa a tus compañeros con antelación y abandona la oficina mientras dure la conversación.

Compartir este artículo