Cómo elegir un microscopio

Es bastante difícil para una persona común entender todas las características técnicas de los microscopios, incluso si estamos hablando de modelos para niños o investigadores novatos del mundo microscópico. Parece que el precio determina la calidad, pero es muy probable que pagues de más por especificaciones y características del dispositivo que realmente no necesitas.

Ideas en 5 minutos explica cómo no encontrarse con una situación desagradable y poder rápidamente tomar la decisión correcta a favor de un microscopio que cumpla con las tareas que tú le vayas asignando.

De qué está compuesto un microscopio

Presta atención a la estructura del microscopio. Normalmente, el dispositivo es una base que contiene principalmente elementos como:

1. El ocular que le permite a una persona ver la imagen de un objeto obtenida por un microscopio colocando un ojo en él. El ocular contiene lentes: la que está más cerca del ojo se llama lente ocular, la que está en el lado opuesto del ocular se llama lente lectora. El ocular te permite ajustar la imagen ampliada del objeto, recibida por la lente para proyectarla correctamente en la retina humana.

2. El objetivo viene a ser un sistema óptico complejo en forma de tubo que está compuesto por lentes fijas de vidrio. La tarea de cada lente del objetivo es amplificar la proyección de la imagen, recibiéndola de la superficie de la lente de enfrente. Cada lente tiene su propia amplificación. Pero en un modelo de microscopio se pueden instalar varios objetivos a la vez, haciéndolos reemplazables con la ayuda de un simple giro del revólver al que están conectados. También hay modelos que te permiten cambiar de objetivos. Por lo tanto, los objetivos pueden ser únicos, intercambiables o fijos en una base revólver. Otra diferencia se basa en su capacidad de corregir la imagen, por ejemplo, el acromático elimina parcialmente la distorsión del color, el apocromático lo elimina por completo y el planocromático puede dar una imagen nítida en todo el campo de visión.

3. La platina sobre la que se ubica el objeto en estudio y hacia donde se dirige la lente. La platina puede tener agarraderas que aseguran la fijación de los portaobjetos con el objeto en estudio. En algunos modelos se puede ajustar la altura y la posición de la platina con relación a la lente y a la fuente de luz.

4. El sistema de iluminación que dirige la luz para iluminar el objeto de interés. Puede ser un LED, una lámpara, cualquier otra fuente de luz o simplemente un espejo que permite el uso de rayos de luz de una fuente externa. El sistema de iluminación también incluye un condensador que junta los rayos de la fuente de luz y los dirige al objeto en estudio. En algunos modelos, puede haber un diafragma, sirve para controlar la cantidad de luz que pasa a través del objeto observado.

Los modelos de microscopios ópticos simples pueden estar compuestos por un ocular, uno o más objetivos de diferentes amplificaciones, una platina con agarraderas y portaobjetos, y un sistema de iluminación en forma de espejo debajo de la platina.

Tipos de cabezales

  • Los microscopios monoculares están equipados con un tubo a través del cual una persona examina la imagen amplificada de un objeto. Los dispositivos con un cabezal de este tipo son más asequibles que otros y, con mayor frecuencia, se compran para ser usados en casa o los laboratorios escolares.
  • Los microscopios binoculares te permiten mirar a través de los oculares con los dos ojos a la vez. Gracias a esto, la carga en los ojos se distribuye y no sientes tanto cansancio durante las observaciones que ocupan mucho tiempo, lo que a su vez puede pasar cuando se trabaja con un microscopio monocular. Además, varios modelos de microscopios binoculares son estereomicroscopios que permiten ver los objetos con su percepción volumétrica.
  • Los microscopios trinoculares, a diferencia de los microscopios binoculares, permiten no solo observar un objeto con ambos ojos, sino que también tienen un tubo adicional para instalar una cámara y poder filmar la imagen observada o mostrarla en la pantalla de una computadora.

Amplificación

El microscopio amplifica la imagen del objeto gracias a las lentes del objetivo y las lentes del ocular. Si multiplicas la amplificación del ocular por la amplificación del objetivo, obtendrás el poder amplificador del microscopio. Por ejemplo, si el ocular tiene un aumento de 10x y el objetivo es de 4x, entonces el poder amplificador del microscopio es de 40x, esa será la cantidad exacta de veces que el microscopio amplificaría la imagen del objeto que vayas a mirar a través del ocular.

Los microscopios biológicos a menudo están equipados con 3 a 4 objetivos a la vez con diferentes amplificaciones (generalmente son de 4x, 10x, 40x y 100x).

De tal manera, si la amplificación del ocular es 10x, entonces dicho microscopio podrá proporcionar una amplificación de 40x a 1000x, dependiendo del objetivo a través del que se esté observando el objeto. Es conveniente cuando los modelos de alta amplificación también tienen reguladores para un ajuste brusco y fino del enfoque en el objeto.

¿Cómo saber qué tipo de amplificación necesitas? La imagen de arriba es un ejemplo de cómo se ven las células sanguíneas humanas bajo un microscopio con diferentes amplificaciones. Si en las imágenes superiores hay solo muchos puntos, en las imágenes inferiores ya es posible distinguir los eritrocitos y leucocitos.

Si estás trabajando con un microscopio estereoscópico, es posible que puedas cambiar rápidamente entre diferentes amplificaciones o aumentar una imagen sobre la marcha dentro del alcance de las amplificaciones disponibles para el dispositivo. Por otro lado, los microscopios estereoscópicos dan una amplificación ligera: no podrás ver las células sanguíneas, pero vas a poder ver la estructura del cuerpo de un insecto o el hábil trabajo de un joyero después de tallar un diamante.

Inmersión

Para mejorar el brillo de una imagen y expandir el límite de amplificación de la imagen del microscopio, recurren a la inmersión: se aplica un líquido entre el objetivo del microscopio y el objeto en estudio, siempre que el objetivo esté diseñado para tal trabajo.

De esta manera, un sistema en el que el espacio entre la primera lente y el objetivo se llena con un líquido se denomina sistema óptico de inmersión y el líquido utilizado se denomina inmersor. Para esta tarea, la mejor opción sería utilizar los aceites de inmersión recomendados por el fabricante de la lente. Es mejor pedirlos en tiendas especializadas que venden instrumentos ópticos.

Qué tipos de microscopios existen

Existen diferentes tipos de microscopios. Mucho depende de la resolución del dispositivo, lo que afecta a la calidad y claridad de la imagen del objeto. En otras palabras, cada instrumento tiene una capacidad limitada para crear una imagen clara y separada de dos puntos de un objeto que están cerca uno del otro. La distancia mínima a la que los dos puntos se distinguen claramente como separados se denomina límite de resolución del microscopio. Este indicador está asociado con la longitud de la onda de la luz que ilumina el objeto de estudio y la capacidad del sistema óptico del microscopio.

De esto se deduce que, por ejemplo, los microscopios ópticos o de luz permiten estudiar el microcosmos, mientras que los microscopios electrónicos te ayudarán a profundizar aún más en él, ya que su resolución es mil veces mayor que la resolución de un microscopio de luz común. El caso es que, en el primer caso, se utiliza un flujo de luz para crear una imagen amplificada, y en el segundo se utilizan los electrones, gracias a ellos es posible obtener un aumento de 50 millones de veces. También hay dispositivos más sofisticados, por ejemplo, un microscopio de rayos X ayuda a estudiar los objetos extremadamente pequeños, así como a mirar dentro de ellos si son opacos a los rayos de luz y a los electrones.

Por lo tanto, para un trabajo escolar o una investigación sencilla, encontrarás el modelo correcto entre los microscopios ópticos que son capaces de amplificar 1000 veces. Los microscopios electrónicos son instrumentos enormes que se utilizan para la investigación en instituciones científicas y es más probable que sean adecuados para usar en actividades profesionales limitadas.

Entre los microscopios ópticos se pueden observar por separado los estereomicroscopios que proporcionan una imagen voluminosa de los objetos. Dicho dispositivo consta de un cabezal binocular, un sistema para cambiar amplificaciones y una lente. No proporciona una gran amplificación, pero es adecuado para quienes desean estudiar objetos lo suficientemente grandes, como insectos, piedras, flores o minerales. Su característica importante es que también permite observar un objeto vivo, mientras que para un microscopio óptico común, el objeto debe cortarse o aplastarse para obtener una sección para su estudio.

Precios de microscopios

Los microscopios brillantes de plástico son baratos y se posicionan como una excelente opción para un niño, pero solo deben verse como un juguete infantil común, lejos del mundo de la ciencia. Podrás ver las células de las cebollas y los protozoos grandes en una gota de agua, pero este microscopio tiene capacidades limitadas y se descompone rápidamente.

Para un novato o un alumno de escuela, un microscopio de base metálica con varias lentes por alrededor de 100 USD puede ser un gran comienzo.

Pero si la microscopía es un pasatiempo al que estás dispuesto a dedicarte por completo, entonces vale la pena invertir en un microscopio compuesto con una carcasa de metal, una colección de objetivos decente, un puerto de cámara trinocular y otros accesorios.

Consejos para elegir un microscopio

  • Haz una lista de las tareas que planeas resolver con el microscopio y, en función de ellas, elige un modelo dentro del presupuesto.
  • Determina qué amplificación debe tener el microscopio, si es necesario trabajar con varios objetivos de diferente amplificación o se puede arreglar con uno.
  • Si necesitas un microscopio con varios objetivos, averigua si vienen con el microscopio o si necesitas comprarlos aparte.
  • Trata de elegir la óptica de alta calidad: en lugar del plástico ordinario, es mejor optar por el vidrio.
  • Comprueba si los accesorios que necesitas están incluidos en el kit del microscopio o si deben pedirse por separado.
  • Si el microscopio que estás buscando excede tu presupuesto, considera comprar un instrumento usado. Quizás, en ese caso, tendrás que comprar objetivos nuevos, pero en general el precio puede ser menor que el costo de un dispositivo similar nuevo.
Compartir este artículo