Cómo elegir un televisor

Hoy en día, comprar un nuevo televisor puede ser una tarea muy difícil debido a todas las diferentes opciones que ofrece el mercado. Sin embargo, hay ciertas características a las que puedes prestar atención para cubrir todas tus preferencias y hacer la mejor elección.

En Ideas en 5 minutos, hemos recopilado los aspectos más importantes que pueden ayudarte a conseguir el televisor perfecto.

1. Tamaño

A la hora de comprar un nuevo televisor, una de las primeras cosas que hay que tener en cuenta es el espacio del que dispones y la distancia a la que te vas a sentar de la pantalla. Por eso, es importante comprobar si hay espacio suficiente para lo que tienes en mente utilizando una cinta métrica. Recuerda que el tamaño de un televisor se mide en diagonal, desde la esquina inferior izquierda hasta la esquina superior derecha.

Además, para conseguir el tamaño perfecto, puedes tener en cuenta estas distancias de visualización recomendadas:

  • Menos de 1,5 metros: hasta 32 pulgadas (70 cm de ancho, 39 cm de alto)
  • De 1,5 a 1,8 metros: de 32 a 39 pulgadas (70 cm de ancho, 39 cm de alto; 81 cm de ancho, 46 cm de alto)
  • De 2 a 2,5 metros: de 40 a 46 pulgadas (88 cm de ancho, 49 cm de alto; 101 cm de ancho, 58 cm de alto)
  • De 2,5 a 3 metros: de 46 a 55 pulgadas (101 cm de ancho, 58 cm de alto; 121 cm de ancho, 69 cm de alto)
  • 3 metros o más: más de 55 pulgadas

2. Tecnología de visualización

A la hora de elegir la tecnología de tu nueva pantalla de televisión, existen tres categorías principales con las siguientes características:

  • LED: esta tecnología proporciona una imagen luminosa y de una buena calidad. Además, las pantallas LED son delgadas y se pueden encontrar en una amplia gama de tamaños, lo que te ofrece más alternativas si estás comprando con un presupuesto limitado. Además, es una gran opción si quieres un televisor de bajo consumo.
  • OLED: puede mostrar colores vibrantes y detalles y matices precisos. Al mismo tiempo, una pantalla OLED puede ser más delgada que una pantalla LED. Como proporcionan un movimiento suave y realista, son excelentes para las películas de acción y los deportes. También tienen niveles más bajos de luz azul, lo que reduce la fatiga ocular.
  • QLED: estas pantallas ofrecen imágenes más brillantes y realistas. Además, son perfectas para habitaciones luminosas, ya que hay menos reflejos y deslumbramientos debido a sus colores intensos, sin importar el brillo.

3. Resolución

La resolución de la imagen se refiere al número de píxeles de una pantalla. Por ejemplo, cuantos más píxeles tenga una pantalla, mejor será la imagen. La tabla anterior te ayudará a entender las diferentes opciones que puedes encontrar en el mercado.

❗ Ten en cuenta que la elección de la resolución adecuada puede depender de la cercanía a la pantalla. Si vas a estar sentado cerca de ella, puedes optar por un televisor con mayor resolución para evitar las imágenes pixeladas o en bloque.

4. Conectividad y otras características

Además, es importante asegurarte de que tu nuevo televisor tenga todas las conexiones que necesitarás para los dispositivos que tienes actualmente, como consolas de juegos, discos duros USB, sistemas de sonido, etc. Mira la información anterior para saber más sobre los puertos.

Los televisores inteligentes, que requieren conexión a Internet, son una gran opción si buscas un televisor que te permita utilizar aplicaciones y servicios de streaming, jugar a juegos en línea y conectar tu móvil o tableta a él. De este modo, podrás transmitir programas de televisión y películas, así como compartir contenidos entre tus pantallas.

Como no hay mucho espacio para los altavoces internos de alta calidad en los televisores delgados, es posible que desees obtener una barra de sonido para mejorar el audio.

También es aconsejable contar el número de dispositivos que querrás conectar y que requieren conectividad HDMI o USB, y considerar dos puertos adicionales para cubrir los aparatos electrónicos que pueda tener en el futuro.

Si quieres ver la televisión en la cama o no quieres perderte ningún diálogo de tus programas favoritos mientras haces otras cosas, asegúrate de que tu televisor tenga conectividad Bluetooth. Esto te permitirá vincular tus auriculares Bluetooth a él para moverte libremente y no molestar a los demás mientras duermen.

Algunos televisores vienen con una función de control por voz. Esto te permite utilizar servicios como Alexa, Siri o Google Assistant. También pueden tener un mando a distancia especial, en el que pulsas un botón específico y dices una orden, como cambiar de canal, subir el volumen, etc.

Compartir este artículo