Cómo limpiar el polvo de una computadora de escritorio

Los fabricantes de computadoras portátiles recomiendan que los usuarios se comuniquen con los centros de servicio para eliminar el polvo del interior de la computadora y no perder la garantía. Por lo tanto, incluso quitar el panel posterior de la carcasa sin herramientas especiales es imposible. Por el contrario, las computadoras de escritorio se pueden limpiar en casa, incluso si eres un usuario novato.

Para asegurarte de que el polvo no interfiere con el funcionamiento correcto de tu computadora, en Ideas en 5 minutos te recomendamos utilizar estas sencillas prácticas.

Cómo limpiar el monitor

Necesitarás:

  • Paño de microfibra (limpio)

  • Aire comprimido para limpiar computadoras

  • Agua destilada (para la suciedad intensa)

  • Vinagre (para la suciedad persistente)

Cómo se limpia: Utiliza un compresor de aire para computadoras para eliminar el polvo mientras limpias la pantalla con un paño de microfibra seco. Su material es suave con la superficie, atrayendo el polvo y eliminando fácilmente las manchas de grasa. Si se trata de suciedad persistente, rocía el paño con un poco de agua o una mezcla de agua y vinagre (proporción 1:1). Sin embargo, el paño no tiene que ser demasiado húmedo para que el agua o la mezcla de limpieza no entren en el aparato.

Consejo: No utilices toallitas de papel, ya que rayarán el monitor de forma imperceptible.

Cómo eliminar el polvo y la suciedad del teclado

Necesitarás:

  • Compresor de aire para limpiar computadoras

  • Gel en masilla para limpiar teclado

  • Paño de microfibra

Cómo se limpia: Desenchufa el teclado del ordenador. Ponlo boca abajo y sacúdelo sobre la mesa para eliminar los restos que se hayan quedado entre las teclas. Si los botones son extraíbles, hay que quitarlos antes de sacudir el teclado. Utiliza un compresor de aire para limpiar computadoras para soplar el polvo de la carcasa. Además, un gel en masilla para limpiar teclados puede ayudar: pégalo en las teclas, dejando que penetre en el espacio entre ellas, y luego despégalo, eliminando con él los restos y el polvo. Limpia todo con un paño de microfibra seco.

Cómo eliminar el polvo dentro de la CPU

Necesitarás:

  • Compresor de aire para limpiar computadoras

  • Alcohol

  • Hisopos de algodón

  • Guantes antiestáticos

  • Destornillador

Paso № 1: Apaga el ordenador. Utiliza guantes antiestáticos para proteger los componentes individuales del PC de posibles daños debidos a la electricidad estática. Retira el cable de alimentación apagando la CPU. Toma una foto de la ubicación de todos los cables y luego desconéctalos de la unidad. Hacer una foto te ayudará a conectarlos correctamente después. También se recomienda tomar una foto de la posición correcta de los componentes y sus fijaciones antes de retirarlos. Después de retirar los cables, utiliza un destornillador para quitar los tornillos y retira la cubierta de la CPU.

Paso № 2: Utiliza el aire comprimido para eliminar el polvo y los pequeños residuos de los componentes internos del ordenador. El compresor de aire suele venir con un tubo fino que se puede utilizar para soplar el polvo de los lugares de difícil acceso y limpiar las manchas. Mientras trabajas, mantén el compresor a una distancia de varios centímetros de la superficie de la placa base, el procesador, las tarjetas de expansión y la memoria del ordenador. La duración de la pulverización debe ser corta.

Paso № 3: Limpia los ventiladores de la CPU. Sostén las aspas para evitar que el ventilador se mueva al soplar con aire comprimido. De lo contrario, la presión del aire puede hacer que las cuchillas giren demasiado rápido, lo que puede provocar su rotura. Después, puedes mojar un bastoncillo de algodón en alcohol médico y limpiar las cuchillas con él.

Consejo: Si los ventiladores parecen difíciles de limpiar o están demasiado obstruidos por el polvo, puedes sacarlos de la carcasa antes de limpiarlos.

Paso № 4: Utiliza el aire comprimido para eliminar el polvo de la fuente de alimentación. Si hay un filtro de polvo en la carcasa, asegúrate de soplarlo también.

Paso № 5: A continuación, sigue eliminando el polvo con el aire comprimido del enfriador de CPU, prestando especial atención a todos los costados de este. Si hay demasiado polvo, retira el enfriador de la CPU para que sea más fácil llegar a la suciedad.

Paso № 6: Ahora sopla todos las aberturas de la computadora con aire comprimido y luego usa un hisopo de algodón humedecido en alcohol isopropílico para limpiar las rejillas y otras aberturas de la carcasa de la PC (las servilletas de papel, microfibra o de tela no limpiarán con precisión estos pequeños orificios, pero pueden obstruirlos con suciedad). Vuelve a montar la CPU, conecta de nuevo todos los cables y conecta el ordenador a la red. ¡Hecho!

Consejo: Si la CPU está ubicada sobre una alfombra, quítale el polvo una vez cada seis meses. Si está sobre una mesa, basta con limpiarla una vez al año.

Compartir este artículo