Cómo limpiar los auriculares adecuadamente

Los auriculares son una de las herramientas tecnológicas más utilizadas en la actualidad. Debido a la acumulación de cerumen y suciedad, estos dispositivos pueden ensuciarse y almacenar bacterias y organismos indeseados, e incluso echar a perder la calidad del sonido. La solución puede ser una simple limpieza.

Ideas en 5 minutos te enseñará cómo limpiar distintos tipos de auriculares de manera sencilla.

Auriculares de botón

Estos auriculares son los más comunes, los que generalmente vienen con los reproductores portátiles o smartphones.

1. Para limpiar los audífonos, utiliza un cepillo de dientes limpio. Con un paño suave, aplica una pequeña cantidad de peróxido de hidrógeno (máxima concentración del 3 %) en la superficie de la malla del audífono. Evita que el líquido ingrese por la abertura. Espera 5 minutos para que el peróxido actúe y afloje la suciedad.

2. Luego frota suavemente el filtro de malla con un cepillo de dientes para dejarlo limpio. Hazlo con cuidado, no dejes que la suciedad ingrese en el puerto abierto del audífono. Después de limpiar la superficie, sacude con suavidad el exceso de líquido y suciedad. Seca el audífono con un paño suave. Una vez que esté completamente seco, vuelve a colocar las puntas.

3. Para la limpieza de la parte externa de los auriculares, incluyendo el cable, prepara una mezcla de agua con unas gotas de detergente líquido o jabón de manos.

4. Moja un paño suave en la solución jabonosa y exprime bien el exceso de líquido. El trapo debe quedar solo un poco humedecido.

5. Frota con el paño humedecido toda la superficie de los auriculares, incluyendo el cable.

6. Una vez limpia toda la parte externa, utiliza una toalla seca para absorber la humedad residual. Deja los auriculares en un lugar ventilado para que se sequen completamente.

Nota: si tus auriculares están equipados con almohadillas de esponja, para su limpieza, retira las puntas del botón y lávalas con jabón suave. Enjuágalas bien y sécalas con un paño. Antes de colocarlas, asegúrate de que estén bien secas.

Auriculares In-Ear

Los auriculares In-Ear son los que se introducen en el pabellón auditivo. Esto hace que estén en constante contacto con el cerumen de nuestros oídos. Al tener una salida de sonido muy pequeña, es muy fácil que se cubra con cualquier suciedad.

1. Para su limpieza, primero retira los adaptadores acolchados de silicona. La forma correcta de hacerlo es sujetando el auricular con una mano, mientras con la otra giras y jalas el tapón. No tires de ellos con fuerza, solo aprieta y gira suavemente.

2. Una vez que saques los tapones, lávalos con cuidado con un detergente neutro. Para evitar dañar la superficie, no utilices productos químicos fuertes como alcohol o disolvente.

3. Limpia la abertura de salida del sonido. Para limpiarla, utiliza un paño previamente humedecido con agua y detergente neutro.

4. Si la unidad está muy sucia, usa un cepillo suave para quitar la suciedad acumulada. Hazlo con delicadeza. El auricular podría dañarse si lo haces con mucha fuerza.

5. Una vez realizada la limpieza, vuelve a colocar los tapones. Asegúrate de que no queden torcidos.

Auriculares de diadema u Over-Ear/On-Ear

Para la limpieza de este tipo de auriculares hay que tener en cuenta que tienen partes frágiles, como las almohadillas de espuma o de cuero, las cuales pueden dañarse fácilmente.

1. Prepara una mezcla con agua templada y jabón.

2. Quita las almohadillas y limpia el exterior del auricular con un paño humedecido en la solución preparada.

3. Retira el exceso de humedad con un papel absorbente o con una toalla suave y deja que se sequen al aire libre.

4. Si el modelo de auricular no ofrece la opción de quitar las almohadillas, para realizar la limpieza, usa un bastoncillo de algodón humedecido con alcohol. Este líquido se evapora rápido, por lo que la humedad no podrá dañar los auriculares.

5. Para poder limpiar y desinfectar la superficie de la malla de los auriculares, utiliza una gasa previamente humedecida con alcohol. Frota la superficie que deseas limpiar y también los lugares donde el bastoncillo no llega.

6. Deja que los auriculares se sequen bien al aire libre y vuelve a colocar las almohadillas.

Recuerda limpiar tus auriculares con frecuencia para evitar la acumulación de suciedad.

Compartir este artículo